Avance de Total War Warhammer II
Reportaje

Avance de Total War Warhammer II, el juego de estrategia de Creative Assembly para PC

Por Martín Amechazurra Falagán
-

Hemos viajado hasta Londres para conocer a los Skaven,, la última raza en unirse a Total War Warhammer II antes de su estreno el próximo mes de septiembre. Creative Assembly nos ha brindado la oportunidad de probar a los "hombres rata" de Warhammer durante los primeros turnos de la campaña y con ello os traemos un avance del juego, en el que os explicamos todas las novedades del que promete ser el Total War más completo hasta la fecha.

Hace poco más de un año que Creative Assembly daba un vuelco a su saga de estrategia predilecta con el lanzamiento de Total War: Warhammer. Partiendo de la fórmula típica de un Total War, el salto al Viejo Mundo de Warhammer supuso un verdadero paso adelante para la saga, con una campaña inmensa y detallada, repleta de “lore” de cada raza y con inclusiones tan entretenidas y, sorprendentemente, bien equilibradas como la magia (y los vientos de magia) o las criaturas gigantes, entre otras novedades.

Ahora, a falta de un mes para el estreno del esperado Total War: Warhammer II, hemos podido probar de primera mano la campaña de la secuela a los mandos de la última raza jugable que quedaba por anunciar. En Creative Assembly no han sido discretos precisamente, dada la cantidad de pistas y rumores que han generado durante las últimas fechas, y finalmente son los Skaven quienes se unen a los Altos Elfos, los Elfos Oscuros y los Hombres Lagarto como la cuarta raza del juego.

De esta manera, hemos podido completar nuestros primeros turnos de la campaña de Total War: Warhammer II a los mandos de una raza que, para muchos de los habitantes del mundo de Warhammer, no se trata más que de una leyenda. El halo de misterio que rodea a los Skaven queda plasmado ya de inicio en sus ciudades, puesto que todos los enclaves habitados por esta raza estarán ocultos a los ojos de las otras razas del juego, las cuales verán únicamente unas ruinas en el mapa hasta que se decidan a explorarlas.

Las ruinas son una de las novedades presentes en esta secuela. En el mapa nos encontraremos todo tipo de ruinas, ya sean los restos de una gran batalla naval o una ciudad arrasada presente en el mapa. Podemos optar por explorar estas ruinas con cualquiera de nuestros ejércitos, lo cual dará lugar a una breve aventura narrativa, en la que tendremos que tomar varias decisiones, y esto desembocará en recompensas muy variadas, como oro o recursos, cambios en la corrupción de la región o su orden público, distintas piezas de equipamiento… Así como importantes penalizaciones si no tomamos las decisiones adecuadas.

Ya que mencionamos los ejércitos, vamos a parar para hablar un momento sobre las tropas Skaven. Los “hombres rata” de Warhammer presentan unas tropas iniciales de bajo nivel, muy baratas pero que no suponen una gran amenaza. Sin embargo, cuentan con tropas avanzadas de lo más variado, unas portan lanzallamas, otras son las poderosas Ruedas de la Muerte y también hay algunas que son directamente terroríficas, como la Abominación del Pozo Infernal, capaces de causar estragos en el campo de batalla. La diferencia de poder entre las tropas iniciales y las más avanzadas hace vital mantener un perfil bajo durante los compases iniciales de la partida, y jugar con el sigilo y los ataques furtivos que caracterizan a los Skaven.

Avance de Total War Warhammer II

Por otra parte, los líderes Skaven (así como los que pertenezcan a los Elfos Oscuros), contarán con una particularidad debido a la forma de ser de su raza: la Lealtad. Cada general tendrá un nivel de lealtad diferente, y será muy importante vigilarlo a cada poco, puesto que, en el caso de tener una lealtad baja, podrán revelarse contra nosotros, con todo su ejército, y causarnos todo tipo de problemas. Además, la inclusión de los Skaven trae consigo un nuevo tipo de corrupción, similar a la vampírica o la corrupción que genera el Caos, pero que beneficia a los hombres rata de Warhammer.

Otras de las novedades de Total War Warhammer II son los recursos. Además del oro, la moneda del juego con la que compraremos tropas para nuestros ejércitos, o nuevos edificios, cada raza contará con un tipo de recurso específico y necesario. En el caso de los Skaven se trata de la comida, mientras que los Elfos Oscuros dependerán de los esclavos y los Altos Elfos utilizarán la influencia, por poner ejemplos.

Avance de Total War Warhammer II

De esta manera, los Skaven deberán mantener un buen nivel de comida en su territorio para florecer: Un nivel elevado de comida supone mayor crecimiento, mejor moral entre las tropas y un mayor orden público, mientras que un nivel bajo de comida trae consigo importantes penalizaciones a la partida. Nosotros pudimos obtener este recurso principalmente a través del saqueo de ciudades y de los combates ganados, pero también se puede obtener de algunos de los edificios que podemos construir en las ciudades.

