Reportaje

Batman - Las 7 peores sagas del Caballero Oscuro de DC

Por Jesús Delgado
-

Batman, el Caballero Oscuro de DC, también tiene historias malillas. En este especial recopilamos las que pensamos que son las 7 peores sagas del héroe.

Como las cosas va de malas sagas, vamos a repasar las peores de uno de los personajes más importantes de DC Comics: Batman. El Caballero Oscuro de la casa de Superman también tiene historias malas a más no poder. Pensando en ello, hemos recopilado las que pensamos que son las 7 peores sagas del Caballero Oscuro. En el siguiente listado encontraréis lo peorcito de Batman. Aunque, eso sí, nos hemos dejado algunas de las historias más cuestionables en el tintero, pensando en un futuro especial. 

1. Bat-bebé

Aunque bien podríamos hablar de toda la etapa de los años 50 y 60, en la que Batman y Robin tuvieron que rebajar el tono serio de sus aventuras para adecuarse al Comic Code nacido a raíz del escándalo de la publicación de La Seducción del Inocente, un panfleto pseudocientífico que aducía a la industria del cómic la decadencia moral de América y la subversión de la infancia con adoctrinamiento criminal (entre otras cosas).

Esta historia que nos ocupa se publicó en el Batman #147 (1962) y es de traca. A grandes rasgos, Batman queda convertido en un bebé. En lugar de esperar unos años a estar crecidito, el joven Batman se lanza a las andadas a luchar contra el crimen. ¡Con peto y todo! Indescriptible, sencillamente indescriptible.

2. El contraataque del caballero oscuro

La secuela de El Regreso del Caballero Oscuro no fue todo lo digna que hubiéramos deseado. Frank Miller no estaba en su mejor momento ni como guionista ni como dibujante. Toda la obra en sí adolece de fatiga y de cierta neurosis debida a los atentados del 11-S. El contraataque del caballero oscuro, editado por ecc dentro de su línea Grandes Autores de Batman: Frank Miller, ha pasado a la historia como uno de los peores trabajos de Miller, marcando el punto de decadencia del autor. Solo esperamos que Dark Knight III: The Master Race cambie esta tendencia. 

A pesar de sus pinchazos, Frank Miller tiene grandísimos cómics. Esto es lo más granado de su bibliografía.

3. Muerte de la Familia

El segundo gran arco argumental del Batman de Scott Snyder y Greg Capullo durante The New 52 fue un coitus interruptus en toda regla. Se nos prometió un crossover de todas las series de Batman, con un Joker fuera de sí y que iba a por todas y salimos igual que entramos, con pocos cambios. El añadido de ese Joker, arrancándose la cara, y buscándole las cosquillas a Batman prometía mucho, pero se quedó en un final descafeinado para todo lo que podía haber sido. 

Actualmente, Muerte de la Familia se ha reeditado en un tomo con lo esencial de este crossover.

4. All-Star Batman y Robin

El "inconcluso" Batman de Jim Lee y Frank Miller ha pasado a la historia también por ser uno de los cómics que más aberró a los lectores. No solo por el discurso misógeno, sexualizado y belicoso de la trama, sino también por lo ultraviolento e innecesario de ciertos recursos. Además, detalles como Batman dejando morir de hambre a un recién secuestrado Dick Grayson o ese Joker tatuado, asesinando a una prostituta, no gustó demasiado. 

Aún con todo, podéis haceros con el All-Star Batman y Robin por ahí, en caso de que queráis echar un ojo a su reedición más actual. 

5. El Regreso de Silencio

Publicado entre Batman: Gotham Knights 50 y 66, la historia mostraba el regreso del villano conocido como Hush (Silencio), presentado hacía años en Batman: Silencio. La trama pretendía reflejar un choque entre Silencio y el Joker, trayendo de vuelta temas ya narrados en La Broma Asesina, retconeando este relato y mostrando cómo ambos criminales destrozaban la ciudad en su particular guerra.

Sin embargo, el guionista A.J. Lieberman no acabó de cogerle el pulso a la historia y desaprovechó muchos recursos, desdiciendo a Alan Moore en su historia original. Al menos, el dibujante Al Barrionuevo nos dejó un trabajo visual muy resultón. 

No todo va a ser malo. Batman tiene también grandísimas historias. Estos son sus mejores cómics.

6. El Batman de Kevin Smith

Kevin Smith es odiado por muchos comiqueros. Tanto en sus historias de Marvel, como en las de DC, se ha ganado las iras de no pocos lectores. Prueba de ello es su paso por Batman en mini-series como Cacofonía (2008) o Batman: The Widening Gyre (2009)  en donde se ha achacado al guionista y director de cine el que sacara a los héroes y villano de sus personalidades, adoptando nuevas características y ponerles "fuera de personaje". Además detalles como Batman admitiendo que "se meó encima" (literalmente) la primera vez que se zurró con unos gángsteres no acabó de gustar demasiado. 

Como con todo, Kevin Smith tiene muchos seguidores y no solo nos referimos a Clerks y sus secuelas, sino también a su trabajo en Green Arrow

7. Batman Año Tres

Tras el pepino que supuso Batman Año Uno, DC pensó en explotar el filón con dos historias más consecutivamente. Batman Año Dos y Tres, que seguirían la trama propuesta por Miller. En el primer, Mike W. Barr proponía el enfrentamiento entre Batman y un justiciero retirado llamado el Segador, que habría actuado cuando Bruce era niño. Cabe destacar que el tal Segador no se andaba con miramientos, siendo mucho más expeditivo que el Caballero Oscuro. Pero la trama no acabó de cuajar del todo por mucho que recurriera a figuras como Joe Chill, el asesino de los padres de Batman. 

Batman Año Tres tampoco tuvo mucha aceptación ya que Marv Wolfman volvió sobre el trabajo de su predecesor para hacer un doble salto mortal con una nueva encarnación del mismo antagonista e intentando hilar con los hechos de Una muerte en la Familia. Como dicen por ahí, al menos la intención es lo que cuenta. 

Bonus Track: Las películas de Joel Schumacher

Joel Schumacher ha pasado a la posteridad por hacer dos de las más infames películas de Batman. Como hemos sabido mucho tiempo después, el fallo de las películas vino dado de un fallo de comunicación entre el director y los productores. Uno quería hacer un Batman como el del año 66, los otros películas como el Batman de Tim Burton "pero no tan oscuras". ¿El resultado? Uno que casi acaba con el cine de superhéroes.

Aún así, Batman Forever y Batman & Robin siguen teniendo sus fans y su público. Demos gracias en cualquier caso, de que Schumacher no llegara a hacer una tercera película que tenía planeada. 

Si habéis disfrutado de esta galería de la debacle, no dejéis de leer:

Lecturas recomendadas