Reportaje

Avance de Persona 4 Golden

Por Mercedes López
-

La serie famosa saga de juegos de rol Shin Megami Tensei tuvo en 1996 su primer Spin Off con la serie Persona, que ha crecido lo suficiente para tener entidad propia. Y ahora, su mejor entrega, Persona 4, se relanza en PS Vita con un montón de novedades…

Entre los jugadores y la prensa japonesa, la serie Persona está considerada como una de las mejores dentro de los juegos de rol, equiparándola a Final Fantasy en sus mejores tiempos. Eso, para ir abriendo boca, ya sirve para hacerse una idea de qué estamos hablando. Su última entrega, Persona 4, se lanzó en España  en 2009, justo cuando PS2 comenzaba su ocaso y PS3 despegaba, un “extraño” momento que hizo que muchos se lo perdieran, algo a lo que también ayudó el hecho de que no llegara traducido.

Como otros capítulos de la serie, Persona 4 recurre a elementos de la psicología analítica de Carl Gustav Jung para presentarnos un juego de rol diferente en muchos aspectos. Empezando por su ambientación, que nos lleva a un alejado pueblecito japonés donde nunca pasa nada, para asistir al instituto local durante un curso entero, como un nuevo estudiante recien transferido.

Rol nipón... pero poco o nada convencional

Su trama tampoco es típica. En ella tendremos que investigar unos misteriosos asesinatos y desapariciones con un grupo de protagonistas que tienen un do especial: entrar en una dimensión paralela a través de un televisor en los días de lluvia. Hasta sus mecánicas de juego son poco convencionales, y combinan elementos de RPG (combates por turnos, personajes que suben de nivel…) con elementos de simulador social,  tratando aspectos como a ir a clase, responder a las preguntas de los profesores, estrechar lazos con los compañeros o buscar trabajo.

Hasta  su interfaz y banda sonora son radicalmente distintos a lo que ofrecen otros juegos de rol nipones Y es que todo en P4 es diferente a lo que hayas visto antes en el género, hasta las mecánicas según el momento del día dentro del juego en que estemos: por el día somos un estudiante aparentemente “normal” y por la noche, entramos en la dimensión paralela, donde nos esperan combates por turnos y podemos invocar a diferentes “Personas” durante los combates.

¿Psicología en un juego de rol?

Estas Personas nos concederán habilidades como ataques eléctricos o mayor daño físico y son solo uno de los primeros elementos de la filosofía de Carl Jung a los que hace referencia el juego. Para ser exactos, el propio título del juego, “Persona”, hace referencia a la cara social que un individuo proyecta al resto del mundo, mientras que nuestros principales enemigos, las sombras, reflejan los miedos y la parte oscura que todos escondemos. Son solo 2 ejemplos, pero hay muchos, muchos más…

Así, en los primeros compases del juego tendremos que vencer a las sombras de nuestros  compañeros de equipo, para que se reconcilien con su parte más “oscura” (que es otro de los principios de Jung) y así sus Personas nos podrán ayudar en combate… Sobra decir que estos combates por turnos al principio son sencillos, pero que poco a poco van ganando tintes más estratégicos, dando como resultado unos combates profundos y a la vez amenos, y se insertan bien en su variado desarrollo.

Las opciones en combate serán las típicas, desde ataques físicos que causarán un daño variable según el arma que portemos a ataques especiales de nuestra Persona, que consumen puntos y no podemos abusar de ellos (ataques físicos, afines a un elemento…), sin olvidar opciones como usar ítems para recuperar energía o ponernos en posición de bloqueo. Incluso podemos pulsar triángulo para “autoatacar”…

Un enorme mundo concentrado en un instituto

Solo el prólogo del juego, para contarnos la trama principal y mostrarnos la base del sistema de juego, puede llevar fácilmente más de 3 horas, y que esta duración apenas es un pequeño “lunar” en su gigantesca duración, donde no faltan tareas opcionales y mucho por ver y por hacer y con variados personajes a los que conocer, desde profesores a alumnos, cada uno con un perfil psicológico muy marcado.

De hecho, siguiendo con la filosofía de Jung, el protagonista será el único personaje “vacío”, capaz de controlar a más de una Persona (podremos equipar una distinta a través de cartas de Tarot) y nosotros podremos darle forma con nuestras decisiones en, por ejemplo, los diálogos con otros personajes. Si decimos a los demás lo que quieren oír, nuestros lazos con ellos serán más fuertes más rápido, lo que facilitará el avance en el juego… aunque en el fondo odiemos a ese personaje.

Este tipo de acciones se verán reflejadas en lo que el juego llama Social Links, y que conllevan invertir tiempo en nuestras relaciones sociales con los amigos para que se traduzcan en unos lazos más fuertes, que incluso van subiendo de nivel a medida que intimamos. Así, las mejoras en las relaciones del mundo real se traducirán en mejoras para la dimensión paralela, que por ejemplo, se plasmarán en nuevas habilidades para nuestra Persona o que ésta incluso se transforme.

Sobra decir, además, que el juego nos permitirá visitar diferentes zonas de Inaba, el pueblo donde transcurre la acción, desde un centro comercial a un pequeño templo. Pero, además, cuando consigamos conducir motos, nuestro radio de acción se ampliará, y con ello las posibilidades del juego. Y es que no nos cansaremos de decirlo: P4G es un juego enorme en todos los sentidos.

Los extras de la edición "ampliada"

Por si todo esto fuera poco, además, la edición Golden viene con un montón de contenido extra: ofrece una nueva compañera llamada Marie que tendrá su propia subtrama, un nuevo barrio con nuevas tiendas al que podremos ir una vez conduzcamos motos, más prendas para vestir a los protagonistas, nuevas Personas, nueva intro y mucho más. Pero, lo mejor de todo, es que el juego incluirá funcionalidad online muy en la línea de lo visto en Dark Souls.

Así, podremos ver los mensajes que han dejado otros jugadores que hayan pasado antes por ahí o incluso solicitar ayuda para que nos restauren la salud si ven nuestra petición. Añadidos que mejoran aún más las virtudes y duración de un excepcional juego, aunque eso sí, mantendrá el principal “fallo” del original en esta edición Golden: volverá a llegarnos con textos y voces en inglés, un detalle que probablemente lo alejará del gran público. Y eso es una verdadera pena.

Pero si en su día te lo perdiste en PS2, controlas algo de inglés, tienes una Vita y además te va el género, no tienes excusa para perderte uno de los mejores títulos que promete dejarnos la nueva portátil en 2013. Y es que, una vez que lo pruebes, no podrás dejarlo… Nosotros lo jugamos en PS2 y hemos vuelto a caer rendidos ante sus incontestables bondades. Aunque sea un remake, este tipo de joyas es lo que necesita Vita. ¿Te lo vas a perder?

Lecturas recomendadas