Reportaje

Avance de World of Warcraft Mists of Pandaria

Por Gustavo Bernaldo
-

Mists of Pandaria se lanzará el próximo 25 de septiembre y nos traerá una nueva raza, los Pandaren, un nuevo continente, Pandaria, cinco nuevos niveles para subir a nuestros héroes y, sobre todo, la misma diversión MMORPG que lleva entre nosotros más de siete años. ¿Estará a la altura de lo esperado?

World of Warcraft Mists of Pandaria escomo se llama la nueva expansión que Blizzard lanzará el próximo 25 de Septiembre para su exitoso World of Warcraft. Expansión que, a base de una buena historia, una nueva raza (los Pandaren) y una nueva clase con el nombre de Monje, pretende devolver los años de esplendor a una saga que ha perdido millones de suscriptores en los últimos tiempos, pero que sigue siendo el MMORPG más jugado del mundo y, sin lugar a dudas, el referente del género.

Pero… ¿cómo se sorprende a unos jugadores que llevan disfrutando del universo de World of Warcraft durante más de siete años? Pues para empezar, Blizzard ha introducido una nueva raza, los Pandaren, unos osos panda a los que ya vimos en Warcraft III y que los jugadores más acérrimos de la saga estaban demandando desde que se lanzara World of Warcraft. Además, se introducirá una nueva clase, el Monje, que dotará al título de más versatilidad, ya que estos podrán realizar tareas de tanqueo, curación o daño. ¡¡Y todo al más puro estilo Kung Fu Panda!!

Una ambientación soberbia

World of Warcraft Mist of Pandaria está ambientado en el lejano Oriente, vamos, en la China que hemos visto millones de veces en las películas de Kung Fu. Y, como siempre, Blizzard ha logrado una ambientación soberbia capaz de embelesar a los más exigentes. Sí, es cierto, el motor gráfico de World of Warcraft no es lo último de lo último, pero cumple a la perfección con su cometido y nos ofrece unos parajes dignos de cualquier título de última generación. Eso, sumado a los espectaculares conjuros y ataques, deleitarán nuestra vista y nos sumergirán en el universo de World of Warcraft una vez más. ¿O es que los 12 millones de jugadores que llegó a tener World of Warcraft en sus buenos tiempos buscaban gráficos de última generación y se equivocaron? Va a ser que no.

Una historia llena de sorpresas

Vayamos al grano. La historia de este World of Warcraft Mists of Pandaria nos adentra en un nuevo continente, Pandaria, que después de los acontecimientos vividos en Cataclysm, mostrará su situación después de años y años de tormentas que ocultaban su lugar en el mapa de Azeroth. Dentro de Pandaria, la Alianza y la Horda se toparán con una nueva raza, los Pandaren, que no formarán parte masiva de ningún bando. Es decir, que algunos Pandaren se irán a la Horda y otros a la Alianza, convirtiéndose así en la primera raza dentro de World of Warcraft manejable desde ambos bandos.

Pero lo curioso de la nueva historia de este Mists of Pandaria será el hilo argumental que, según sus desarrolladores, nos llevará a combatir contra el mismísimo Garrosh en Orgrimmar, tanto si jugamos con la Alianza, como si controlamos a un guerrero de la Horda.

Cambios, cambios y más cambios

A la nueva raza y a la nueva clase, hay que sumarle una nueva reestructuración en los talentos que cambiará radicalmente la forma de jugar. Hasta ahora, según subíamos de nivel asignábamos talentos que potenciaban algunas de nuestras habilidades, o bien, nos otorgaban nuevos conjuros o ataques. Pues ahora no habrá dicho árbol de talentos. Lo que Blizzard ha ideado es muy simple: dar a todos los jugadores de una clase las mismas habilidades y otorgarles otras nuevas a elegir entres tres diferentes, que conseguiremos en los niveles 15, 30, 45, 60, 75 y 90.

