Reportaje

Avance de Rise of the Tomb Raider en Xbox One

Por Borja Abadie
-

Rise of the Tomb Raider, de Crystal Dynamics, ya es jugable. Xbox nos invitó a las oficinas del estudio en San Francisco para ver una demo jugable de las nuevas aventuras de Lara Croft en Xbox One y charlar con los responsables de la nueva Lara.   

ACTUALIZADO (1/6/2015): La cuenta oficial de Xbox España ha publicado el nuevo tráiler de Rise of the Tomb Raider con subtítulos en español. Os lo dejamos para que lo disfrutéis junto al avance, ¡que aproveche!

ORIGINAL (19/3/2015): Rise of the Tomb Raider es uno de los juegos más esperados del 2015 y nosotros tuvimos la suerte de ser el único medio de comunicación español invitado a la presentación en sociedad de la nueva entrega de la saga. Durante nuestra visita pudimos pasear por las oficinas de Crystal Dynamics en San Francisco, charlar con los responsables de Rise of the Tomb Raider y asistir a una demo jugable realmente espectacular. Era jugable sí, aunque desgraciadamente para todos (para mí en especial, qué narices) el mando lo controlaba uno de los directores del juego. 

Cada nuevo dato que se conoce de las aventuras de Lara remueve ríos de tinta virtual en Internet. Por eso, no es de extrañar que el anuncio sobre la exclusividad temporal en Xbox One y Xbox 360 haya causado tanto revuelo entre los usuarios. Desde que se anunciara en el pasado E3 2014 con un espectacular tráiler, apenas hemos conocido nuevos datos sobre el juego, salvo algunas imágenes de arte conceptual y poco más. Por eso, cuando nos dijeron que si nos apetecía ir a San Francisco para ver el juego en movimiento, no nos lo pensamos ni un segundo y nos presentamos en las oficinas de Crystal Dynamics. "Ola ke ase, vengo de la hobby por el tema ese de Tomb Raider"

El inicio de un nuevo viaje

Antes de comenzar con la demo quiero confesar que soy un gran fan de la saga y que jugar a Tomb Raider en Sega Saturn (sí, ya sé que la versión de Play molaba más) es uno de los recuerdos más bonitos que tengo de esta afición/hobby/arte/industria/ocio. De regalo por esta aportación personal que en nada os interesa, os dejo con un dato curioso. Los pechos de Lara Croft, famosos en el mundo entero, fueron un error de Toby Gard, el creador de la heroína, al que convencieron para dejar su sugerente fallo en la versión final. Toby, de hecho, abandonó el barco después del primer juego porque no le gustaba cómo estaban enfocando el tema  de Lara como icono sexual en Core Design (aunque luego volvió para colaborar con Crystal Dynamics en la trilogía anterior al reboot de 2013 que tanto nos gustó).

Bueno, al lío. Lo primero que tenemos que dejar claro es que nosotros pudimos ver la versión de nueva generación, la de Xbox One, que es en la que están trabajando en Crystal Dynamics. La versión de 360 está siendo desarrollada por un estudio externo, Nixxes Software, que ya se encargaron del port Tomb Raider Definitive Edition y de Lara Croft and the Guardian of Light. En Crystal Dynamics prefieren centrarse en la versión de nueva generación y así no pensar en ese tipo de limitaciones técnicas.

Ha pasado un año desde que Lara naufragase en la misteriosa isla de Yamatai enfrentándose a su primera aventura. Y digo primera porque el juego de 2013 sirvió como reinicio de la saga, empezando de cero con su historia. Después de lo que vio allí (no os destripo nada), Lara no puede volver a la vida "normal", no encaja en la sociedad y no hace otra cosa que buscar pruebas de que lo que le sucedió fue real. Encima, ha sido desacreditada y tratada como una chiflada por contar semejantes vivencias (de ahí que visitara al psicólogo en el tráiler que vimos en el E3). Nadie la cree, pero después de un año rastreando el globo, descubre un antiguo misterio que puede ser lo que está buscando. Todas las pistas la encaminan a la Ciudad Perdida de Kitezh.

La leyenda cuenta que la ciudad rusa de Kitezh se sumergió en el mar en el siglo XIII para evitar la invasión de los mongoles (los de Mongolia, no los otros. Mongolia el país, no el periódico. ¡Basta!). Según las pistas que ha ido recogiendo Lara, el que consiga encontrar la ciudad también encontrará una tumba ancestral en la que se encerró el alma de un poderoso profeta. El que posea el alma del profeta será inmortal.

