Reportaje

Avance de Total War Warhammer

Por Jorge S. Fernández
-

En el avance de Total War Warhammer os contaremos las sensaciones que nos ha transmitido en la visita a The Creative Assembly en Londres.

Hace unas fechas tuvimos el placer de visitar las oficinas de The Creative Assembly a las afueras de Londres. En un típico día lluvioso de primavera pudimos disfrutar por primera vez de las primeras escenas de acción de uno de los títulos de estrategia más esperados por los amantes del género.

Y ya no sólo estos fans de la estrategia, sino las legiones de amantes del rico y prolífico mundo de Games Workshop que se recreará en la próxima entrega de Total War, titulada Total War Warhammer. Sin duda unir ambos nombres en un mismo juego es algo que muchos esperaban desde hace mucho tiempo, y como pudimos comprobar en Londres, es ya toda una realidad y se encuentra en fase de Pre Alpha.

Ya el hecho en sí de que la carismática saga de The Creative Assembly se vaya a ubicar y ambientar en un mundo de ficción alejado de los grandes escenarios de la historia a los que nos tienen acostumbrados, supone una auténtica revolución. Lo más interesante de este nuevo Total War Warhammer es comprobar cómo han conseguido desde The Creative Assembly adaptar a este nuevo universo toda la jugabilidad de una franquicia con tanta personalidad como la de Total War. Son muchos interrogantes los que se presentan al intentar comprender cómo será una entrega de corte tan fantástico y de ficción con unas mecánicas de juego tan arraigadas a la historia de un juego como Total War, que es el mayor exponente del género.

Del viaje a Londres hemos llegado a la conclusión de que en The Creative Assembly están realmente entusiasmados e incluso eufóricos de poder estar desarrollando un título con la temática del universo Warhammer. Parece que tantos años de haber estado sujetos a las estrictas reglas de la historia han conseguido que este acercamiento a un nuevo universo, mundo y escenarios fantásticos hayan devuelto a sus desarrolladores una motivación que en anteriores entregas podría haberse visto mermada. No quiere decir que en el estudio no hayan dado el100% con sus anteriores trabajos, sino que hablando con ellos puedes sentir la pasión con la que viven las diferentes interrogantes que a la hora de desarrollar plantea un título como Total War Warhammer. En Londres tuvimos ocasión de hablar largo y tendido con algunos de los componentes del equipo que está desarrollando Total War Warhammer, en una entrevista que publicaremos en unos dias. 

Un universo muy distinto al de los Total War tradicionales

Sin duda es el principal atractivo de este nuevo Total War Warhammer, comprobar hasta qué punto el universo de Games Workshop se ha integrado en la mecánica de juego de los Total War que todos conocemos. Lo primero que nos enseñaron en los estudios de Londres, antes tan siquiera de meternos en harina, fue una cinemática realizada con el propio motor real del juego, donde podíamos ver una batalla en tiempo real en uno de los característicos entornos de Warhammer. Una explanada flanqueada por un bosque hecho cenizas que aún despedían un calor brutal, y por una enorme fortaleza incrustada en la montaña en el otro lateral, mientras estalactitas de magma rodean todo el campo de batalla. En este espectacular entorno estaba a punto de librarse una batalla decisiva.

Al final, y después de todo, vemos que las unidades que podemos encontrar en distintos ejércitos de Warhammer pueden adaptarse totalmente a la forma de jugar cualquier título de Total War, como el reciente Attila. Desde que supimos de la existencia de este juego siempre nos preguntamos cómo se adaptaría el funcionamiento de determinadas unidades al universo fantástico de Games Workshop. Había dos posibilidades, que las unidades que normalmente utilizamos en cualquier título de Total War, como son los arqueros, lanceros o la caballería se adaptaran a las exigencias del guion de Warhammer, o bien que el universo de Games Workshop fuera el que se adaptara a la organización de las unidades a la que estamos acostumbrados en la saga desde su comienzo.

Y por lo que pudimos ver en Londres parece que será un híbrido de esto el que podamos jugar en la versión final. Básicamente porque seguimos encontrando a lanceros, caballeros de espada, hacha en mano y caballería. Pero claro, hablamos de una caballería muy distinta de las que conocemos, ya que los personajes en este caso montan sobre increíbles aves, que en un momento dado pueden sobrevolar al enemigo para atacarlo sin compasión. También existe el fuego a distancia, el mismo que podrían protagonizar los arqueros en este caso, sobre todo en la demo que vimos, los protagonizan armas automáticas y cañones que son capaces de infligir gran daño a una determinada distancia. Y en el cuerpo a cuerpo, pues os lo podéis imaginar, podemos encontrar a humanos armados hasta los dientes desafiando a los mismísimos orcos o Goblins, mientras cada uno de los bandos se guarda para el momento culminante el arma definitiva. 

