Reportaje

Avance con vídeo de Final Fantasy 13-2

Por Óscar Díaz
-

Para los que disfrutaron de Final Fantasy XIII, tenemos buenas noticias. Square-Enix se ha propuesto continuar una historia que cautivó a millones de usuarios en Xbox 360 y PS3. Los personajes que conocemos, algunos nuevos, un aspecto mejorado y novedades a todos los niveles, incluso en la base de la trama, nos van a dar muchas horas de juego en un título completo. Así que, olvidémonos de expansiones (para Final Fantasy XIII), descargas de contenidos y parches, porque esta vez estamos ante un título completo, a pesar de su nombre... uno que tendrá sus propios DLC, según ha confirmado Square-Enix.

Con Final Fantasy XIII-2 tendremos una experiencia que se basa en lo que ya vimos con el título que le sirve de base. Empezaremos tres años después del extraño final del juego anterior. Con los personajes en diversas situaciones, así como algunos que han desaparecido. El protagonismo, esta vez, recaerá en Serah y Noel Kreiss. La primera es hermana de la 'desaparecida' heroína de FFXIII, Lightning, que ha crecido un poco y parece tener claro su objetivo. Noel, por otro lado, se cruza en el camino de Serah. Ambos se complementan con un Mog de nombre Moogle, que conocimos en el juego anterior y que, ahora, asume una función mucho más profesional.

Un juego nuevo, un Final Fantasy diferente

Cuando Final Fantasy 13-2 llegue a las tiendas, desde el 31 de enero en Norteamérica, nos encontraremos con un título nuevo. Significará un salto en calidad y muchas diferencias respecto al anterior en la saga (no tenemos en cuenta Final Fantasy XIV, por ser exclusivamente online). El sistema de combates ha cambiado y, ahora, tendremos una zona de influencia que nos permite planear ciertas tácticas antes de atacar. Los enemigos aparecerán en zonas pre-establecidas o aleatorias, pero tendremos más posibilidades para evitar el enfrentamiento o hacerlo con garantías de éxito.

Con monstruos de todos los tamaños, algunos nos obligarán a ejercitar los botones del pad, debido a los llamados QuickTime events. Apretar los gatillos en el momento oportuno, los botones frontales o fallar en las acciones nos hará repetir escenas hasta lograrlo. Lo hemos visto muchas veces y, para sus responsables, es una parte importante del juego. El objetivo consiste en mantener al jugador pegado a la pantalla durante todo el trascurso de los enfrentamientos, de manera que se eviten los muchos momentos tediosos de juegos anteriores.

Por un lado, junto a las posibilidades de automatización para los combos de ataque, curación y defensa, parece que Square-Enix ha trabajado mucho en busca de la diversión. Pero, por otro lado, quienes basen su juego en subir de nivel gracias a numerosos combates van a tener que invertir buena parte de su tiempo sin perder de vista la pantalla.

La historia de Final Fantasy 13-2, que nos coloca tres años después del final del juego anterior, se nutre de muchos momentos que repasan las situaciones vividas anteriormente. Así, aunque nos hayamos perdido algo, podremos ponernos al día sin el mayor problema. No sólo con referencias y misiones que nos llevan a ese periodo intermedio, sino con lo que sucedió en Final Fantasy 13. Así, vemos que los desarrolladores han buscado un poco más que el público nuevo se sienta atraído por la saga de Square-Enix. Sin embargo, no se han olvidado de quienes invirtieron muchas horas de su tiempo en el juego previo.

Al estilo de las aventuras gráficas y los juegos de rol occidentales, también tendremos diálogos con varias opciones. Estos nos llevarán a conocer personajes, indagar en la trama y entrar en combate (o no), según nuestras respuestas. Se trata de algo más bien estético, que no afecta a la historia principal, pero nos dará acceso a algunos momentos especiales. Estos se unen a pruebas de habilidad que llevan Final Fantasy 13-2 al terreno de los juegos de aventuras, quizá como un intento por ampliar las posibilidades de la saga, aunque se mantenga la esencia de esta.

Los gráficos han sufrido un lavado de cara notable, tanto en PS3 como Xbox 360. El motor de juego demuestra cierta madurez y, en la versión preliminar que hemos probado, ya se aprecia que en Square-Enix aprovechan mejor sus herramientas. Un apartado en el que se nota, especialmente, la diferencia entre Final Fantasy 13 y 13-2 son los vídeos o escenas intermedias. Ahora, casi todos están creados en tiempo real, con lo que el Blu-Ray de PS3 no tiene la ventaja abrumadora que se veía frente los DVD de Xbox 360 en el juego anterior. Eso sí, habrá que ver si cuando llegue a las tiendas han mejorado aspectos técnicos como sombras suavizadas, resolución de los elementos del juego, clipping, antialias y otros detalles que pueden resultar algo molestos que afectan a las versiones previas del juego.

De la duración, nos invitan a pensar que tendremos una historia completa. Similar o, incluso, superior a la de Final Fantasy 13. Tanto en duración como espectacularidad, este nuevo episodio promete sentar las bases para el futuro de la saga. Con un apartado técnico cuidado y novedades más o menos sutiles en el sistema de juego. Sólo hay que esperar un poco más para averiguar si Square-Enix ha dado con la fórmula, a base de modificar lo ya conocido, y consiguen ese objetivo de contentar a casi todos, nuevos y veteranos. De paso, una buena noticia es que, según salga este Final Fantasy tendremos más noticias de los otros proyectos que había en marcha, como los versus y, quién sabe, algunos aún por anunciar en esta saga infinita.

Lecturas recomendadas