Reportaje

Avance de Thief

Por Daniel Acal
-

Robin Hood, Arsenio Lupin, John Dillinger, el Gran Halcón... Cine y literatura han dado cobijo a famosos ladrones, tanto reales como ficticios. Y los videojuegos no se han quedado atrás, con un ejemplo de lo más reciente: GTAV. Sin embargo Garrett, el ladrón que protagoniza el juego que nos ocupa, es bastante más sutil que nuestros compinches Michael, Franklin y Trevor...

Aunque es tan silencioso que no le detectaremos, el próximo 28 de febrero un ladrón de guante blanco se infiltrará en nuestras consolas y PC. No es un ladrón desconocido, ya que pudimos intuir su presencia en otros tres juegos que llegaron a PC en 1998, 2000 y 2004 respectivamente, aunque éste último, Deadly Shadows, también salió para la primera Xbox. Pero tranquilos si no habéis seguido sus andanzas hasta ahora, porque lo que están haciendo en Eidos Montreal es una "reimaginación" de la franquicia. Es decir, que no necesitas haber jugado a los anteriores para disfrutar a tope de este Thief.

Esto nos lo dejó muy claro el producer del juego, Joe Khoury, que se estuvo en Madrid hace unos días para mostrarnos una nueva demo del juego, que presentaba un tramo del juego distinto al que pudimos probar en el pasado E3. Lo jugamos en un PC con mando de Xbox 360, y aunque la beta era algo inestable, nos sirvió para hacernos una idea de lo que podemos esperar de este ladrón en esta generación de consolas.

Thief será una aventura de acción en primera persona que nos meterá en la piel de Garrett, un ladrón de guante blanco que se mueve silenciosamente entre las sombras de la Ciudad, una nebulosa y oscura urbe de ambientación victoriana que, según nos dijeron sus creadores, tendrá tanto protagonismo en el juego como el propio Garrett. Dicha ciudad esta podrida. El Barón la gobierna con puño de hierro y sus soldados patrullan por sus calles imponiendo su ley a la fuerza. Pero el pueblo oprimido ha encontrado un nuevo líder en la sombra. Su nombre es Orion, y bajo su batuta se prepara una sangrienta revolución que teñirá de rojo las calles de la Ciudad...

¿Qué papel tomará Garrett en todos esos acontecientos? ¿Qué oscuro secreto oculta este ladrón? Lo descubriremos en un desarrollo muy abierto, ya que no en vano Thief es de los mismos creadores que hicieron Deux Ex Human Revolution, título con el que encontramos no pocos paralelismos pese a que ambos lucen ambientaciones radicalmente distintas. Para empezar, los dos son aventuras de acción en primera persona. Porque aunque veais a Garrett manejando el arco en las pantallas del juego, Thief no es ningún shooter. Todo lo contrario. Al igual que pasaba en Deus Ex Human Revolution, habrá que calcular bien cada paso o lo pagaremos muy caro. La confrontación directa en Thief no suele ser la mejor opción...

Y esto lo comprobamos en la demo que jugamos casi desde el mismo momento en el que salimos de la torre del reloj que alberga el escondrijo de Garrett para internarnos en las sombras de la Ciudad. El mapeado parece bastante grande y la Ciudad se dividirá en siete partes, aunque en la demo no pudimos salir de una de ellas así que no sabemos si estarán toda la Ciudad estará abierta desde el principio del juego o no. Nuestra primera misión en este nuevo avance de Thief era encontrarnos con Basso, un contacto que nos dará trabajo. Es decir, nos propondrá cuatro robos en distintos puntos de este distrito (un cuadro, un espejo, una pluma...). Por supuesto, podemos encargarnos de ellos en el orden que queramos y por el camino incluso podremos activar alguna misión secundaria, además de afanar todo lo que pillemos por ahí, desde distintos coleccionables hasta objetos valiosos que podremos transformar en monedas de oro que nos servirán para comprar equipo.

