Reportaje

Avance de Resident Evil Revelations 2

Por Rafael Aznar
-

Resident Evil Revelations 2 está ya a la vuelta de la esquina. Semanalmente, desde el 25 de febrero hasta el 18 de marzo, se podrán descargar en formato digital los cuatro capítulos que conformarán la nueva entrega de la famosa saga de terror de Capcom, convertida en los últimos tiempos en un frenesí balístico del que, al menos a priori, este título afirma renegar. Hemos podido catar una nueva sección de la campaña, así como el modo Asalto, y la declaración de intenciones parece ser un poco más sincera que la de RE6 en su día.

Resident Evil vuelve a estar de moda, si es que algún día dejó de estarlo. Desde que en 2012 vieran la luz el primer Revelations y la sexta entrega numerada, no habíamos visto ningún título inédito de la que fuera gran pionera del ‘survival horror’, aunque sí sendas conversiones en alta definición, del citado juego de 3DS y del que vio la luz en Gamecube en 2002, que llegó a las tiendas virtuales hace apenas una semana. Capcom siempre ha sido muy dada a recuperar entregas de la saga para llevarlas a nuevas plataformas, algo de lo que pueden dar cuenta todos los títulos principales de la saga (0, 1, 2, 3, Code Veronica y 4 acabaron saliendo en alguna plataforma distinta a las de origen, e incluso 5 y 6 llegaron a PC mucho más tarde que a PS3 y Xbox 360). Por suerte, tras el más que necesitado período de barbecho, por fin está al caer una entrega inédita.

Se trata de Resident Evil Revelations 2, la secuela de lo que, en su día, se planteó casi como un ‘spin off’ para portátil, aunque con valores de producción y una trama tan importantes como los de las entregas canónicas. Es decir, nada que ver con las subsagas menores Gun Survivor, Outbreak u Operation Raccoon City. Curiosamente, esa entrega fue infinitamente mejor que la que vendría unos meses después para plataformas de sobremesa, RE6, que resultó ser una ensalada de tiros sin pies ni cabeza, lo cual, además, contradecía de manera flagrante lo que Capcom había proclamado a los cuatro vientos: el regreso al terror. El juego de 3DS tampoco es que fuera un ‘survival horror’ puro como los de antaño, pero contaba con un equilibrio entre acción y suspense (que no miedo, ojo) mucho más satisfactorio. Esta secuela va a seguir por el mismo camino, lo cual es una excelente noticia, tras el esperpento que, para muchos, incluido un servidor, fue la sexta entrega.

En anteriores episodios…

Lo primero que hay que destacar es el formato de comercialización por el que ha optado Capcom para esta nueva entrega, que, en buena medida, se cree que pueda ser un banco de pruebas de cara a saber por qué enfoque optar de cara al futuro RE7, porque, pese a lo mucho que público y fans renegaron de RE5 y RE6 por su deriva hacia la acción, resulta que vendieron a espuertas, y ya se sabe que poderoso caballero es don dinero… Aclarado eso, vayamos a lo que importa. Aprovechando la estructura por capítulos de la campaña, al más puro estilo televisivo, con momentos cumbre y recordatorios de sucesos al principio de cada episodio, la compañía japonesa ha optado por una política de comercialización como la que TellTale Games ha venido usando con sus aventuras gráficas en los últimos años, aunque con unos plazos de tiempo previstos de antemano y mucho mejor definidos. Así, primero, se lanzarán cuatro episodios en formato digital; una vez publicados todos, llegará una edición física con contenidos adicionales.

El primer episodio llegará el 25 de febrero, mientras que los otros tres lo harán a lo largo de las semanas sucesivas, es decir, el 4, el 11 y el 18 de marzo. El precio de cada uno por separado será de 5’99 euros, aunque también habrá una versión digital completa por 24,99 euros. El 20 de marzo, para los más clásicos, que siguen siendo mayoría, llegará la versión física, que costará 39’95 euros en su versión para PS3-360-PC y 49,95 euros en su versión para PS4-One. La diferencia de precio de la edición física se justifica, en parte, por la inclusión de dos episodios extra, que incidirán en las historias de Moira Burton y Natalia Korda, cuatro trajes exclusivos (uno por cada protagonista), el pack de mapas Throwback para el modo Asalto y los personajes Albert Wesker y Hunk para ese mismo modo. Más adelante, en algún momento de la primavera, llegará la versión de PS Vita.

