Reportaje

Avance de The Witcher 3 Wild Hunt

Por David Martínez
-

The Witcher 3 The Wild Hunt es uno de los juegos de rol más esperados de 2015. En este avance desvelamos por qué la obra de CD Project Red va a revolucionar el catálogo de PS4, Xbox One y PC el próximo mes de mayo. Bienvenidos a un mundo despiadado de espada, brujería, sangre y sexo. 

The Witcher 3 Wild Hunt ya se ha convertido en uno de los juegos más esperados de 2015 para PS4, Xbox One y PC. Este gigantesco juego de rol, que se desarrolla en un mundo abierto, es la culminación de la saga iniciada por CD Project Red con The Witcher en 2007, basada en los libros del polaco Andrzej Sapkowski. Se trata de una historia de espada y brujería, narrada en un tono despiadado, que no evita recrearse en unos combates sangrientos, personajes oscuros y escenas subidas de tono, y que además se ha plasmado con el apartado técnico más impresionante. Nosotros tuvimos la suerte de viajar a Varsovia, al estudio de desarrollo y probar las tres primeras horas de juego. Y debemos reconocer que nos ha dejado impresionados. Primero pudimos echar un vistazo al arte conceptual que sirve como inspiración al juego, y aquí podéis ver la entrevista en vídeo a uno de los creadores de The Witcher 3. Pero el plato fuerte ha sido probar la demo, que demuestra el avanzado estado de desarrollo en que se encuentra.

El comienzo de la aventura

Nuestras primeras impresiones están basadas en dos tramos diferentes del juego: primero pudimos jugar el prólogo, que nos lleva desde Kaer Morhen (el hogar del brujo) hasta Vizima, y después nos enfrentamos a una de las misiones que transcurren en Skellige (uno de los reinos del norte, de inspiración vikinga). Lo primero que nos llama la atención es el cuidado que se ha puesto en la narrativa; aunque se trata de un juego de mundo abierto, no podemos olvidar que narra la historia de Geralt de Rivia, y por tanto encontramos numerosas secuencias de vídeo en que se desarrolla la trama. Aquí podéis ver la secuencia inicial y aquí está la intro de The Witcher 3 tal y como aparece en el juego. Inmediatamente después, comienza el tutorial.

Cualquiera que haya leído la obra de Sapkowski se va a encontrar "como en casa". Geralt de Rivia está en el baño, observando el cuerpo desnudo de su compañera Yennefer. Antes de entretenernos en descripciones, el apartado visual es de lo mejor que hemos visto en la nueva generación (nosotros lo jugamos en Xbox One, que es la peor versión de las tres -gráficamente hablando- y aún así impresiona). La cuestión es que unos modelos perfectos y una iluminación muy cuidada, que atrapa la calidez del sol al atardecer, construyen una atmósfera inigualable. Las estancias del brujo están recreadas con detalle, y dejan ver cómo vive y se entrena el cazador de monstruos de pelo blanco. Pero nuestra impresión es aún mejor cuando nos asomamos por la ventana para disfrutar de un paisaje enorme y lleno de vida: agua, pájaros, vegetación y montañas. Si bien es cierto que la consola "sufre" al reflejar los escenarios más grandes y se aprecia una leve caída en la tasa de frames (que no impide jugar en absoluto).

En el patio se encuentra Ciri, la hija adoptiva de Geralt y Yennefer, que también entrena para convertirse en bruja. Sus movimientos con la espada y su habilidad para correr son una excusa perfecta para hacerse con los controles: el combate se basa en dos tipos de estocada (recordad que Geralt empuña una espada de acero y una de plata, para las criaturas sobrenaturales) además de bloqueo y esquivar. Podemos fijar a nuestro enemigo o manejar la cámara libremente, y además esta entrega incorpora una ballesta, un arma útil, aunque "indigna" para uno de su clase. El combate se completa con la posibilidad de lanzar hechizos, que ofrecen protección temporal, ondas expansivas, ataques de fuego... También nos familiarizamos con el manejo del brujo corriendo y trepando por el castillo, hasta que la Cacería Salvaje entra en escena. El cielo se oscurece y aparece un barco flotante, tripulado por los jinetes incorpóreos que forman este grupo y que se llevan a Ciri sin que Yen, Geralt o su mentor Vesemir puedan hacer nada para evitarlo. Así comienza la trama de The Witcher 3. 


Un mundo sin límites

Han pasado los años desde los hechos que vimos en el tutorial. Ahora Geralt se encuentra en Temeria, en el año 1272, y cabalga sobre su caballo "sardinilla" en busca de Yennefer. Podemos ver las dotes del hechicero para rastrear, mientras nos movemos por un entorno sobrecogedor: bosques y campos de cultivo se extienden hasta donde alcanza la vista, con una "personalidad" definida. La tierra de nadie está inspirada en la magia negra, y predominan los tonos verdes y negros, la ciudad de Novigrad está "vestida" de oro y cobre, Skellige es fría y gris, como la roca.  Galopamos junto a Geralt camino de una aldea cercana, enfrascándonos en combates aleatorios con criaturas fantásticas como los ghouls y animales: lobos, osos, felinos... Y la verdad es que ningún combate nos ha resultado demasiado fácil: cada enemigo tiene su modo de combatir, que tenemos que estudiar antes de lanzarnos como locos a la acción.

