Reportaje

Avance de Plants vs Zombies Garden Warfare

Por Rafael Aznar
-

Plants vs Zombies Garden Warfare llegará a Xbox One y Xbox 360 el 27 de febrero. Estará enfocado totalmente al multijugador y, en sus batallas, se enfrentarán hasta veinticuatro jugadores, divididos entre vegetales y no muertos. El género del shooter gritaba a pleno pulmón por una buena dosis de oxígeno como la que le insuflará el estudio PopCap, experto en botánica virtual.

De un tiempo a esta parte, el género del shooter se ha convertido en un secarral de ideas. Los títulos bélicos han proliferado por doquier, sin que casi nadie hiciera demasiado por aportar un poco de originalidad. Sin embargo, PopCap Games, el estudio responsable de juegos como Bejeweled o Peggle, ha abonado su particular bancal y está a punto de cosechar un título de lo más particular: Plants vs Zombies Garden Warfare, que llegará a los graneros de Xbox One y Xbox 360 el próximo 27 de febrero. A priori, se trata de una exclusiva temporal para las consolas de Microsoft, pero, a lo largo de la primavera, llegará a PC e incluso ha habido rumores más que insistentes sobre una futura traslación a PS4.

El juego se enmarca dentro de la licencia de Plantas contra Zombis, pero el desarrollo no es el de un “tower defense” como el original, que tan bien funcionó en móviles, sino que se ha apostado por un desarrollo de shooter en tercera persona. La estrategia ha dejado paso a la acción. Asimismo, se trata de un título muy enfocado hacia el multijugador, hasta el punto de que no hay un modo Historia como tal. A partir de ahora, parece que ese enfoque online va a ser muy recurrente, pues también será clave en títulos de postín como Titanfall o Destiny.

Jardines contra cementerios

Hemos tenido acceso ya a una versión casi definitiva del juego para Xbox One, y lo cierto es que ofrece diversión instantánea, especialmente para los más jóvenes. La jugabilidad será la típica de los shooters, con los dos joyticks para moverse y mirar alrededor, el gatillo izquierdo para apuntar, el gatillo derecho para disparar o el botón X para recargar. El subtítulo del juego ya lo deja claro, guiñándole el ojo a Call of Duty Modern Warfare. Ahora bien, habrá hasta ocho personajes con los que jugar (cuatro zombis y cuatro plantas), cada uno con varias habilidades muy diferenciadas, lo que hará que las partidas sean tan variadas como estratégicas, ya que habrá que cooperar activamente con los compañeros de escuadrón y tener en cuenta que las habilidades especiales tendrán un límite de uso y un tiempo de recarga.

Al jugar con las plantas, podremos elegir entre el lanzaguisantes, el girasol, el cactus y la planta carnívora. La primera podrá convertirse en una torreta estática, correr y lanzar granadas con forma de berenjena. El segundo contará con un potente rayo de sol y podrá curar a sus congéneres. En cuanto al tercero, podrá lanzar minas, colocar barreras para bloquear el paso de los enemigos y desplegar robots voladores con forma de cabeza de ajo. Finalmente, la planta carnívora, aunque no podrá disparar como los otros, sí podrá escupir ácido paralizante, meterse bajo tierra o zamparse a los oponentes abordándolos por la retaguardia.

Si elegimos ser zombis, habrá otras cuatro clases: soldado, ingeniero, científico y all-star. No pudimos jugar con ellos, pero sí se saben algunas de las habilidades de las que harán gala. Por ejemplo, el soldado contará con una mochila para propulsarse por el aire, mientras que el ingeniero podrá desplegar “drones” aéreos. El científico, por su parte, podrá curar a los aliados cercanos, en tanto que el all-star podrá utilizar escudos protectores.