Nuevas unidades de tamaño descomunal

Una de las cosas que más nos llamó la atención de la demo que disfrutamos de Total War Warhammer en Londres, fueron determinadas unidades que hacían aparición por primera vez y que no se parecían en nada a otra que hayamos visto en la saga de guerras históricas. Hablamos por ejemplo de unidades de un solo componente, pero de gran poder destructivo. Es uno de los aspectos más impresionantes, ver cómo un gigante que tiene el tamaño de prácticamente una unidad de infantería el solo es capaz de un solo manotazo acabar con decenas de soldados. Es una de las imágenes más impactantes de toda la demo, ver a ese gigante lento, perezoso, deambular por el campo de batalla como si nada fuera con él hasta asestar un manotazo a decenas de unidades enemigas.

O qué decir de los orcos kamikazes, que podemos ver cómo se meten dentro de un cañón y salen despedidos a lo hombre bala, lo mejor de todo es que en su trayecto por el aire podemos dirigirlo al lugar de impacto. Manejando esta unidad, como si de un proyectil teledirigido se tratara, asistimos perplejos al vuelo kamikaze de este orco, mientras literalmente se parte de risa cuanto más cerca está del objetivo. Cuando consigue impactar contra las tropas enemigas es capaz de acabar con varios soldados a la vez, algo que no nos extraña en absoluto, ya que el hecho de que una criatura de varios cientos de kilos te caiga del cielo no tiene que ser nada agradable.

Un elemento realmente importante de este Total War Warhammer es la inclusión de unidades aéreas, porque como todos sabéis, las enormes aves son uno de los principales medios de transporte de tropas y armamento en este universo. Así que también asistimos a este espectáculo que nos muestra a varias de estas unidades sobrevolar el campo de batalla para dejar caer proyectiles o directamente atacar a los batallones enemigos. Sin duda es uno de los aspectos más impactantes y sorprendentes de esta nueva entrega. En un solo momento, en apenas 10 minutos de demo, pudimos comprobar cómo es de distinto el universo de Games Workshop respecto de Total War y a la vez lo parecido que es esta nueva entrega respecto de los anteriores juegos de ambientación histórica.

Es sorprendente comprobar lo bien que desde The Creative Assembly han sabido adaptar un universo tan distinto a una franquicia que tiene unas mecánicas de juego y señas de identidad tan marcadas. Y todo ello sin contar con la magia, una de las características más reseñables de Warhammer y que en esta demo pudimos ver en acción, con monjes desplegando toda su furia y saber sobre las fuerzas enemigas. Los pocos ataques de este tipo que pudimos ver en la demo fueron simplemente espectaculares, y añaden una nueva forma de hacer la guerra que hasta ahora no habíamos podido disfrutar en Total War. Sin duda, el campo de la magia y los hechizos es uno de los que más recorrido tendrá en este juego.

Apartado técnico 

La demo que vimos de Total War Warhammer en Londres nos mostró un aspecto gráfico aún en pañales. Por lo que pudimos hablar con el equipo de The Creative Assembly, habrá mejoras gráficas, pero no muy profundas, nosotros nos quedamos con el trabajo realizado por el estudio para recrear con tanta fidelidad los modelos en 3D de alta resolución de todas y cada una de las distintas unidades del universo de Games Workshop.

El apartado sonoro, pues simplemente espectacular. En los estudios de Londres pudimos disfrutar del juego en una sala con dispositivos de sonido híper envolventes y la sensación fue única. Son destacables las voces de los orcos, los gruñidos de los gigantes y el sonido de las aves gigantes, mientras increíbles efectos apoyan a cada uno de los hechizos especiales que lanzan los monjes y principales líderes en el campo de batalla. En este aspecto el trabajo hasta ahora de The Creative Assembly es espectacular. 

Primeras impresiones 

Desde luego lo que vimos en Londres nos ha sorprendido notablemente, sobre todo al poder comprobar que en The Creative Assembly han sabido captar muy bien lo que significa el universo de Games Workshop, conservando toda la magia y épica que esperan sus seguidores tradicionales y adaptándola de forma magistral a lo que los fans de Total War están acostumbrados. Es justo pensar que Total War Warhammer podría ser un título que aunara a ambos seguidores, a los de Total War y a los del Warhammer original, porque en lo poco que hemos podido ver de este título, se reflejan perfectamente las virtudes que han hecho de ambas franquicias las más populares de sus respectivos géneros.

No podemos esperar a poder jugar detenidamente una campaña de este Total War Warhammer, porque puede ser una experiencia simplemente épica. De momento el nuevo Total War sale bien parado en su primera aparición pública, y tiene un margen de mejora enorme por delante, aunque lo más importante lo han conseguido ya, mantenerse fieles a Total War y a Warhammer a la vez, sin tener que renunciar a sus señas de identidad.

Lecturas recomendadas