Garrett podrá trepar por ciertas paredes, colarse por ventanas (forzándolas previamente), apagar velas y luces para aprovechar mejor las sombras... Manteniendo pulsado el gatillo izquierdo, Garrett puede correr, saltar y trepar por las superficies habilitadas para ello. Eso sí, esto no es ni Mirror´s Edge ni un Assassin's Creed, así que no penséis que vais a correr por los tejados con los ojos cerrados. Muchos saltos hay que calcularlos manualmente y como fallemos, la Ciudad se quedará sin su mejor ladrón... Para facilitarnos la tarea, Garrett cuenta con una visión especial que nos indicará con qué elementos del escenario podemos interactuar, la posición y el estado de los enemigos, etc.

Además de sus habilidades físicas, Garrett contará con un abanico de gadgets a la altura de su empresa, estructurado en la ya típica rueda con 10 slots. En Thief podremos usar ganzúas (con su correspondiente minijuego), una especie de garfío, siete distintos tipos de flechas... Efectivamente, el arco es una pieza clave del desarrollo aunque más que como arma lo usaremos para abrirnos camino por la ciudad (hay flechas que nos habilitarán puentes entre edificios, otras incluyen una cuerda por la que podremos trepar o balancearnos para llegar a lugares de otro modo inaccesibles...), o como elemento de distracción para los guardias (flechas incendiarias, flechas de agua para apagar a distancia...).

Como ocurría con Deus Ex Human Revolution, de la elección del equipo y las habilidades que tengamos (que también se podrán mejorar, al igual que algunas herramientas de trabajo) dependerá que podamos elegir más de un camino). Por ejemplo, si tenemos el gancho podremos acceder a un túnel de ventilación que nos puede llevar en linea recta a nuestro objetivo... pero si no lo tenemos, a lo mejor nos toca dar un buen rodeo. Thief nos ofrecerá bastante libertad para llegar hasta los objetivos. Y la observación del escenario será fundamental, tanto para encontrar el mejor camino como para encontrar la solución para determinados puzzles.

En cuanto al combate, ya hemos comentado que la confrontación directa no es una buena idea. Los soldados con los que nos topamos demostraron tener una buena inteligencia artificial y en cuanto nos detecten (tienen tres niveles de atención) pedirán refuerzos y un santiamén nos veremos rodeados... y reducidos. Lo mejor será idear maniobras de distracción teniendo en cuenta siempre el equipo del que disponemos y las características que presenta nuestro entorno. Y sorprenderles por la espalda de uno en uno (o de dos en dos a lo sumo), ya que en un combate directo Garrett tiene todas las de perder. Si conseguimos derribar a un enemigo podremos iniciar un movimiento de remate que es una de las pocas situaciones que se resuelven con una vista en tercera persona.

En cuanto al apartado técnico de Thief, sin ser revolucionario todo funciona como debe. La ambientación victoriana y el tono general del juego nos remite a Dishonored. Y como lo vimos en un PC (que es la plataforma madre en la que está siendo desarrollado el juego) tampoco pudimos hacernos una idea de cómo será en las nuevas consolas. Aunque sus creadores ya nos habían confirmado antes funciones exclusivas en PS4, como usar el sensor de movimiento para apuntar con el arco o usar la luz que emana del Dual Shock 4 para indicarnos si estamos bien ocultos o si por el contrario estamos espuestos.

Una edición especial digital exclusiva para PC (que incluye la banda sonora, un libro de arte también digital y diverso contenido descargable) y una misión extra, llamada The Bank Heist, como aliciente si reservas Thief en cualquier de sus versiones (también está incluida en la edición especial digital antes mencionada) pone la guinda a otro juego puente entre generaciones que, si bien no nos parece nada revolucionario técnicamente hablando, a la hora de jugar sí nos parece muy prometedor.

Lecturas recomendadas