Habrá tres modos de juego: Garden & Graveyards, Team Vanquish y Garden Ops. Los dos primeros enfrentarán a dos bandos de doce jugadores (para un total de veinticuatro contendientes en pantalla). En Garden & Graveyards, el bando de las plantas deberá defender su jardín-base del ataque de los zombis, que tratarán de convertirlo en un cementerio, mientras que en Team Vanquish el objetivo será más directo: enviar al equipo rival al vertedero. Por su parte, Garden Ops será un modo cooperativo para hasta cuatro jugadores, en el que habrá que hacer frente a oleadas sucesivas de zombis dirigidos por la IA.

Hay que destacar que la versión de Xbox One contará con más contenidos que la de 360. En concreto, serán dos “submodos”. Por un lado, habrá cooperativo local a pantalla partida, para dos jugadores; por otro, habrá compatibilidad con Kinect y SmartGlass para que otra persona tenga una visión panorámica del campo de batalla y pueda desplegar diversas ayudas (salud, explosivos, estaciones de resurrección), en la línea de lo visto en juegos como Battlefield 4. Tal vez por ese motivo, la versión “mayor” del juego costará 39’95 euros, por los 29,95 de la “menor”.

Poniéndonos en sus zapatos de raíces

Por ahora, sólo hemos podido probar el modo Garden Ops, en su versión para Xbox One a pantalla partida, y nos ha dejado muy buen sabor de boca. Salvando las diferencias, recuerda bastante a los modos Horda de Gears of War. A lo largo de sucesivas oleadas, deberemos proteger un jardín de las acometidas de los zombis. Para ello, además de con nuestros disparos, contaremos con la posibilidad de plantar diversos artefactos de apoyo (torretas de ataque, girasoles curativos) en una serie de macetas que habrá distribuidas por el campo de batalla. A eso, hay que añadir el componente estratégico de las habilidades. Por ejemplo, las berenjenas explosivas del lanzaguisantes atraerán la atención de los enemigos, mientras que las minas del cactus servirán para fortificar una zona a cal y canto.

Lejos de ser un “mata-mata” anodino, el transcurso de las oleadas será bastante variado, pues la dificultad irá en aumento y nos abordarán todo tipo de enemigos, a cada cual más hilarante. Al principio, sólo saldrán zombis normales y corrientes, pero, poco a poco, empezarán a aparecer todo tipo de chiflados, que resultarán más difíciles de abatir: con conos a modo de gorra, con protecciones de fútbol americano, con ataúdes, con periódicos… Lo mejor es que, cada cinco rondas, aparecerán uno, dos o hasta tres jefes de lo más estrambóticos: moles, bailarines al más puro estilo del mítico Disco Stu (de Los Simpson) o el mismísimo Yeti. Asimismo, de cuando en cuando, surgirá un tipo de zombi que cargará con una bomba gigante y al que habrá que abatir antes de que logre depositarla en nuestro jardín zen.

Batalla desenfadada y desenfrenada

Plants vs Zombies Garden Warfare se caracterizará por el tono humorístico, apto para gente de todas las edades, lo cual no suele ser habitual en el género. Por si el propio aspecto de las plantas y los zombis no fuera ya desternillante, se podrán personalizar con cientos de objetos, que se desbloquearán a medida que juguemos y obtengamos monedas (se supone que también habrá micropagos para “ahorrar” tiempo, aunque serán opcionales).

El número de mapas rondará los diez. Por ahora, nosotros hemos visto dos del modo Garden Ops, y parece que el tamaño será relativamente grande, con numerosas escaleras y callejuelas para dar lugar a refriegas a diferentes niveles. Todo estará construido con el motor gráfico Frostbite 3, el mismo que se pudo ver en Battlefield 4 y que se ha convertido ya en el estándar de Electronic Arts para la nueva generación.

Tras lanzar el interesante Peggle 2 hace unos meses, PopCap Games seguirá con su intento de ganarse un hueco entre el público más joven de la nueva generación. El 27 de febrero, sabremos si su guerra jardinera da los frutos deseados, de momento en exclusiva para Xbox One y 360.

Lecturas recomendadas