Eso sí, aún debemos seguir eligiendo entre una de las tres especializaciones por clase que determinarán nuestro rol y nos darán habilidades especiales. Con esto, Blizzard intentará que los jugadores, al llegar al nivel máximo, no se limiten a mirar por Internet la mejor combinación de talentos disponible para su clase, sino que alberga la esperanza de que cada jugador seleccione sus habilidades en función de su forma de jugar y de sus gustos. ¿Lo conseguirá? Sólo el tiempo nos puede contestar a esta pregunta.

Otra de las novedades más significativas que hemos visto en World of Warcraft Mists of Pandaria son las batallas de mascotas. Sí, sí, has leído bien, las batallas de mascotas. Y es que ahora podremos combatir con nuevas mascotas en un mini-juego al más puro estilo Pokémon que pondrá a prueba nuestra sabiduría en este tema y el talento de nuestras mascotas en combate. No vamos a profundizar mucho sobre este tema, lo que sí os podemos comentar es que se trata de todo un juego dentro del juego, y el que decida explotarlo (es opcional e intrascendente para el desarrollo del personaje), se puede tirar las horas muertas subiendo de nivel a sus mascotas y capturando nuevas mientras combate contra los animalillos de los demás jugadores.

¿Qué hace Kung Fu Panda en WoW?

Sí, es cierto, los Pandaria aparecieron en Warcraft III mucho antes de que la película de DreamWorks viera la luz, pero es obligado hacer una pequeña reseña a la similitud de todo el universo Pandaria con la película. Y es que muchos piensan que se trata de una expansión que sirva para lanzarle un guiño al mercado chino... y puede ser verdad. Y otros muchos pensarán que Blizzard llevaba mucho tiempo mascando esto de introducir a los Pandaren en World of Warcraft. ¿Cuánto? Pues mirad.

Aún tengo fresco en mi cabeza un viaje a las oficinas de Blizzard en California, justo cuando se estaba desarrollando la primera expansión de World of Warcraft, The Burning Crusade, donde un periodista Holandés le comentaba a uno de los responsables (de Blizzard) del departamento argumental que si se iba a introducir a los Pandaren como raza, jugable o no. La contestación fue de lo más reveladora “lo hemos sopesado, pero pensamos que el carácter de la expansión no es el adecuado”. Así que se guardaron a los Pandaren en la manga para sacarlos en su propia salsa en esta cuarta expansión.

Eso sí, decir que los parajes de Pandaria parecen sacados de la mismísima película de Dreamworks aunque, bien es cierto que el aire oriental que destilan todas las construcciones, la adoración a los dragones y el amor por las artes marciales forman parte de la cultura oriental mucho antes de que Kung Fu Panda se estrenara en el cine. Pero vamos, China, ambiente oriental y osos Panda guerreros... ejem.

De cualquier forma, es una delicia visitar cualquier zona y, en especial, cada una de las cinco mazmorras que Blizzard ha preparado para esta expansión. Donde se pondrá a prueba nuestra pericia de una forma jamás vista. Y es que en Mists of Pandaria el equipo que lleva nuestro char no será tan definitorio (si nosotros queremos) como en las anteriores expansiones. ¿Cómo lo ha conseguido Blizzard? Te preguntarás, pues muy sencillo.

Al entrar en una mazmorra el nivel de nuestro equipo se ajustará automáticamente a un grado específico para afrontar los peligros que allí nos esperan. Blizzard ha aprovechado esta peculiaridad para ofrecernos recompensas con forma de mascotas, monturas, logros… que conseguiremos si cumplimos los desafios que nos propone. De esta forma, los jugadores estarán en igualdad de condiciones en las mazmorras, por lo que primará la habilidad sobre el equipo.

A esperar hasta el 25 de septiembre

Con estos argumentos Blizzard pretende devolver a World of Warcraft todo su esplendor y, sobre todo, convencer a los jugadores que han abandonado Azeroth de que todavía le queda mucho tirón al gran éxito de Blizzard. Se rumorea que Mists of Pandaria será la última expansión antes de su misterioso proyecto Titan. ¿Será verdad que con los Pandaren acabará World of Warcraft? Mucho nos tememos que no y si no... ¡¡al tiempo!!

Lecturas recomendadas