La ciudad, desgraciadamente, también ha despertado el interés de la corporación Trinity. ¿Y eso qué es lo que es? Los que hayan completado al 100% (o casi) la pasada entrega recordarán, si es que se fijaron, que al reunir algunos de los GPS y los documentos que había escondidos por los mapeados Lara podía leer e incluso comentaba algo ella misma en voz alta, algunas menciones a la corporación. Por lo visto Trinity llegó a la isla antes que la propia Lara pero algo salió mal y tuvieron que marcharse. Lara aún desconoce qué es lo que quiere exactamente la corporación pero no quiere que se le adelanten otra vez así que se embarca en un viaje a Siberia para tratar de encontrar la ciudad perdida.

La cazadora de tumbas renace

La demo empezó con Lara andando por la nieve. La verdad es que llevamos 20 segundos de demo y ya estamos impresionados con el rastro de las huellas que deja nuestra heroína al andar por la nieve. Es el efecto más realista que hemos visto de este tipo. Noah Hughes, director creativo de Rise of the Tomb Raider y maestro de ceremonias de la demo, aprovecha para comentarnos que las huellas se irán borrando a medida que la nieve vaya cayendo y que los animales también dejarán un rastro que podremos seguir para darles caza. Pero aún es demasiado pronto para eso.

Lara debe escalar por una pared de hielo usando su piolet. Que quede claro, no estamos seguros de si es el mismo piolet que le ha tomado prestado su colega Nathan Drake en Uncharted 4, pero Lara salta de borde en borde mientras escala con la soltura de siempre. De repente, llega hasta una zona con un abismo demasiado grande para cruzarlo de un salto, así que Lara aprovecha la presencia de Jonah (el simpático muchachote que aparecía en la anterior entrega) para balancearse de un lado a otro atada a su compañero.

Sin darnos tiempo, otro destello de nueva generación vuelve a dejarnos boquiabiertos. Una gigantesca avalancha arrastra toneladas de nieve a toda velocidad hacia la arqueóloga. El comportamiento de la nieve, en cuanto a la simulación de físicas, es realmente imponente. El ritmo de juego es vertiginoso, la tendencia de los escenarios a derrumbarse a nuestro paso sigue tan presente como en el reinicio de 2013. Lara acaba escapando tras deslizarse ladera abajo mientras esquiva todo tipo de peligros y acaba cayendo en una zona de nieve virgen, que le cubre hasta la cintura.

Después de tantas emociones fuertes toca montar un campamento. La señorita Croft busca un poco de leña y despelleja la piel de un ciervo muerto (que andaba casualmente por los alrededores) para encender una hoguera. Las fogatas volverán a servir para realizar mejoras en la protagonista y su equipamiento, como en la pasada entrega. Tras el merecido descanso nos topamos con el primer combate de la demo, un gigantesco oso. Lara sale corriendo y, tras una trepidante escena en forma de QTE, comienza la pelea.

Mirando de reojo a los sandbox

Lo primero que llama nuestra atención, al margen de la calidad de las animaciones y el realismo del modelo de Lara y del plantígrado, es que la curación ya no es automática. Ahora tendremos que ir recogiendo hierbas y trapos para curarnos en mitad del combate, exponiéndonos a que nos ataquen mientras tanto. También podremos crear munición en mitad de las batallas para adaptarnos mejor a los enemigos con los que nos enfrentemos. Entre los tipos de munición que pudimos ver durante la demo nos encontramos con flechas flamígeras, explosivas y hasta venenosas, que serán el recurso perfecto para herir de gravedad a los rivales que van equipados con armaduras de combate.

Sin embargo, lo que más nos ha sorprendido es que el sistema de combates se acercará más al de un sandbox que al de la pasada entrega, gracias a las múltiples posibilidades que tendremos para afrontar las batallas, como nos comentan sus propios creadores. Podremos escoger entre ser sigilosos y tratar de pasar desapercibidos (aunque habrá momentos en los que la lucha será inevitable) o enfrentarnos de tú a tú con nuestros enemigos. Incluso podremos usar los cadáveres de nuestros enemigos para dejarles una trampa a sus colegas. 

Lara contará con nuevos movimientos, como escondernos en los arbustos para atacar por sorpresa a los rivales como escalar árboles o cornisas desde las que lanzarnos a por los enemigos. Como veis, la influencia de Talion y su Sombras de Mordor se deja ver también aquí. La siguiente habilidad nos puso los pelos como escarpias nada más verla. Y es que Lara ¡podrá bucear! Lo que vimos en la demo era un simple buceo cerca de la superficie para pillar a los enemigos por sorpresa desde el agua, que ya mola, pero queríamos saber más.