Gracias a este formato, se pretende también experimentar con el creciente auge de las redes sociales. Así, en la página web oficial del título, se fomentarán las discusiones para que los usuarios teoricen sobre el final de cada capítulo y los sucesos que estén por llegar. Es decir, se busca imitar la retroalimentación típica de la audiencia televisiva.

Dos veteranos y dos novatas, interrelacionados

Resident Evil Revelations 2 contará con cuatro protagonistas, que, por parejas, representarán las dos caras de una misma moneda. Por un lado, estarán Claire Redfield, a la que no veíamos desde Code Veronica, y Moira Burton. La hermana de Chris formará parte de Terra Save, una organización encargada de luchar contra el bioterrorismo, igual que la hija de Barry, que será una recién incorporada. Sin embargo, durante el cóctel de bienvenida a la nueva recluta, un misterioso grupo de soldados irrumpirá en el edificio y las secuestrará, de modo que se despertarán en una misteriosa prisión situada en una isla abandonada. Así, entrará en juego Barry Burton, un exmiembro de STARS al que no veíamos desde hace mucho tiempo y que es uno de los personajes más queridos de la saga. Al enterarse del secuestro de su hija, partirá raudo en su búsqueda. Nada más llegar a la isla, se tropezará con Natalia Korda, una misteriosa niña que se convertirá en su sombra y le ofrecerá su ayuda.

Dado ese planteamiento argumental, la campaña combinará ambas historias, de tal modo que, a priori, según los desarrolladores, algunas de las decisiones que se tomen en una parte influirán en la otra. Como sucedía en RE0, podremos alternar libremente entre los dos personajes que estén siendo protagonistas en ese momento. Claire y Barry ejercerán un rol muy similar en ambas parejas, como el personaje fuerte capaz de empuñar armas o golpear con mayor contundencia a los afligidos, que serán el tipo de enemigo predominante, como sustitutos de zombis, ganados o bows. Por su parte, Moira y Natalia servirán más como apoyo, aunque cada una tendrá unas habilidades muy diferenciadas. Moira no podrá usar armas de fuego, por algún tipo de trauma, pero dispondrá de una linterna, que le permitirá cegar a los enemigos momentáneamente, y una palanca para golpearlos. En cambio, Natalia, que no será una niña corriente, podrá pasar por recovecos estrechos para abrir ciertas puertas a Barry y, lo que es más importante, tendrá un poder especial para percibir a los enemigos (así como sus puntos débiles) y los objetos ocultos que haya por los escenarios. Esta vez, sí habrá cooperativo para dos jugadores, pero sólo será local, a pantalla partida.

Tras la última demo a la que hemos jugado, que duraba una media hora y mostraba la llegada de Barry a la isla y su encuentro con Natalia, podemos decir que el juego sigue casi a pies juntillas el planteamiento suspense-acción del anterior título. Los desarrolladores de Capcom afirman que es una vuelta a las raíces, pero, al menos por lo que hemos jugado hasta ahora, hay que matizar. La sensación de suspense es un hecho, favorecida por los escenarios oscuros, el uso de la linterna (Barry también tiene una) o los gruñidos de los afligidos, pero lo aclaramos desde ya: no da miedo, o no al menos en el sentido clásico del término. Las primeras entregas de la saga basaban mucho su terror en el sistema de cámaras fijas y en su antediluviano control, y eso, más para bien que para mal, se ha perdido. En la demo, no había ningún susto reseñable, y os lo dice alguien que las pasó canutas en su día jugando al RE de Gamecube o a títulos como Project Zero 2.

Como contrapunto al suspense, hay que decir que la gestión de los suministros, en especial de la munición, tampoco nos ha parecido particularmente problemática, aunque puede que fuera por la demo. Es cierto que, a lo largo del escenario (primero, la famosa prisión y, luego, un pequeño bosque con una cabaña), no encontramos muchas cajas de balas, pero, al empezar, llevábamos de serie un buen puñado para la pistola y la ametralladora, suficientes para perforar a decenas de afligidos. El control es muy similar al del primer Revelations, con posibilidades como poder disparar o usar el cuchillo al mismo tiempo que nos movemos, pero se ha pulido. Lo más destacable es la posibilidad de agacharse, al más puro estilo The Last of Us o The Evil Within, para tratar de coger a los enemigos por sorpresa y apuñalarlos, lo que amplía las estrategias de sigilo. Sobre el sistema de apuntado y la forma de acribillar a los enemigos, nos ha recordado también al título previo, por suerte, y no a RE6, que era un engendro de Gears of War que no sabía adónde pretendía llegar.

