Reportaje

Avance de Ultra Street Fighter IV

Por Daniel Quesada
-

Han pasado unos años y ya se nos ha olvidado un poquito, pero Street Fighter IV supuso un nuevo renacer para el género de la lucha en general y para las aventuras de Ryu en particular. Tras otras tres vueltas de tuerca sobre la exitosa fórmula, está a punto de llegar una cuarta, con más luchadores, retoques en la mecánica de juego... Vamos, que promete ser la experiencia definitiva; o no; o sí... Bueno, no sé.

Parece mentira, pero ya han pasado 5 años desde que Street Fighter IV nos dejara ojipláticos con su replanteamiento de la lucha 2D. Capcom ha sabido exprimir la fórmula y, tras otros crossovers y relanzamientos de este mismo título, se acerca ahora Ultra Street Fighter IV, la edición más completa y definitiva, ahora sí que sí, de verdad de la buena.

Básicamente, el juego toma todo lo que ofreció la última entrega (la versión 2012 de Super Street Fighter IV Arcade Edition) y añade unos cuantos extras. El más evidente es la incoporación de 5 luchadores, lo que suma un total de 44 contendientes dispuestos a dar guerra. Los recién llegados son Poison, Hugo, Rolento, Elena y Decapre.

Poison es una veterana (¿veterano?) desde los tiempos de Final Fight, que se recuperó para la causa en el reciente Street Fighter x Tekken. El mismo rediseño y el catálogo de golpes que vimos en ese juego se ha "reciclado" en Ultra Street Fighter IV. Así, la gamberra callejera tiene un buen rango de ataque y mucho humor canalla, aunque no es especialmente poderosa.

Algo parecido ocurre con un Hugo, otro clásico de Final Fight que "volvió a la vida" en el genial Street Fighter III y pasó de los píxeles a los polígonos en Street Fighter x Tekken. De nuevo, mismo aspecto y reportorio de "toñas". Por supuesto, puede medirse de tú a tú con Zangief en cuanto a la bestialidad de sus ataques. ¡Cómo duele el Gigas Breaker!

Seguimos con Rolento, que ha pasado por Final Fight, la serie Street Fighter Alpha y, finalmente, Street Fighter x Tekken, de donde hereda el aspecto y la gama de movimientos. El uso de armas es su aspecto más destacable, aunque como luchador no tiene nada especialmente destacable.

La africana Elena se estrenó en Street Fighter III y también pasó por el baño de pintura de SFxT, lo cual agradecemos porque es una luchadora fabulosa. Es algo así como el polo opuesto de Balrog: ¡sólo golpea con las piernas!

OK, hasta aquí todos son luchadores "repes", pero Capcom prometió un quinto y novedoso personaje para esta entrega. Cumplió con su palabra... A medias. Decapre es una de las "dolls" de Bison y, por tanto, tanto su aspecto como su técnica son muy similares a los de Cammy. Vamos, que han cogido su modelo, lo han retocado por aquí y por allá... Y hala, al horno, que la luchadora está lista. Desde luego, la novedad resulta decepcionante, aunque hay que reconocer que su gama de movimientos es más interesante de lo que pueda parecer en un principio. Sobre todo, su gama de ataques Scramble, que permiten golpear por sorpresa desde cualquier distancia.

Por cierto, los cinco recién llegados tienen su propia historia en el modo Arcade, con secuencias anime de introducción y final. Además, los demás luchadores tienen disponibles desde el principio todos los colores extra de las demás entregas (incluídos los filtros tipo tinta), así como los trajes que fueron llegando en forma de DLC. ¡Me pido a Blanka con el gi de Dan!

A estos cinco luchadores se añaden seis escenarios nuevos, que... ¿Adivináis? ¡Sí, se han reciclado de Street Fighter x Tekken! No solo eso, sino que, al no ofrecer dos alturas (recordemos que en ese crossover podíamos pasar a dos zonas diferentes de cada escenario) resultan menos completos que antes. Hasta han perdido alguna broma de los originales por razones lógicas: ya no salen los rostros de Yoshinori Ono y Harada en el escenario de los skaters.

La jugabilidad también ha experimentado algunos cambios, como el nuevo "focus" rojo. Como recordaréis, el "focus" original permitía recibir un golpe sin romper nuestro ataque, aunque corríamos el riesgo de recibir mucho daño si nos conectaban otro golpe más. Pues bien, eso se acabó con la versión roja del movimiento, que permite absorber numerosos impactos y contraatacar con una fuerza devastadora. Por supuesto, si se sobrepasa nuestro umbral, podemos recibir una cantidad de daño que "pa qué".

Ojo también al Ultra Combo Double. Si optamos por él en la pantalla de selección de personaje, podremos ejecutar cualquiera de los dos Ultra Combos en combate, aunque gastaremos todo el medidor de venganza en el proceso.

Pasando a las modalidades de juego, se incorpora Elimination a las batallas por equipos, lo genera una especie de "modo supervivencia grupal" en nuestros duelos de 3 contra 3: el luchador que gane cada ronda, pasa a la siguiente recuperando muy poca salud. ¡Esto es para pros! También se incorpora el Entrenamiento Online, para que practiquemos contra cualquier jugador del planeta sin que nadie pierda. Además, podemos "salvar la partida" en mitad de un ataque para poder practicar un combo justo desde ese punto.  Por último, podemos subir nuestras partidas a Youtube con un par de pulsaciones de botón, por si queremos fardar de algún combate. A falta de Botón Share, buenas son tortas...

Hasta aquí todas las novedades que incorpora esta entrega, que llegará en cuestión de un mes (aún tardará alguna semana más en la versión PC), tanto como contenido descargable para los que tengan las entregas anteriores como en formato físico. Ya habrá tiempo de analizarlo más en profundidad, aunque en una primera impresión parece que las aportaciones, que son interesantes, no dejan de resultar un pelín escasas respecto a lo que ya teníamos. ¡Demonios, es que el juego ya era muy bueno! En cualquier caso, podéis ir abriendo boca con el gameplay comentado que hemos grabado para mostraros en más profundidad a los nuevos personajes. Seguiremos informando, hadukenófilos.

Lecturas recomendadas