Reportaje

Avance del Profesor Layton en 3DS

Por Roberto J. R. Anderson
-

Ya hemos podido recorrer los primeros episodios en español de la nueva aventura del profesor Layton, su primera incursión en 3DS, y nuestras impresiones han sido muy buenas. El juego mantiene el carisma, estructura de desarrollo y mecánicas básicas de sus predecesores, pero al mismo tiempo supone una renovación que ya se iba haciendo necesaria. ¿Y qué mejor ocasión para ello que el salto a una nueva consola?

Lo primero que llama la atención es el aspecto visual, lo cual es lógico teniendo en cuenta que es el primer juego del profesor en una consola más potente. Level-5 ha construido esta vez sus personajes y escenarios a base de modelados y estructuras 3D, en detrimento de los sprites de los títulos de DS. El cambio se ha realizado de manera sublime, y los personajes no han perdido ni un ápice de personalidad. Más continuistas son las escenas animadas, que siguen la senda marcada por los anteriores juegos.

Sin embargo, a lo largo de todas las partes del juego hay algo que destaca y ensalza los gráficos: el poderoso efecto 3D, siempre presente. A pesar de que este juego acompañó a 3DS en su lanzamiento japonés, se trata de uno de los títulos que mejor ha aprovechado hasta el momento esta característica de la consola. La belleza tanto de los modelados de los personajes como de las escenas animadas se elevan gracias al gran uso del 3D. Quizás se le podría haber sacado más jugo también para el funcionamiento de los puzles, aunque estéticamente se ven agraciados por la experiencia tridimensional. Que por cierto, además de los 150 puzles que el juego trae de primeras, también podremos descargar un puzle diario por día durante un año, lo cual añade 365 pruebas mentales al número inicial.

Pero la renovación de Layton va más allá de la evolución gráfica. Después de cuatro juegos en los que las mecánicas de exploración se mantuvieron intactas, Level-5 ha ideado un nuevo e inteligente sistema que se asienta en los cimientos ya conocidos pero proporciona una jugabilidad más cómoda e intuitiva. Esta vez contaremos con una lupa con la que podremos explorar a fondo cada escenario, y al pasar la lupa por encima de un punto de interés se volverá naranja, indicándonos la presencia de un elemento de interés. Se acabó lo de aporrear con el stylus todos los puntos de la pantalla en busca de monedas escondidas: este nuevo método nos ayudará a encontrarlas de una manera diferente y mejor. También hay zonas en las que la lupa se volverá azul, en las cuales podremos hacer zoom para descubrir rincones secretos.

Los prodigios de Montedore

En cuanto al argumento, lo primero que hay que tener en cuenta es que este juego es la segunda entrega de la trilogía iniciada con La Llamada del Espectro, que narra hechos previos a los tres primeros títulos. Sin embargo, y como sucede en todos los juegos de Layton, el argumento es independiente y perfectamente comprensible aunque no se haya jugado a las anteriores entregas.

Esta vez, el profesor Hershel Layton, su ayudante Emmy Altava y su nuevo aprendiz Luke Triton se desplazan a Montedore, una ciudad que en menos de dos décadas ha pasado de ser un humilde hostal a una población grande y rica. Pero lo verdaderamente misterioso es la presencia en la ciudad de un hombre enmascarado que se dedica a realizar aparentes prodigios como convertir a los habitantes en piedra o hacer que los cuadros del museo cobren vida.

Tales hechos están en cierto modo conectados al pasado del profesor y, si en El Futuro Perdido ya tuvimos la ocasión de ver flashbacks de un Layton más joven, esta vez echaremos la vista atrás y lo conoceremos (e incluso podremos controlarlo) cuando era un chaval de 17 años que vivía con su familia en Stansbury. Conoceremos también a sus padres y a Randall Ascot, el mejor amigo de la juventud de Layton y que le infundió su pasión por la arqueología, aunque desapareció en extrañas circunstancias durante aquella época.

Un maletín lleno de sorpresas

Por otra parte, y siguiendo la tradición de la saga, el maletín del profesor ofrecerá nuevos minijuegos: un robot de juguete con el que superar circuitos al estilo de anteriores minijuegos, una tienda en la que demostrar nuestro potencial como comerciante y un teatro en el que deberemos convertir a un conejo en un gran actor.

Todos los juegos de El Profesor Layton hasta la fecha han sido garantía de una calidad indiscutible, y en 3DS la saga va a seguir caminando con paso firme. Sus novedades jugables, su evolución gráfica y su impresionante efecto 3D, unidos a los excelentes elementos habituales de la franquicia y un nuevo y apasionante argumento formarán un producto irresistible y uno de los juegos más interesantes del catálogo de 3DS.

Lecturas recomendadas