Reportaje

Avance de Super Smash Bros. for 3DS

Por Rubén Guzmán
-

Hay acontecimientos jugables que solo ocurren una vez por generación. Como Assassin's Creed, por ejemplo. Ah no, ese no. Como Super Smash Bros., queríamos decir. La nueva edición del torneo de lucha de Nintendo sale en invierno en Wii U, pero antes tendremos una versión de 3DS que tiene una pinta estupenda.

Nintendo se desenvuelve con alegría por esta época de sobreinformación, desvelando muchísimos detalles de sus juegos a través de sus Nintendo Direct o en las redes sociales antes de que estos salgan a la venta. Y el juego que más ha sufrido esta tendencia es el objeto de este avance, Super Smash Bros., pues hasta su propio director, Masahiro Sakurai, ha colgado día tras día detalles en su cuenta de Miiverse. Así que desvelar algo nuevo es difícil, pero vamos a intentarlo contándote lo que hemos sentido en nuestro primer contacto serio con el juego, o más en concreto con una versión muy cercana a la final, aunque aún no tenía la plantilla completa de luchadores y es posible que también faltaran modos de juego.

Tan furioso como siempre

El primer desafío al que se enfrentaba Nintendo era trasladar a una portátil la fluida experiencia que han ofrecido todos los Super Smash Bros. de sobremesa. Pues bien, eso se ha conseguido al 100%: hasta cuatro luchadores a la vez (más los ayudantes que haga falta) se mueven sin ralentización alguna en pantalla, independientemente de que haya zoom o de los constantes cambios que se producen en los escenarios. El sistema de combate también se ha trasladado a la perfección, con el stick para desplazarnos, saltar (lo que también puedes hacer con un botón) o bajar a una plataforma inferior, un botón para ataques normales, otro para los especiales (hay cuatro, en función de con qué dirección del stick combinemos el botón), más los gatillos para cubrirse y agarrar.

Y, como es habitual, este sencillísimo control se compensa con estilos de lucha completamente distintos para cada personaje. La plantilla será la más extensa de la historia de la saga, con 38 luchadores confirmados oficialmente (que eran los disponibles en la versión que jugamos), más los que ya sabemos que también están, porque el juego ha salido en Japón. A falta de una sesión de juego más larga, os podemos confirmar que nos ha gustado bastante Shulk, muy contundente en las cortas distancias, y la Entrenadora de Wii Fit, equilibrada en todos los sentidos (como no podía ser de otra forma).

El escenario de la lucha

Las versiones de Wii U y 3DS tendrán la misma plantilla de luchadores, pero algunos de los modos de juego serán distintos, y parece que todos los escenarios lo serán también. Y estas nuevas arenas de batalla han sido de lo que más nos ha impresionado. En la serie ya estamos acostumbrados a cambios bruscos de la zona de combate, pero es que en Super Smash Bros. for 3DS no habrá plataforma que se quede en su sitio mucho tiempo. En la versión que jugamos había 27 escenarios, y a nosotros hubo varios que nos gustaron especialmente. El que está inspirado en Super Mario 3D World presenta un scroll contante a través de una fase del mencionado juego, con zonas platafomeras de diversos tipos; el de Spirit Tracks es un tren en el que el vagón trasero cambia cada poco tiempo; el de Tomodachi Life es muy divertido, un edificio de apartamentos en el que alternativamente vemos el interior de los diferentes pisos; y el de Pokémon es un espectáculo: la plataforma sobre la que luchamos vuela y de fondo vemos vertiginosas tomas del escenario en 3D.

Los modos de juego

Otro de los puntos donde suele brillar la serie es en modos de juego, y ya hemos probado unos cuantos en esta versión portátil. Primero tenemos el modo Smash, las batallas multijugador en red local u online para cuatro jugadores, que a buen seguro serán el modo estrella cuando el juego esté en la calle. Son personalizables en todos sus aspectos, desde los accesorios que aparecerán en el escenario hasta las condiciones de victoria (número de veces que te expulsan del escenario en un tiempo limitado o vidas).

Smasventura ha sido el más publicitado, y la verdad es que es bastante original. Durante cinco minutos recorreremos un gran escenario 2D construido con jirones de decorados de otros juegos y habitado por malos de montones de sagas de Nintendo. Nuestro objetivo es acabar con enemigos y conseguir así mejoras de fuerza, resistencia y velocidad de cara a la batalla final, un combate de cuatro luchadores en el que nos enfrentamos a amigos o contra la CPU.

La Senda del Guerrero es lo más parecido que hemos visto al típico modo historia. Es una sucesión de solo seis combates, que varían en función de las bifurcaciones que elegimos en un mapa y que acaban con la batalla contra Master Hand. La gracias es que el sistema de dificultad está calcado del de Kid Icarus Uprising (juego también dirigido por Masahiro Sakurai): podemos elegir un nivel de dificultad entre 0 y 9… pagando por ella con la moneda del juego, los goldones. Cuanto más difícil, más caro, pero también mayor recompensa. Eso sí, si morimos no podemos continuar con el mismo nivel de dificultad, sino que automáticamente se baja un punto. Y los ataques y formas de luchar de los contrincantes varían enormemente según la dificultad elegida.

Leyendas de la Lucha: una sucesión de cinco combates que se ordenan según la fecha del juego en el que nacieron los rivales (es decir, en la primera pelea es más que probable que te las veas con Pac-Man y Donkey Kong). Solo tienes una vida para pasártelos y el daño se acumula de uno a otro, aunque dispones de tres ítems para reducirlo.

Estadio: un modo compuesto por tres minijuegos. En Bomba Smash golpeamos una bomba y la lanzamos para derribar una especie de andamio y destruir dianas. Al estilo Angry Birds, vaya. Béisbol consiste en golpear un saco con un bate para lanzarlo lo más lejos posible. Y Asalto es el típico modo de supervivencia en el que debemos acabar con oleadas de enemigos.

Super Smash Bros. for 3DS, te esperamos

También va a dar mucho juego el taller de personajes, donde mejoraremos al luchador que queramos añadiento potenciadores de fuerza, resistencia y velocidad, y podremos cambiar sus especiales (sí, los cuatro, podremos elegir entre tres diferentes para cada tipo de especial).

Naturalmente, en todos los modos ganamos goldones y trofeos, y sirven para desbloquear la ingente cantidad de contenidos ocultos. Buenos, si has llegado hasta aquí, permíteme darte la enhorabuena. Espero que te haya dado la impresión de que Super Smash Bros. for 3DS ofrece muchas cosas, porque nuestra sensación es que así es, y que ni mucho menos se tratará de una versión menor del juego de Wii U. Será igual de bueno en lo jugable y con sus propios modos, además de tener conexión para intercambio de datos con su hermano de la consola de sobremesa. Sale el 3 de octubre, día en el que todos disfrutaremos del más serio aspirante a juego del año que Nintendo ha producido en 2014.

Lecturas recomendadas