Reportaje

Avance para Los Sims Medieval

Por Sergio Gracia
-

Parece que Los Sims, cansados de tanta fiesta, de tanto ir a la oficina a trabajar, de tanta factura de la luz y, en definitiva, del presente, han decidido retroceder unos cuantos siglos en el tiempo para saber lo que era vivir en la Edad Media, eso sí, una Edad Media un tanto fantástica, llena de magos, monstruos, caballeros, duelos a muerte y arrogantes reyes con tanto poder como poco seso (con el peligro que ello conlleva).

Electronic Arts y Maxis han decidido darle una vuelta de tuerca a una de las sagas más vendidas y populares de la historia de los videojuegos. Los Sims Medieval llega como un soplo de aire fresco a una franquicia que parecía haberse estancado. Sin duda, un movimiento inteligente por su parte, pero lo que más nos interesa es saber si este Sims nos va a divertir tanto o más que los originales.

¿Un cuento de hadas y caballeros?

Pues sí, más o menos de eso trata Los Sims Medieval, de meternos de llenos y ser partícipes en un cuento de hadas, valerosos y apuestos caballeros y damas en apuros... aunque puede que la historia sea algo diferente a lo que nos contaron de pequeños en las historietas. La nueva ambientación le dará al juego un aspecto completamente diferente, aunque realmente las bases sean exactamente las mismas que las de los anteriores Sims, es decir, podremos crearnos nuestro Sim, un héroe al que podremos dar vida con un buen repertorio de aspectos a personalizar. Pero no sólo deberemos alicatar el aspecto del personaje, sino también su personalidad gracias a sus Rasgos y Defectos Fatales, los cuales definirán cómo de trabajador es, si tiene vicios que le puedan perjudicar o si se trata de un Sim amigable y sociable.

A la hora de crearnos un Sim deberemos escoger entre los diez tipos diferentes de héroe que tendremos a nuestra disposición: bardo, caballero, espía, herrero, mago, médico, mercader, monarca, sacerdote jacobino y sacerdote pedrino (y es que la religión jugará un papel importante en Los Sims Medieval). Como os imaginaréis, cada una de estas clases tienen su propósito y forma de ganar dinero, la elección de uno u otro dependerá únicamente del tipo de juego que queramos seguir, aunque a medida que avancemos podremos tener más de un héroe a nuestro cargo, por lo que la variedad de héroes será una opción más que viable.

La dura vida de un Sim Medieval

Si la vida de un Sim normal te parecía complicada (tanta fiesta y relaciones sociales no pueden acabar bien, se mire por donde se mire), imagínate la de un aristócrata en el Medievo que debe atender a todos sus invitados, prestar atención a sus súbditos y, aunque parezca mentira, mancharse las manos en labores como recoger madera o sacar piedra de una cantera. En Los Sims Medieval no sólo deberemos cuidar nuestras relaciones con los que nos rodean, sino que también deberemos realizar tareas de lo más dispar, entre las que se encuentran las misiones y responsabilidades.

Al completar misiones recibiremos dinero y puntos de recursos. Algunas de estas misiones podrán resolverse de varias formas posibles, y dependiendo del camino que escojamos seremos recompensados con unas u otras bonificaciones. Por otra parte las responsabilidades serán pequeñas tareas que deben realizarse en un tiempo límite. No serán obligatorias, pero sí que nos ayudarán a mantener a nuestro héroe ocupado y contento y, cómo no, también nos reportarán premios.

Uno de los Sims más importantes será el monarca, el mandamás del reino. Nuestro rol influirá directamente en cómo nos ven los demás Sims. Podremos ser un gobernante bondadoso y piadoso o un temible rey que ajusticia a cualquiera por mera diversión. Si nuestro espíritu es más aventurero, podremos retar a un duelo al caballero de turno, para ganarnos la gloria ante la victoria o ser testigos de cómo nuestro orgullo se rompe en mil pedazos ante la derrota. Todas las acciones que realicemos tendrán una repercusión, tanto en los sims implicados como en nosotros mismos.

Especulación constructora

Si hay algo que caracteriza esta saga eso es su nivel de customización, tanto en los propios Sims como en su entorno, y en Los Sims Medieval no iba a ser menos. Podremos decorar nuestro castillo como nos plazca, con cientos de adornos diferentes y muchos estilos a elegir. ¿Que somos un mago chiflado? pues lo suyo es tener un trono de roca viva con dos enormes orbes a los lados. ¿Que el combate es nuestra pasión? qué mejor que decorar la sala del trono con armas y armaduras de lo más variopinto. Iluminación, suelos, paredes, estructuras, decoración... una enorme base de datos a la que recurrir para dar rienda suelta a nuestro lado más creativo, ideal para decoradores de interiores frustrados.

El castillo será una parte importante del reino, eso está claro, pero el pueblo también requiere que se le preste atención. Podremos construir diferentes edificios para conseguir que nuestro reino sea conocido en todo el mundo y mucha más gente quiera venir a vivir a nuestra hermosa ciudad. Si lo que queremos es dar un paseo al aire libre tenemos un montón de sitios para visitar, aunque siempre deberemos ir con cuidado, pues nunca se sabe qué tipos de malhechores pueden salir al acecho en el camino, y tal vez debamos llevar con nosotros la espada para poder hacerles frente.

El juego correrá bajo el motor de Los Sims 3 con algunas mejoras. Su aspecto visual será colorido y alegre. Uno de esos juego que ofrecen mil y una posibilidades y que puede dar muchas horas de diversión sin apenas inmutarse.

Lecturas recomendadas