Aunque lo intentamos de mil maneras, incluso poniéndonos la careta de periodista de investigación, en Crystal Dynamics no quisieron confirmarnos si también exploraremos buceando las profundidades o si sólo será un recurso más para los combates. Y ahora llega el momento de la apuesta personal. Yo creo, y quiero hacerlo, que sí que podremos hacerlo. Más que nada porque Kitezh puede ser una ciudad sumergida al estilo de la Atlántida y nos encantaría descubrirla buceando, la verdad.

Este lejano aroma a sandbox también salpicará a la exploración. Desde mi punto de vista, una de las mayores virtudes de Tomb Raider (2013) frente a sus competidores fue precisamente que, dentro de lo pasillero, ofrecía escenarios más grandes, con varios caminos y a los que podíamos volver para descubrir secretos. En esta ocasión, los escenarios serán entre dos y tres veces más grandes, una dimensión que empezaría a ser más que respetable para sentir verdadera libertad al explorar.

Podremos visitar los mismos escenarios en distintas horas del día y con diferentes climas, lo que afectará al comportamiento de los animales salvajes y de los enemigos. La fauna salvaje crecerá mucho en número, aunque nosotros vimos sólo ciervos, lobos y un oso. Incluso tendremos que dar a caza a animales "raros", que sólo aparecerán en determinadas circunstancias de clima y horario. De ellos obtendremos los materiales más valiosos para hacer las mejoras. Además, harán las veces de protectores de las tumbas que podremos explorar.

Conviene aclarar, como de hecho quisieron hacer desde el estudio, que no todo serán entornos con nieve y hielo en esta entrega. Vamos, que esto no es "Canción de Hielo y Nieve". Habrá una zona de la región que exploraremos llamada Oasis, en la que la temperatura será mucho más calurosa y el entorno más desértico, como podéis ver en una de las imágenes más abajo. 

La sensación, en definitiva, será la de enfrentarnos a un entorno más vivo, grande y hostil que nunca. Crystal Dynamics también ha decidido aumentar el número de tumbas secundarias que podremos explorar, así como su tamaño y el número de puzles a los que nos enfrentaremos en su interior. Lamentablemente, así acabó la demo, con un vídeo en el que nos mostraron, a modo de adelanto, la escala que tendrán las tumbas y criptas. Jamás podré perdonarles que no nos enseñasen algo más de esas tumbas tan "pintonas" que nos dejaron ver en el teaser.

Con ganas de más Tomb Raider

Técnicamente nos ha parecido espectacular, con unos personajes tremendamente reales. De hecho, han capturado por primera vez las expresiones faciales de los actores (a lo Gollum) para hacerlo todo más real. Lara se parece a la del reinicio aunque, como ya pasaba en cierta medida en la Definitive Edition, el nuevo motor gráfico la hace parecer un poco distinta (ni mejor ni peor). La física de la ropa se ejecutará en tiempo real, al igual que las luces y las sombras de los espectaculares efectos de partículas.

Uno de los grandes aciertos técnicos de la pasada entrega fue lo bien que Lara se integraba y se adaptaba a todo los entornos por los que iba pasando, desde el frío helador o el dolor hasta cómo pasar por un estrecho pasadizo. Gracias a la potencia del nuevo motor sus gestos nos hicieron creer que estaba más viva que nunca.

El nuevo sistema de iluminación creará unas texturas más reales que nunca pero, si lo que te estás preguntando es si llegará a 1080p o a 60fps, siento comunicarte que aún no han querido desvelarlo. Eso sí, lo hemos visto en movimiento y podemos afirmar que es, muy probablemente, el juego más fluido y resultón que hemos visto en Xbox One (sin bromas que os conozco).

En cuanto a la polémica sobre la exclusividad temporal no creáis que no lo intentamos. Si antes nos pusimos la careta de periodista de investigación aquí nos disfrazamos directamente de mosca cojonera pero nada, ni un mísero dato. Lo único que conseguí fue sacarles un poquito de quicio, como podréis leer en el extenso reportaje del próximo número de la edición impresa de Hobby Consolas. Aprovecho la cuña publicitaria para adelantar que tendrá más curiosidades de la saga, entrevistas y hasta un pequeño repaso a la historia de Crystal Dynamics. 

La sensación que nos ha dejado esta primera toma de contacto con Rise of the Tomb Raider ha sido excelente. Por lo poco que hemos visto, nos ha parecido una entrega continuista pero amplificada, aumentada en sus proporciones y cargada con suficientes novedades jugables como para justificar que creamos que será uno de los bombazos del 2015. Más aún si tenemos en cuenta la promesa de Crystal Dynamics, que yo ahora hago publica para que conste en acta, de que se han guardado muchos ases en la manga para ir soltándolos en el futuro. Ya sólo nos queda que se haga futuro ya.

Lecturas recomendadas