Reportaje

Avance de Saints Row Re-Elected y Gat out of Hell

Por Borja Abadie
-

Deep Silver y Volition nos traen Saints Row Re-Elected a PS4, Xbox One y PC para unirse a la moda de las remasterizaciones de nueva generación. Una versión que incluye todos los contenidos de Saints Row IV aparecidos hasta la fecha en PS3 y 360 junto a la esperada expansión Gat out of Hell. Ya lo hemos probado y, como en Hobbyconsolas.com somos un gobierno democrático y muy transparente, te lo contamos todo.  

Saints Row Re-Elected llegará el próximo 23 de enero a PS4, Xbox One y PC sumándose a la ya larga lista de remasterizaciones de juegos de la pasada generación en las nuevas consolas. Volition y Deep Silver saben que aún hay muchos usuarios de PS4 y Xbox One que no han probado la última edición de su disparatado sandbox o, peor aún, que hay muchos que ya lo jugaron pero que igual acaban mordiendo el anzuelo de la remasterización ante la falta de grandes títulos de nueva generación en el mes de enero.

Gracias a Zinyak esta nueva edición vendrá cargada de contenido. Tendremos todos los DLC's aparecidos para Saints Row IV en PS3, Xbox 360 y PC hasta la fecha. Eso incluye todo tipo de pijaditas y tontunas para personalizar la apariencia de nuestro personaje, un buen surtido de armas que no estaban en el juego original y, sobre todo, las misiones de esos DLC: How the Saints Save Christmas y Enter the Dominatrix. Pero... ¿entonces, qué diferencia hay entre esta nueva versión y la Game of the Century Edition que salió el verano pasado? Pues, en su inmensa mayoría, ninguna. En cuanto a contenido la única novedad será la posibilidad de jugar a la nueva expansión, Gat out of Hell, que también sale para PS3 y Xbox 360 en forma de descarga digital. Conviene aclarar que esta nueva expansión no requerirá que tengamos Saints Row IV para poder jugarla. De hecho, son juegos completamente separados. Podremos descargarla en todas las plataforma sy, además, conseguirla junto a Saints Row Re-Elected en formato físico en PS4 y Xbox One.

Los santos acaban en el infierno

Así que, como veis, la mayor novedad de esta edición para consolas de nueva generación es la inclusión de la expansión Gat out of Hell en el pack. En este nuevo DLC independiente tomaremos el papel de el mítico Gat o de la bella Kinzie que descenderán al mismísimo infierno para evitar que la hija de Satán se case con nuestro querido presidente. Belcebú a elegido al personaje que creábamos en Saints Row IV para desposar a su hija ya que fuimos el humano que más muertes había provocado en la historia de la humanidad. Todo un honor. 

El infierno, conocido aquí como Nuevo Hades, estará formado por 5 granes zonas completamente nuevas: la favela, la guarida, la forja, el erial y el centro, aunque el estilo será muy parecido al de Saints Row IV con una paleta formada por rojos y algunos detalles demoníacos por aquí y por allá. Así mismo, nos encontraremos con 5 aliados en cada una de las zonas, ilustres inquilinos del infierno como Shakespeare, Vlad el empalador, Barbanegra o Dane, el dueño de industrias Ultor que vimos en la entrega original.

La manera de movernos por el mapa será muy similar a la que vimos en Saints Row IV pudiendo esprintar a toda velocidad y saltar increíbles alturas pero, en esta ocasión, dispondremos de unas alas demoníacas que nos permitirán volar (podéis ver en este gameplay cómo funciona). Parecía el siguiente paso lógico para desmadrarlo todo un poco más. El control, por lo que hemos podido comprobar hasta ahora, funciona a las mil maravillas durante el vuelo. La cámara no siempre nos ofrece la mejor vista de nuestro revoloteo pero cumple la mayor parte del tiempo. Una vez que mejoramos este poder de volar recogiendo clústers como en el juego original recorremos los escenarios sin apenas tocar el suelo, lo que no deja de ser un cambio interesante. Por supuesto, las típicas carreras ahora se harán volando.

Entre las actividades también nos encontramos con los ya clásicos fraude al seguro o caos, junto con alguna nueva tarea, como salvación que nos invita a recoger volando cuerpos que van cayendo desde el cielo antes de que desciendan a los infiernos. También encontramos clústeres coleccionables para mejorar nuestras habilidades, torres de extracción que debemos controlar (capturando distintos territorios), cofres secretos de barbanegra, audios, etc... Vamos, tantas actividades distintas y cosas por hacer como en la aventura original.

En cuanto a los poderes con los que contaremos, al marge de supersprint y volar que ya hemos comentado, vuelven de la entrega original el pisotón (sísmico, succión y de luz sagrada) y la descarga (pétrea, de alma y sombría) y dos novedades, el aura, que es una idem que nos rodea haciendo daño a los enemigos (de fuego helado, vampírica y de adoración) y nuestra favorita, la invocación, un poder que nos sirve para traer de la nada a un grupo de duendes, una torre de posición que dispara y hasta a un titán, una especie de archidemonio.

El arsenal de nuevas armas incluye de todo: pistolas, escopetas, lanzagrandas... pero nos quedamos con el aguijón de diamante, un subfusil que dispara dinero y que obtiene más monedas de los enemigos caídos o el empalador maldito, una mezcla de ballesta y escopeta realmente mortífera.

El salto a la nueva generación

Técnicamente el juego no era ninguna maravilla en PS3 y Xbox 360 aunque nos encantó su jugabilidad, como podéis ver en nuestro análisis, pero la verdad es que esperábamos más del salto a las nuevas consolas. Tan acostumbrados como estamos en estos días a recibir todo tipo de remasterizaciones parace que ya nos vale cualquier cosa, o eso han debido pensar desde Volition ya que la mejora gráfica es prácticamente nula. Es cierto que las texturas han sufrido un aumento de resolución, más bien diremos que reescalado, y que algunos efectos de partículas se ven mejor pero, a la hora de la verdad, cualquiera diría que estamos jugando a un juego de PS3 o 360, y no de sus nuevas hermanas.

Otro detalle que no nos ha entusiasmado de la expansión Gat out of Hell es la ausencia de radio con la que escuchar decenas de canciones. En Saints Row IV era uno más de los incentivos que nos mantenían enganchados gracias a su espectacular lista de hits pero en esta ocasión se ha sustituido por una música específica para la expansión que pocas veces oímos durante la exploración.

A medida que vayamos conociendo todos los secretos y posibilidades de Saints Row Re-Elected y Gat out of Hell saldremos de ésta y de otras dudas (como si ofrece una duración suficiente para justificar su precio o si el pack merece o no la pena para los que ya hayan jugado al Saints Row IV original) aunque, por ahora, nos ha parecido tan divertido como siempre y tan mediocre técnicamente como siempre. El sentido del humor y lo disparatado de sus mecánicas siguen estando en plena forma e incluso nos hemos enocntrado con nuevas habilidades y poderes que nos han encandilado, pero nuestro análisis será el que finalmente disipe todas las dudas. Stay tuned!

Lecturas recomendadas