Reportaje

Avance de Wildstar para PC

Por Jorge S. Fernández
-

Prácticamente ha pasado un año desde que en el mes de Mayo pasado pudimos jugar por primera vez a Wildstar, en un evento realizado por NCsoft. Para mostrarnos el punto de evolución en que ese encontraba este prometedor MMORPG de temática espacial e interestelar, con muchos ingredientes de interés.

Tras los sucesivos retrasos de la versión final, por fin se abrió desde hace un par de meses la fase Beta de Wildstar que se ha abierto los servidores durante los últimos fines de semana, pudiendo acceder cada vez a mayores niveles de experiencia para nuestros personajes.

Eso sí, esta vez por fin hemos podido comenzar a jugar desde el principio, nada de una partida preparada para el evento o una Beta cerrada con eventos creados para la ocasión. Esta vez, partimos de cero, creando nuestro personaje desde la nada más absoluta para darle nuestro carácter personal.

Un planeta, varias razas y facciones

La historia que hay detrás de Wildstar, como en cualquier buen MMORPG, está plagada de distintas razas y en este caso de un planeta en disputa. El planeta del que hablamos es Nexus, y por el lucharán distintas facciones, formadas por los Aurin, Draken, Cassian, Granok o Mechari. Estas razas deberán alinearse en una de las dos facciones en disputa por el control del planeta.


Una de estas facciones son los Exile, cuyos integrantes tuvieron que exiliarse del planeta y dejarlo caer bajo el control de Dominion, la facción que controla Nexus gracias a la potencia de su imperio interestelar.

Como es norma en el género, podremos personalizar todos los aspectos físicos de nuestro personaje, hasta un punto que podría definirse casi como enfermizo. Y digo esto porque podremos desplegar un menú de configuración de la cara de nuestropersonaje, que podremos modificar a “mano alzada” como si de las manos de un cirujano se trataran.

La elección del personaje influirá directamente en la progresión posterior que tendrá este dentro de la trama de Wildstar. Tras estas trascendentes elecciones, pasaremos a visitar la base desde la que se adiestran a todos los futuros pobladores del planeta Nexus.

Primeros niveles de experiencia

Una de las sensaciones principales que nos ha aportado Wildstar al jugarlo desde el principio, ha sido de bastante frescura, sobre todo en lo que se refiere a su universo, el entorno estelar en el que se mueve, y que desde el minuto 1 es el principal protagonista de la acción.

Comenzamos en la nave que orbita alrededor de Nexus, y que como principal cometido tiene el adiestramiento en las artes básicas del combate y la progresión vital de los numerosos soldados que se han unido a la causa, para hacerse con el poder del planeta. 

Una de las grandes elecciones que deberemos hacer es la de elegir la virtud que mejor se adapte al temperamento y habilidades de nuestro protagonista. Al existir decenas de personajes entre los que elegir, la elección de esta virtud moldeará irremediablemente el camino por el que transitará la evolución de nuestro héroe en los sucesivos niveles.

Y es en la majestuosa catedral donde podremos entregarnos a estas virtudes, pudiendo elegir entre distintos “maestros” de cada una de estas disciplinas. Como por ejemplo la justicia, la pureza, el conocimiento, el valor, la devoción o la fuerza. Como uno es muy bruto, pues se decantó por ésta última.

A partir de aquí nuestro periplo por la nave nodriza se verá plagado de distintas misiones, que nos instruirán sobre las principales actividades que nuestro protagonista podrá realizar y vivir en el planeta Nexus. Desde la manipulación de objetos básicos hasta simuladores de combate cuerpo a cuerpo.

Todo ello bajo la atenta mirada del emperador, que a modo de holograma se presentará ante nosotros para pedirnos coraje y lealtad a la causa. También a través de un interfono, o teléfono, como queráis llamarlo, recibiremos instrucciones para realizar las primeras Quest y cumplir diversos objetivos.

Viaje a Nexus

Tras familiarizarnos con las artes de combate, looteo y las diferentes Quest, nos trasladaremos a los muelles de embarque, desde donde partirá la nave que nos lleve por fin a Nexus, para de esta manera comenzar nuestra andadura en el planeta en disputa por distintas facciones.

Como en cualquier otro MMORPG, el funcionamiento y desarrollo de las partidas tendrán un denominador común, la realización de distintas Quest a lo largo y ancho del enorme mapa de Nexus. Para empezar, dependiendo del vehículo que escojamos en la nave nodriza para aterrizar en Nexus, lo haremos en un lugar u otro del planeta.

