Reportaje

Axis: Reseña inversa del crossover de Marvel

Por Jesús Delgado
-

Axis ya ha terminado en la edición española de Marvel. El crossover que cambió los papeles de villanos y héroes, invirtiendo sus personalidades ha vuelto a dejar cambios en el Universo Marvel.

Aunque Axis acabó ya tiempo en EEUU, en España este curioso crossover acaba de terminar este mes. Por eso, no podemos dejar de comentar la jugada, valorando la calidad de esta historia que, una vez más, trata de poner patas arriba el Universo Marvel. 

 

 

En España, Axis se compone de tres tomos que recogen los nueve números que componen la edición original de este crossover. Pero, además, la edición española se complementa con un cuarto y quinto tomo, que recoge las mini-series spin-off de la historia principal. De estas últimas no hablaremos, ya que se tratan de lecturas complementarias que aún no se han publicado en nuestro país, pues salen a la venta en los próximos meses.

 

Dicho ésto, ¿de qué va esta historia de Axis? Como ya os hemos dicho, se trata un crossover cuya principal cuya base argumental se fundamenta en qué pasa cuando los villanos se vuleven buenos y los héroes malvados. A lo largo de tres capítulos, de tres episodios cada uno, Axis se desarrolla cuando lo mejorcito de los héroes se vuelve en contra del mundo que han jurado proteger y únicamente sus némesis, a las que han derrotado habitualmente, se convierten en los únicos capaces de detenerles.

 

Axis es una historia escrita por Rick Remender (FEAR Agent, Punisher, Veneno, Capitán América), un guionista con cierta trayectoria en el mundillo editorial y dibujada por un equipo de lujo: Adam Kubert, Leinil Yu, Jim Cheung, Terry Dodson... Todos estos nombres nos deberían hacer pensar que Axis ha sido una de las grandes apuestas de Marvel de 2014, año en el que salió en EEUU. Sin embargo, si queréis nuestra opinión, os la damos encantados.

Todo cambia para que todo siga igual...

Ésta es realmente la máxima que deberíamos aplicar para definir todos los crossovers de superhéroes de cualquier editorial a lo largo de los últimos treinta años. Todo cambia, todo se sacude, todo tiembla, alguien muere, alguien nuevo entra... todo ello para que en definitiva, al final todo siga siendo más o menos lo mismo.

A Axis le pasa algo parecido. Nos presenta una situación tremenda, inquietante y de proporciones apocalípticas, para luego revertirnos a una situación más o menos similar a la que había antes del suceso. ¿Es ésto malo? No, todo lo contrario. Al lector de Axis no debe importarle un bledo el desenlace ni sus consecuencias. En ningún momento, Marvel nos ha pretendido vender con este crossover que todo va a cambiar, como con La Era de Ultron o que alguien muy querido va a morir. Aquí lo que importa es cómo entran los héroes en el crossover y qué les pasa mientras, pero mucho menos cómo salen. Lo importante, es la INVERSION.

Las mejores historias de superhéroes son, seamos francos y no lo neguemos, aquellas que cambian los roles de los personajes: Maldad Eterna y Superman Rojo son dos claros ejemplos de lo que pasa cuando "el bueno" ya no es tan bueno y "los malos" y no son tan malos. Pues algo parecido pasa Axis, que decide convertir a los héroes en una panda de desalmados y a sus enemigos en los salvadores del día. 

De este modo, podemos ver a un tipo como Sam Wilson volverse egoista y algo facha y Tony Stark volverse (más) deleznable y mezquino todavía, convirtiéndose en Superior Iron Man. Pero para compensar tenemos a un Doctor Muerte buenazo y compansivo o a un Dientes de Sable decidido a enmendar sus errores pasados, y eso sin contar con el Hulk de HULK... ¡Ah, y a un Masacre pacifista!

En este aspecto, la historia de Axis nos ofrece un retrato curioso y cuadros épicos que los seguidores de nucleo duro no podrán pasar tales como un enfrentamiento entre Masacre y Evan/Génesis, el duelo de Thor y de Loki en roles intercambiados o, incluso, un Steve Rogers anciano y maltrecho, plantando cara a los villanos más poderosos del mundo.

Quizá la mayor flaqueza de Axis sea precisamente su naturaleza de cómic de superhéroes, sujeto a unos ciclos editoriales. Esto implica que está escrito para ser un chute de endorfinas superheroícas que pasa volando al instante, que no llega a disfrutarse ni desarrollarse en un largo periodo de tiempo, sino a lo largo de tres escasos meses.

Axis es una historia muy contenida, pero con montones de posibilidades que Marvel, quizá por miedo no llega del todo a explorar. Y esto se nota. La posibilidad de explorar la faceta heroíca de los villanos (y viceversa) queda algo floja y deja al lector con ganas de algo más. 

Paralelamente al ser Axis un crossover con varias series, y una miniserie principal que entronca la trama, existe un enorme agujero argumental que, desgraciadamente, se ha de llenar adquiriendo y leyendo algunas de las colecciones implicadas en el evento y sus spin-offs. Algo muy parecido a lo que ocurría con Civil War o Infinity, historias construidas de forma similare. Por suerte, estos agujeros en el guión no son ni muy grandes, ni muy profundos, y aunque no adquiramos el resto de los números relacionados, la lectura no desmerece. 

En el apartado de las ilustraciones el equipo que dibuja, entinta y colorea la historia se porta muy bien para ofrecernos un producto comercial, un cómic de superhérores (el equivalente comiquero de un Whooper). Los cuadros y las acciones son claras y salgo alguna viñeta específica, el resultado es bastante limpio. Además, debido a que estamos frente a un evento que prácticamente reúne a casi todos los superhéroes de Marvel, esto implica muchísimos personajes por página, un trabajo bastante duro para un dibujante, el cual muchas veces pasamos por alto los lectores.

Concluyendo. Axis es un crossover bastante poco o nada tramposo con el lector. La diversión que promete está dentro de sus páginas, no en su conclusión. Y eso es de agradecerse. Aunque sus resultados afectan al Universo Marvel, no es esta conclusión lo que deberíamos buscar para satisfacer al lectór de cómics de superhéroes que llevamos dentro, sino la acción por la acción- 

Si buscamos grandes meleés de superhéroes y supervillanos, una historia atractiva (que no muy compleja), con situaciones comprometidas y un desarrollo más o menos rápido, entonces acabaremos muy satisfechos tras su lectura. 

Lecturas recomendadas