Reportaje

Avance de Rainbow Six Siege para PS4, One y PC

Por Jorge S. Fernández
-

Hoy os traemos el avance de Rainbow Six Siege, hemos estado jugando su alpha cerrada.

Una de las franquicias de juegos de acción táctica en primera persona más prolíficas en PC y consolas han sido siempre los ambientados en el universo creado por Tom Clancy en sus diferentes libros. Estos juegos, siempre guiados por tensiones políticas, secuestros, rescates y toda la emoción que ello lleva a su alrededor, son el caldo de cultivo perfecto decenas de situaciones de acción que caben perfectamente en un FPS táctico como el que hoy nos ocupa.

Hemos jugado la Alpha cerrada de Rainbow Six Siege, el nuevo título de Ubisoft que promete llevar el universo Tom Clancy hasta nuevos niveles de diversión cooperativa. La Alpha todavía está verde, como es lógico a estas alturas de desarrollo, pero a pesar de ello nos lo hemos pasado en grande con las partidas que hemos podido jugar. El rollo de poli malo y poli bueno, encaramarse a un lado de la ecuación y hacer todo lo posible por salir triunfadores cobra una nueva dimensión en este juego. 

Personajes y habilidades 

Como en todo multijugador táctico y bélico que se precie, debemos elegir bien nuestro rol antes de empezar a jugar. Hay que decir que esta Alpha viene limitada sólo a modo multijugador, con esta única opción como disponible y con una elección de mapas totalmente aleatoria. Así que antes de saber dónde vamos a combatir, nos toca elegir tipo de unidad. De momento en la Alpha hay disponibles 7 tipos de unidades distintas. Pero en la página oficial de Rainbow Six Siege hay slots preparados para explicarnos el funcionamiento de hasta 20 tipos distintos de unidades de élite, por lo que esta elección podría resultar tremendamente difícil en la versión final.

De momento, los disponibles son Sledge, que como su propio nombre indica es el primer integrante del grupo en abrir paso, gracias a su mazo de enorme envergadura es capaz de abrir cualquier fortificación realizada por los enemigos. Mute es un ingeniero de comunicaciones que nos permite interferir en los elementos de comunicación enemigos para interceptar sus mensajes y entorpecer sus tácticas. Smoke va siempre equipado con granadas de gas químico que permitirán dañar a todo aquel que se encuentre en el radio de acción de la nube de humo. Thatcher es capaz de deshabilitar los aparatos electrónicos de los alrededores gracias a sus granadas de pulso magnético. Thermite es clave en cualquier incursión, gracias a sus potentes cargas incendiarias, es capaz de acabar con cualquier barricada en segundos. Castle es el experto en barricadas y es capaz de sellar una habitación en pocos segundos. Ash es la indicada para abrir brechas donde haga falta, su arma con lanzagranadas incorporado es capaz de destruir cualquier defensa y desmontar las barricadas enemigas.

Con este plantel de personajes, la elección debería adaptarse al rol que más nos guste, ya sea de más acción o táctico. 

Qué divertido es un secuestro… en la ficción 

Si, la verdad que es una de las situaciones más divertidas, si hablamos de un FPS de acción táctica como este. En la Alpha de Rainbow Six Siege hemos jugado siempre el mismo modo, el único disponible, que nos colocaba aleatoriamente en el bando “captor” o en el de los liberadores. Como es lógico, los captores son presuntos terroristas y los liberadores son integrantes de los famosos SWAT. Una vez elegido el personaje con el que vamos a jugar, saltamos a una pantalla donde se muestra un croquis de planta del lugar que vamos a defender o atacar. Si vamos a defender, antes de que los demás jugadores escojan un lugar del edificio, o en este caso del avión presidencial, podremos seleccionar el sitio desde el que comenzar la partida. Puede tratarse en el caso del avión presidencial, de la sala de reuniones en la planta superior, la bodega en la inferior, las dependencias personales etc. En el mapa seleccionamos nuestro lugar favorito o más adecuado para jugar según nuestras características, y a tirar millas. Entonces pasamos a una primera fase de preparación de la defensa o ataque del lugar. Si somos de los primeros, es un momento ideal para entre todos los integrantes del equipo desplegar las defensas necesarias para repeler el ataque enemigo.

Básicamente vamos a poder tapiar puertas, crear barricadas móviles para esperar al enemigo etc. En el lado contrario, pues debemos intentar averiguar dónde se encuentra el rehén que tienen retenido los captores. Para ello entra en juego la última tecnología. A través de unos pequeños vehículos dirigidos a distancia y equipados con cámara, podemos recorrer durante unos segundos las dependencias de los captores para intentar encontrarlo y así guiar a nuestros compañeros. No siempre es posible, por lo que muchas veces nos tocará ir a ciegas.