En nuestro caso, lo hemos hecho en Crimson Isle, un lugar bastante más hostil del que pudimos explorar el año pasado en Londres. En nuestra misión por pacificar y asimilar a las criaturas que habitan en la isla, así como neutralizar cualquier equipo de comunicación enemigos, comenzaremos a resolver distintas Quest.

Estas nos encomendarán desactivar minas, neutralizar, destruir torres y antenas de comunicación enemigas, rescatar a colonos de las distintas “prisiones” que las otras facciones tienen en la isla, así como eliminar determinadas especies de cangrejo y escorpión gigante, que pululan libremente por la isla.

La evolución de nuestro personaje podrá llegar hasta el nivel 50, que es el máximo al que podremos acceder. Ahora bien, para que el juego no decaiga, los desarrolladores de Wildstar se están preocupando de mantenernos entretenidos incluso en estos niveles altos y favorecer la duración del juego y el apego a sus servidores.

Para ello entrarán en juego las Elder Gems, una especie de moneda dentro del propio juego que nos permitirá seguir evolucionando nuestro personaje de manera más rápida y sin tener que llegar a ello realizando desembolsos en la tienda ingame. Hasta ahora, para poder evolucionar un personaje en estos niveles podíamos tardar hasta seis meses en obtener determinados objetos.

De esta manera, haciendo XP más allá del nivel 50 podremos obtener estas Elder Gems que nos permitirán acceder mucho más rápido a estas recompensas, evolucionar nuestro personaje hasta niveles inéditos y por supuesto picarnos más y más para que la evolución se realice en la dirección en que queramos especializarnos.

No obstante, el tema de las Elder Gems se introducirá en el primer gran parche que se publique tras el lanzamiento del juego, que de momento será el próximo mes de Junio, sin duda es una gran noticia, además de una declaración de intenciones por parte deNCSoft acerca del perfil dinámico de Wildstar respecto de otros juegos del género.

Sistema de suscripciones

Y no sólo en estos aspectos podemos comprobar el ingenio de los desarrolladores, sino que también en lo que se refiere a precios y suscripciones, al menos parece que quieren ofrecer suficientes opciones para que todo el mundo pueda acceder a los servidores de Wildstar, independientemente de su poder adquisitivo.

Aunque presuntamente, porque todavía no está del todo confirmado. Wildstar tendrá un precio muy similar al de The Elder Scrolls Online, el cual hemos criticado duramente en el análisis de hace un par de semanas, lo que de entrada no es una gran noticia para el lanzamiento..

Tras pagar el importe del juego, también habrá que pagar una suscripción mensual, que rondará más o menos a la del título de Zenimax, entre los 12€ y 13€. Ahora bien, los desarrolladores han pensado en formas alternativas de jugar independientemente de las suscripciones.

Aunque en Wildstar el estándar será a través de suscripción, podremos jugar con otros medios de pago. Estos se llaman C.R.E.E.D (Certificado de Reconocimiento, Exploración, Destrucción y Desarrollo).

Los jugadores podrán comprar y vender C.R.E.E.D entre ellos dentro del juego a cambio de oro a través del “Commodities Exchange” de cada servidor a un precio establecido por la comunidad de jugadores. Además, también podremos comprar con dinero real en la página web. De esta manera podremos acceder a diferentes modos de pago para jugar, y no sólo mediante la suscripción.

Impresiones

Sin duda durante este año que ha transcurrido desde que pudimos jugar a Wildstar, hemos podido comprobar que marcha a buen paso y con el lanzamiento en el horizonte, los chicos de NCSOFT parece que tienen las cosas bastante claras respecto a la versión final, incluso a las mejoras inmediatas que introducirán.

Wildstar nos ha divertido mucho, con numerosas y variadas Quest que nos invitan a seguir sumando XP y aumentar de nivel. El entorno gráfico y la riqueza del planetaNexus son dignas de elogio, aportando frescura al género.

Una vez más, el gran lastre será a priori el sistema de suscripciones, que provocará que nos salga por un pico jugar a Wildstar. Eso sí, puede que no esté todo perdido con losCREED, que nos permitirán jugar en plan prepago, sólo pagando por el tiempo que realmente juguemos, en lugar de la suscripción mensual.

NCSOFT se está preocupando de que Wildstar ofrezca mucha variedad en todos sus apartados, desde el jugable, historia, entornos y métodos de pago, sin duda una buena nueva que esperemos tenga su rúbrica final con el lanzamiento este verano, presuntamente durante el mes de Junio.

Lecturas recomendadas