Donde Capcom sí que ha querido que haya acción a raudales es en el modo Asalto, que contará con cooperativo tanto local como online. Este modo de juego, que ya se presentó en el anterior título y que recuerda un poco al famoso Mercenarios, nos invitará a recorrer unas 200 misiones acribillando enemigos que se irán generando espontáneamente, para obtener llaves con las que abrir cerraduras para poder llegar hasta el final del nivel. Tanto nuestro personaje como los enemigos tendrán un nivel de experiencia (hasta 100) e iremos desbloqueando diversas armas y habilidades a medida que juguemos. Así, en los escenarios, podremos abrir ciertos cofres que contendrán vinilos que, una vez en el menú, se podrán meter en una gramola, a cambio de unas monedas, para desbloquear lo que quiera que contengan.

De momento, se han confirmado cuatro personajes (Claire, Barry, Wesker y Hunk), aunque en la demo vimos seis casillas, así que faltarían otros dos por confirmarse, que no deberían ser ni Moira ni Natalia, dadas sus limitaciones. Una de las novedades del modo Asalto es que no repetirá, simplemente, los escenarios de la campaña, sino que muchos estarán hechos específicamente para él. Uno de los que pudimos probar nos recordó mucho al mercado chino por el que había que pasar en la campaña de RE6, así que es de esperar que muchos niveles estén recuperados de otras entregas. Mención especial merece la música que acompañará a esos niveles (podéis oírla en el gameplay que hemos publicado hoy mismo), que acentuará el tono arcade de la propuesta.

El colchón intergeneracional

La versión del título que pudimos probar para hacer este avance era la de PlayStation 4, y se veía bastante bien, pero no está entre lo más granado de la nueva generación. No en vano, estamos ante un título que no sólo verá la luz en PS4, Xbox One y PC, sino también en PS3, Xbox 360 e, incluso, PS Vita, cuya versión se anunció a última hora, lo cual es significativo. Pese a que la primera entrega se creó para 3DS y su versión HD llegó también a Wii U, las plataformas de Nintendo se van a quedar sin el título, paradójicamente. Lejos queda aquel acuerdo de exclusividad que se firmara en los tiempos de Gamecube y que, inicialmente, se plasmó en el ‘remake’ de RE, en RE0 y en RE4, aunque, a la postre, sólo la precuela del cero a la derecha se ha mantenido fiel a él, al menos hasta el momento.

La versión de nueva generación correrá a 1080p y 60 fps, a priori. De lo que hemos podido ver en la demo, nos quedamos con los contrastes de luz entre las zonas oscuras y la linterna, que promete dar mucho juego. El diseño de los afligidos también nos ha gustado. Es cierto que los modelados son bastante clónicos, como ya lo fueran los de las bows, pero hay novedades. Por ejemplo, habrá 'barrigones', 'forzudos' y hasta ciertos 'charcos' en el suelo, que, al dispararles, explotarán, generando una pequeña explosión que afectará a quienes estén alrededor. Respecto al diseño de los personajes, todos se han hecho expresamente para este título y, aunque no hacen tanto alarde como otros juegos contemporáneos, cumplen bien. Hemos visto algún que otro fallo menor, como alguna parte de un cuerpo que traspasaba momentáneamente un escalón, pero nada grave.

Conviene destacar que el juego vendrá con las voces dobladas al castellano. Precisamente, el primer Revelations fue pionero en esa materia, y la adaptación de las voces, que antiguamente era una quimera (salvo por el obligado ‘español’ de los pueblerinos y los monjes de RE4), se ha convertido ya en una costumbre.

Una fórmula peculiar, pero con buenos mimbres

Resident Evil Revelations 2 iniciará su andadura en apenas un mes. Lo que hemos visto de él por ahora nos ha convencido, lo que se añade al gran sabor de boca que nos ha dejado el HD Remaster de la primera entrega. No parece que vaya a ser un ‘survival horror’ puro y duro, salvo sorpresa, pero sí se va a apartar de la bacanal de acción mal implementada que fue RE6, y eso es algo que hay que celebrar con entusiasmo. El regreso de dos personajes icónicos como Claire Redfield y Barry Burton, unido a los fichajes de Moira Burton y Natalia Korda, promete dar bastante juego. Habrá que ver la duración y la rejugabilidad de la campaña (se habla de unas dos o tres horas por episodio), pero el modo Asalto, con su cooperativo, promete ser un complemento ideal. A partir del 25 de febrero, sabremos si, de verdad, el mal empieza a recuperar la esencia de cuando habitaba en Raccoon City y se lo asociaba a palabras como ‘T-Virus’, ‘Umbrella’ o ‘STARS’.

Lecturas recomendadas