Reportaje

Avance de Titanfall para PC

Por Jorge S. Fernández
-

Hemos jugado a la ópera prima de Respawn Entertainment, y queremos contaros las impresiones que técnicamente nos ha proporcionado Titanfall durante los primeros días de la Beta. 

No vamos a extendernos mucho más en otros detalles, porque para ello está el excelente avance con que nos deleitó nuestro compañero Rafael Aznar sobre la versión de Xbox One.


Lo que queremos es transmitiros a todos los peceros las sensaciones que nos ha aportado este frenético multijugador desde el punto de vista exclusivo de su versión para PC, y poniendo especial énfasis en su aspecto técnico. Teniendo en cuenta que poco se podía esperar ya de un título exclusivamente multijugador, hay que decir que esta Beta ha sido de las mejores experiencias jugables que he vivido los últimos años.

Os lo dice alguien al que pocas cosas de este mundillo le sorprenden, desde mi humilde y veterana experiencia con videojuegos. Jugar a Titanfall ha sido capaz de aportar en dos escenarios, más diversión junta de la que he disfrutado en un entrono multijugador hasta la fecha.

Partiendo de que estamos hablando de un juego ambientado en un mundo paralelo en un futuro lejano, con enormes titanes en forma de Mazinger Z o Transformers, hablar de fidelidad a la realidad se hace difícil, pero sí fidelidad a entornos bélicos futuristas, con los que muchos de nosotros hemos soñado más de una vez, al estilo de los marines coloniales de Aliens.

He de reconocer que abordaba mis primeras partidas con cierto escepticismo, ya que el hecho de que sea exclusivamente multijugador, pues como que me atraía poco o nada. Pero nada más lejos de la realidad, las partidas desde el principio enganchan por el diseño de los dos escenarios, que de momento tiene la Beta.

Y es que sobre todo en el modo Atrittion, uno de los cuatro disponibles y en el que luchamos contra otro equipo, es donde más se disfruta este tipo de escenario, que nos invita a tomar posiciones estratégicas y sobre todo, y más importante, nos permite movernos por el escenario sin fallecer a las primeras de cambio, lo que favorece esa sensación de estar realmente dentro de una batalla donde el sigilo y la estrategia tienen su recompensa.

Aunque el hecho más destacable sin duda es la fluidez de controles y la libertad de movimientos de los pilotos, con esos movimientos de Parkour y la ayuda de los pequeños Jetpacks que llevamos a nuestras espaldas. Así como la inclusión de los titanes, que definitivamente hacen de Titanfall un juego distinto a todos los demás.

Estas son las impresiones generales que me nos causado el primer trabajo de Respawn Entertainment. Pero tras estas impresiones, lo que vamos a hacer es centrarnos exclusivamente en el aspecto técnico que despliega en nuestros PC´s. Con algún video Gameplay, para que veáis como se desenvuelve en ordenadores de sobremesa y varias capturas para comprobar su calidad gráfica.

Controles a la altura

Titanfall, lo que sí nos transmite desde la fase de entrenamiento, es que los controles responden a la perfección a nuestras órdenes.

Con las tradicionales WASD controlaremos el movimiento de nuestro piloto o titán, pulsando shift correremos con ambos, con la tecla Q activaremos el escudo que devuelve los disparos a al pistolero de origen, con la tecla V llamaremos a nuestro titán cuando este se encuentre listo, con la tecla E nos introduciremos en él o eyectaremosjusto antes de que explote, y con la tecla F lanzaremos la ráfaga de misiles.


Estos son los controles genéricos de Titanfall, pero hay otros muchos con movimientos especiales. En cuanto a los controles del ratón, son los típicos, botón izquierdo dispara, botón derecho apunta y la rueda cambia de arma. Con la barra espaciadora activaremos los movimientos y saltos al estilo Parkour.