Una vez terminada esta fase, los dos equipos de 5 jugadores ya se encontrarán listos para comenzar la pugna por llevarse al rehén. Y aquí vale todo, aunque depende del lado en que nos encontremos. Nosotros hemos podido jugar en ambos bandos, y hay que decir que son igual de divertidos. Si te dedicas a defender al rehén de los rescatadores, la tensión que vamos a vivir esperando a escuchar los disparos de los SWAT en busca del este no tiene precio. Normalmente los cinco integrantes del equipo se suelen encontrar muy cerca entre sí, y si no hay una buena estrategia común, puede que todo se vaya al garete bastante rápido. La espera puede durar bastante, por lo que podemos aprovechar para consultar las cámaras de seguridad y comprobar que nadie está intentando acceder por alguna de las vías de entrada.

Lo más curioso es que los SWAT pueden llegar desde cualquier sitio. No siempre van a intentar acceder por la puerta, como la gente educada, sino que hay que mantenerse lejos de las paredes porque estas pueden volar en un momento dado y dejarnos a descubierto. En Rainbow Six Siege el entorno es totalmente destructible, lo que dispara las opciones para poder llegar a un punto desde distintos lugares, ya sea tirando paredes o volando puertas. Para estas ocasiones lo mejor es montar una barricada móvil y tirar para adelante. Una vez se desencadena el infierno, se desata toda la adrenalina guardada en los momentos previos y pasamos a la acción. Aquí es clave estar coordinados con los compañeros, por lo que cuanto más nos conozcamos mucho mejor, pero como es lógico, en la Alpha de Raibow Six Siege no ha existido esta complicidad, al jugar con compañeros aleatorios. Hay que decir que en caso de ser alcanzados, nuestros compañeros podrán revivirnos acercándose a nosotros y viceversa.

Si estamos en el lado de las fuerzas especiales, pues las cosas se ven de otra manera. En la fase del avión presidencial que hemos jugado, y que habéis podido ver en el Gameplay, hay varias vías de acceso al avión, pero como es lógico nos estarán esperando, por lo que es importante valerse de drones y pequeños vehículos de radiocontrol para explorar el terreno e intentar asegurar una incursión lo menos arriesgada posible. Una vez más, en la Alpha hemos jugado con completos desconocidos y aunque escuchábamos a los demás jugadores hablar a través de sus micrófonos, la coordinación ha sido nula, por lo que cada uno ha hecho la guerra por su cuenta.

Una vez en el fragor del combate, Rainbow Six Siege nos ha dejado con un sabor de boca espectacular. Los diferentes artilugios electrónicos disponibles, así como la posibilidad de fortificarse y las herramientas para neutralizar estas defensas son lo mejor de este juego, que de momento está en una fase muy temprana. De los dos equipos, el que mantenga en su poder al rehén antes del tiempo estipulado, será el ganador. Pero todo puede pasar, porque una bala de los captores puede salirse de su trayectoria e impactar fatalmente en el rehén, lo que daría la victoria automática a los SWAT. 

Apartado técnico 

Poco podemos añadir sobre este aspecto, porque las opciones de configuración en esta Alpha están muy limitadas y es muy pronto para sacar conclusiones. Sólo decir que el entorno gráfico es fluido y nos mete de lleno en la acción, con mapas de dimensiones y aspecto bastante reales. Seguro que de aquí a su lanzamiento podemos disfrutar de unos gráficos bastante mejores que los actuales, que de momento cumplen perfectamente. En cuanto al sonido, pues lo mismo, correcto sin más. Lo más divertido es escuchar a los demás miembros del equipo hablando a través de sus micrófonos. 

Primeras impresiones 

Para ser sincero, no lo he pasado mejor en un FPS multijugador desde hace mucho tiempo. Los roles tan bien diferenciados de captor y SWAT están manejados por Ubisoft magistralmente. Rainbow Six Siege nos ha mostrado unos personajes y roles que tienen verdadera utilidad, en un entorno totalmente destructible que no nos asegura seguir con vida en ningún lugar en el que estemos agazapados.

[gallery:114720]

Toda la emoción, tensión y peligro que se viven en estos asedios en la realidad, se convierten en pura diversión en este juego. Lo mejor de todo es que aún es una Alpha, y no queremos ni pensar todo lo que podría evolucionar este juego de aquí a su lanzamiento, presumiblemente a finales de año para PC, Xbox One y PS4. Podría convertirse perfectamente en el FPS táctico del año, si, es pronto para decirlo, pero unos pocos minutos con Rainbow Six Siege, sirven para comprender lo divertido que es, y será este juego. Os recomiendo que lo sigáis muy de cerca si os gusta el género porque tiene pinta de que va a ser un imprescindible.

Lecturas recomendadas