Este recurso también nos dará acceso a una serie de habilidades especiales, únicas de cada raza. En el caso de los Skaven podremos gastar comida antes del combate para “comprar” usos de la habilidad “The Menace Below” (La amenaza bajo tierra), que nos permite desplegar una nueva unidad de soldados básicos en cualquier punto del campo de batalla, para pillar por sorpresa a los rivales.

Avance de Total War Warhammer II

Claro está, además de su recurso principal, cada raza contará con un recurso adicional, que será de gran importancia para ganar la partida. La campaña de Total War Warhammer II nos lleva hasta los continentes de Lustria, Ulthuan, Naggaroth y las Tierras del Sur. El objetivo de esta campaña gira en torno al Gran Vórtice, situado en Ulthuan, y que debido a una serie de acontecimientos se encuentra en una situación de riesgo. De esta manera, cada una de las cuatro razas principales del juego tratará de hacerse con el control del vórtice, ya sea para repararlo, desestabilizarlo o cualquiera que sea su interés.

Para poder afectar al vórtice haremos uso de los rituales. Cada raza cuenta con cuatro rituales únicos, los cuales requerirán de un recurso específico para poder llevarlos a cabo. En el caso de los Skaven se trata de la Warpstone, conocida como Piedra de Disformidad, que nos permitirá realizar rituales para invocar a héroes especiales y únicos, y que además nos acercarán poco a poco hacia el dominio del vórtice, y por tanto de la partida.

Avance de Total War Warhammer II

Para realizar los rituales no solo necesitaremos recursos, sino también ciudades y un buen ejército para defendernos. Los rituales tardan varios turnos en llevarse a cabo, en los que varias de nuestras ciudades quedarán conectadas entre sí como zonas de rito, para llevarlo a cabo. La inestabilidad mágica que generan los rituales permite a las tropas del Caos colarse en nuestras tierras, las cuales atacarán estas zonas de rito con toda su fuerza. Además, el resto de facciones puede tratar de atacarlas, ya sea con sus tropas o contratando a ejércitos independientes con oro. En el caso de perder una de las ciudades, tendremos que empezar de cero el ritual.

Todo lo que hemos mencionado hasta el momento está relacionado con la campaña del juego, sus nuevas mecánicas y las características específicas de los Skaven, pero… ¿Qué pasa con el apartado técnico del juego? Pues, la verdad, es que deja un gran sabor de boca. A primera vista puede que no se vea una gran diferencia con respecto al juego anterior pero, según íbamos jugando, podíamos apreciar algunas mejoras bastante interesantes. Los soldados individuales cuentan con un mayor número de animaciones y responden correctamente a las distintas situaciones de combate. Sus modelos cuentan con un buen nivel de detalle, y es toda una delicia presenciar desde cerca los combates a gran escala, con multitud de enemigos al mismo tiempo en pantalla.

Avance de Total War Warhammer

En cuanto al combate en sí, se mantiene en la tónica general de un Total War, con las particularidades de la anterior entrega de la saga. Podemos esperar batallas masivas entre ejércitos de distintas razas, siempre inspiradas por el universo de Warhammer, con magia y criaturas gigantes, con flanqueos y emboscadas, con luchas cuerpo a cuerpo y a distancia e incluso con unidades que huyen del combate, cuando el liderazgo sea bajo. Se trata de una fórmula eficaz, que no requiere de muchos cambios en esta entrega.

Y ya que hemos hablado antes de la campaña, cabe mencionar un detalle muy interesante sobre esta secuela. Más allá de la campaña preparada para Total War Warhammer II, el juego contará con una campaña extendida a las pocas semanas de salir a la venta. De esta manera, si poseemos el primer Total War Warhammer, obtendremos acceso de manera gratuita a una campaña masiva que unirá el mapa del primer juego al inmenso mapa de esta secuela, con todos los territorios del Viejo Mundo y todas las razas que tuviéramos disponibles en el juego anterior. Casi nada, oye.

Además, ya para terminar, aquellos que reserven el juego, o que lo adquieran en su primera semana, se llevarán el DLC Pack de Razas Norsca, el cual incluye dos nuevas facciones para el juego. Total War Warhammer II llegará a las tiendas el próximo 28 de septiembre, y tiene pinta de ser el Total War más completo y de mayor envergadura que se haya visto hasta la fecha, no solo por sus numerosas mejoras y añadidos, sino también por la inclusión de una inmensa campaña combinada con los mapas de los dos juegos. Cómo no, os ofreceremos un completo análisis del juego para cuando llegue su estreno en PC. Hasta entonces, si queréis ir reservando el juego, os dejamos con la edición exclusiva de Total War Warhammer II en GAME.

Lecturas recomendadas