Multijugador sin lags

Hemos probado Titanfall en PC con una conexión de ADSL de teóricos 10MB, y la verdad que se ha portado de maravilla en todo momento. Da igual que estuviera petado el lobby de jugadores, y que aparezcan en pantalla tres o cuatro titanes y diez o veinte soldados a la vez, todo se sigue moviendo con fluidez, por lo que podemos aseverar durante las primeras partidas con la Beta, que el lag es inexistente.

Titanfall entra por los ojos

Aunque donde más nos sorprende es en el apartado gráfico, un buen termómetro para saber si un juego está se encuentra lo bastante afinado a estas alturas de Beta. Y vaya si lo está, gráficamente podemos decir que es de lo mejorcito visto a la fecha, por muchas razones.

La primera de ellas es el detalle con que están realizados los escenarios, lo dinámico de todo el entorno, y lo bien plasmada que está la arquitectura de estos, con escondites de todo tipo, como tuberías, entreplantas, escaleras, sótanos y un largo etcétera, todos ellos en medio de lo que en otros tiempos fue una ciudad de privilegiados empleados del sistema. O bien de una zona portuaria plagada de rincones y callejones desde los que poder pasar desapercibidos en el momento ideal.

Y no sólo esto, la agilidad de nuestros pilotos para el Parkour se ve beneficiada por la multitud de niveles de altura que tienen las edificaciones, desde sótanos a azoteas, existen muchas plantas entre medias, con patios, terrazas, techos derruidos, elementos que trepar como si fuéramos unos primates.

Y todo ello moviéndose con una fluidez absoluta, y con un detalle de texturas realmente sobresaliente. Esta Beta la hemos jugado con el nivel de detalle a tope, y en ningún momento se ha resentido nuestro ordenador, a pesar de juntarse en pantalla varios titanes, proyectiles y soldados en movimiento, así como decenas de explosiones a nuestro alrededor.

Todo ello teniendo en cuenta que aunque estamos jugando a Titanfall con un ordenador potente, la tarjeta gráfica usada es una Nvidia GT640, que es de gama media baja. Con el nivel de detalle a tope, la generación de los escenarios es muy lejana, los efectos de luz espectaculares, así como las explosiones y el polvo que levantan los titanes.

Sólo echamos en falta que las propias edificaciones puedan ser destruidas por los jugadores, porque actualmente por mucho que disparemos a una construcción con varios misiles a la vez, ésta no se inmutará lo más mínimo, a nuestro modo de ver, es el único pero que podríamos poner a esta Beta.

Toda esta fluidez de movimientos otorga a Titanfall a estas alturas de Beta un nivel de calidad gráfica y técnica realmente sobresaliente, que nos ha dejado con la boca abierta, sin poder evitar más de una vez, ser cazados mientras mirábamos la calidad de los escenarios a nuestros alrededor anonadados.

El sonido, al igual que los gráficos, raya a gran altura, con unos efectos que nos meten de lleno en la batalla, como si estuviéramos en ella. Es espectacular el sonido de nuestro Titán cayendo desde el cielo para plantarse ante nosotros, o el ruido mecanizado que generan la fricción de sus piezas.

Conclusión

Es una Beta, por lo que no hay que tomarse al pie de la letra todo lo comentado en estas primeras impresiones, a falta de un análisis final el día de su lanzamiento. Pero tenemos la sensación de que nuestros PC´s vivirán un antes y un después de Titanfall  en lo que al género multijugador se refiere.

La Beta de Titanfall rebosa adicción por los cuatro costados y calidad técnica a raudales. Pero lo mejor de todo, si los chicos de Respawn Entertainment no la pifian de aquí a su lanzamiento, es que enganchará tanto a los frikis del género, como a otros, que como yo, y por poner un ejemplo, no nos sentimos nada atraídos hacia un FPS que no tenga modo campaña.

Esperamos ansiosos el lanzamiento, no sé cómo serán las versiones de las consolas de nueva generación, pero aunque suene polémico, dudo mucho que puedan superar la calidad de esta versión para PC.

Lecturas recomendadas