Los brujos son mercenarios, que viven de la caza de monstruos. Así que no es de extrañar que nos embarquemos en la caza de un grifo (una criatura alada con cuerpo de león, garras y cabeza de águila) que está atemorizando a la población local. Aquí podéis ver el gameplay de esta secuencia de The Witcher 3. Esta misión pertenece a la trama principal, y nos da una idea de la complejidad del juego: primero debemos rastrear la zona de los ataques, usando la visión de brujo, hasta encontrar el nido de la criatura (el rastro aparece resaltado en rojo). También hay que hablar con los supervivientes, hay más de 1600 personajes de aspecto diferente en el juego, con 45.000 líneas de diálogo, y bucear en el río para conseguir cebo que atraiga al monstruo.

Una vez que nos hemos preparado -lo más aconsejable es que también recojamos hierbas para sintetizar una poción de fuerza, y que meditemos para recuperar nuestra energía por completo- podemos lanzarnos al combate. Geralt de Rivia "baila" con las espadas de un modo fluído, y puede derribar al grifo con la ballesta, o enfrentarse a él directamente con su acero. Eso sí, mientras que el combate a pie nos ha parecido ágil y entretenido, los enfrentamientos a caballo requieren mucha más habilidad, y nos hemos encontrado con algún fallo en la detección de colisiones. 

Siguiendo la pista

A partir de entonces, el juego se centra en la investigación, con diálogos sencillos, y en cumplir tareas secundarias hasta llegar a Vizima (nos podíamos haber entretenido durante días con estas tareas, mientras mejorábamos el sencillo árbol de habilidades de Geralt). No vamos a continuar con la historia porque a partir de este momento se producen algunos spoiler que querréis disfrutar por vosotros mismos, pero nos detenemos en una secuencia en palacio en que afeitan a Geralt (como en el primer libro de la saga) y le visten con ropa elegante para entrevistarse con el emperador. Así podemos tener una impresión de la variedad que nos espera en las 50 horas, como mínimo, que va a durar este juego de rol.

La segunda parte de la demo transcurre en el país nórdico de Skellige. Dos clanes han acordado un matrimonio de conveniencia para unir sus dominios, pero durante la fiesta de celebración unos osos irrumpen en la sala del banquete y devoran a varios invitados. Después de la masacre Geralt debe investigar qué ha ocurrido en Kaer Trolde. Según sigamos las sospechas de Cerys o de su hermano jugaremos un escenario más "detectivesco" o centrado en el combate... con dos resultados completamente distintos. Esta segunda secuencia de juego parece más "guiada" pero lo compensan unos interiores profusamente decorados, con una brillante actuación de los NPC (en su rostro se refleja su carácter y estado de ánimo). El clima y la iluminación son muy diferentes y aprovechan todos los alardes de los que CD Projekt Red ha presumido en las distintas secuencias que ha mostrado durante los dos últimos años.

Downgrade, pero menos

Como hemos mencionado más arriba, nosotros hemos probado la versión de Xbox One... pero también hemos visto la de PS4 y la de PC (una máquina Intel Core i7, con 8Gb de RAM y tarjeta gráfica GeForce GTX 980, 4GB GDDR5). El juego es soberbio, pero las tres versiones quedan por debajo de lo que se vio en el tráiler de gameplay del pasado E3. La versión más detallada es la de PC, mientras que en PS4 pierde algunos efectos y fluidez. (por supuesto la simulación de pelo Nvidia sólo está disponible para ordenador). La máquina de Microsoft pierde en texturas, algunos efectos de luz y tasa de frames -hay que recordar que esta versión todavía tiene margen de mejora hasta su lanzamiento el 19 de mayo- pero consigue una experiencia similar. Entonces, ¿existe el temido downgrade? Sí, pero no ifluye en nuestra experiencia: la mejor que hemos tenido hasta la fecha en la nueva generación.


The Witcher III Wild Hunt promete ser un juego de rol gigantesco, adulto, salvaje... con una historia llena de personajes carismáticos y miles de localizaciones por explorar y disfrutar. Nos encanta su sistema de juego, que huye de los procesos farragosos para subir de nivel y mejorar habilidades, en favor de una experiencia dinámica. El apartado técnico y la libertad a la hora de afrontar cada reto son brutales y el personaje es uno de los mejores héroes que ha dado nunca la fantasía heroíca. No podemos esperar hasta el próximo 19 de mayo para disfrutarlo... así que aquí os dejamos un vídeo de la fiesta de presentación.   

Lecturas recomendadas