Reportaje

Batman: El Largo Halloween - Reseña

Por Jesús Delgado
-

Con motivo de Halloween os vamos a hablar de Batman: El Largo Halloween (Batman The Long Halloween), el cómic de culto que de Tim Sale y Jeph Loeb con el que se narra una ola de crímenes que azota Gotham durante un año, arrancando el Halloween más lóngevo del Caballero Oscuro. 

Halloween 2015 llama a nuestras puertas. Y, por ello, desde la sección de cómic no queríamos perder la oportunidad de hablar de uno de los clásicos básicos más terroríficos de Batman: Batman: El Largo Halloween. La elección, no obstante, ha estado reñida. Lluvia Roja, Haunted Knight, Gotham by Gaslight o Dark Moon Rising eran candidatos con muchos puntos fuertes para hablar de ellos con motivo de esta terrorífica noche.


Sin embargo, al final se ha impuesto lo mainstream y hemos optado por hablaros de este titulo obligatorio para aquellos que aún estéis empezando en el mundo del cómic. De paso, os damos motivos para regodearos si lleváis un tiempo en el mundo del cómic, recordando la primera vez que abristeis sus páginas.

Batman: El Largo Halloween es una maxi-serie anual, editada entre 1996 y 1997. La obra está escrita por Jeph Loeb y dibujada por Tim Sale, con colores de Gregory Wright. La serie sigue el caso del asesino "Festivo", un verdugo que se dedica a matar a figuras claves del crimen organizado de Gotham durante fechas festivas, iniciando su macabra carrera en Halloween. Esta ola de asesinatos se produce justo cuando el fiscal del Distrito Harvey Dent, el Comisario Gordon y Batman unen sus fuerzas para luchar contra el hampa y poner fin a las actividades de la Mafia... ¿Serán capaces los tres defensores de la ley y el orden de acabar con los mafiosos y a la vez detener al criminal festivo?

La respuesta a esta última pregunta os aguarda al final de estas páginas. Nosotros no os revelaremos nada, salvo que Festivo es realmente el padre de Luke Skywalker. Lo que sí os vamos a contar, no obstante, son los motivos por los que debéis leer el cómic, si no lo habéis hecho ya. 

El camino hacia Long Halloween

Una cosa que debe tenerse en cuenta es que Largo Halloween no es una historia de Batman del todo original. La base de la trama se remonta a Año Uno de Frank Miller. No, no significa que el autor de 300 esté detrás de ella, sino que fue precisamente su trabajo el que inspiró el desarrollo de El Largo Halloween. En 1996, Jeph Loeb y Tim Sale terminaron la mini-serie de tres episodios que conforman Haunted Knight, en la que durante tres episodios se narraban sendas aventuras de Batman durante la noche de Halloween. El editor Archie Goodwin estaba tan satisfecho con su trabajo, que les propuso una historia: hacer un arco argumental sobre Batman, con la misma estética, pero con temática de gangsters y trama policiaca, completamente independiente de las colecciones regulares.

Rápidamente, Tim Sale y Jeph Loeb aceptaron el encargo. Siguiendo el consejo de Mark Waid, optaron por seguir la historia de Frank Miller en Batman Año Uno, desarrollando un tema central de la obra: la transformación de Harvey Dent en el villano Dos Caras. De este modo, los personajes de este génesis de Batman fueron recuperados y recliclados para la historia de género noir que tenían entre manos. 

El éxito de la fórmula, por tanto, ha de entenderse como un derivado de la de Miller, pero sin las dosis de mala baba de éste y con un tono bastante más ligero y más centrado en el desarrollo del género policiaco. Sin embargo, su sombra se alargó años después con la secuela de Dark Victory (1999) y el spin-off de Catwoman: Si vas a Roma...

De este modo, se puede entender que Batman Año Uno sirve de primer capítulo, base y antesala para el trabajo conjunto de Loeb y Sale, formado por la tetralogía de Haunted Knight, Long Halloween, Dark Victory y Si vas a Roma... Todas estas historias sirven para desarrollar un Batman bastante más básico e interesante que el de los cómics tradicionales, y también más complejo que el del típico e invencible Caballero Oscuro. 

¿La historia perfecta de Batman?

Batman: El Largo Halloween es el título con el que hasta el poseur más presuntuoso, que solo ha leído en su vida uno o dos tebeos en toda, trata de de dárselas de entendido en cómic, llenándose la boca con él y poniéndolo como ejemplo de historia perfecta de Batman. A Batman: El Largo Halloween desde luego no le faltan motivos para poder erigirse como ese ejemplo de postureo friki incontestable. El trabajo del tándem de Jeph Loeb y Tim Sale, que realizaron entre 1996 y 1997, es una de las mejores historias del Caballero Oscuro hasta la fecha, brindándonos una de las maxi-series más completas de Batman, en un matrimonio ideal de narración e ilustración.

La historia nos propone una trama de género noir, de detectives. Olvidaos de un Batman con mil juguetes, armadura de soldado y grandes artefactos. Estamos ante un Batman reducido a su mínima expresión. Un tipo vestido de murciélago, un detective civil y vigilante, que ayuda a la policia a acabar con el crimen en Gotham. Y aunque existen ya los supervillanos propios del personaje (como Joker o El Pingüino), los principales antagonistas y amenazas para la Ciudad de Gotham son sus mafiosos. La historia trata de evitar elementos sobrenaturales, exagerados o propios de otras épocas anteriores de Batman, recurriendo un lenguaje más "realista".

Jeph Loeb trata por tanto de crear una historia de detectives, un thriller que mezcla aspectos policiacos y de suspense, en lugar de narrar la típica historia de vigilantes y superhéroes. Este detalle hace que su lectura sea muy digerible para gente con poca base comicófila, que únicamente tolera los llamados superhéroes "maduros", convirtiéndolo en una la obra de referencia, sentando el equivocado canon típico de lo que es bueno y de calidad y lo que no lo es. O dicho de otro modo, es el placebo perfecto para que la gente a la que no le gustan los superhéroes, acabe enganchada a un producto editorial derivado de las historias de capa, antifaces y mallas.

Eso no implica, ojo, que el lector habituado al género no vaya a disfrutarlo. Precisamente será este segundo el que mayor provecho le saque, entendiendo la miriada de referencias que hay en el cómic. Ya no solo nos referimos a detalles como Falcone "El Romano", al que conocimos por Año Uno, sino la nueva versión del trauma de Harvey Dent, inspirada en el relato original, o la inclusión de monstruos como el Joker, el Acertijo o Solomon Grundy en la historia. Y eso sin tener en cuenta cómo la propia relación de Batman y Catwoman bebe directamente del anteriormente citado cómic de Miller, desarrollando el juego en el que héroe y ladrona llevan inmersos desde entonces. 

De la mano de este aspecto, el trabajo conjunto de Tim Sale, el ilustrador, y Gregory Wright, el colorista, cumple su objetivo. El estilo de Sale, tan caracterísctico con sus bloques de color y tintas, logra crear cuadros que encajan muy bien con la narrativa del cómic, al presentar una estética adecuada para la historia que nos ocupa. Su sordidez y falta de armonía, no trata de reflejar belleza, sino sombras grotescas, en donde hasta la belleza tiene un punto retorcido, como la propia Gotham

Todo este discurso gráfico y narrativo, a su vez, queda magnificamente reflejado por los colores de Wright, quien tiene muy buen pulso a la hora de aplicar gamas de colores desvaídos, pasteles, sepias y oscuros, que contrastan la realidad gothamita y su propia esencia de ciudad gótica, postindustrial, sumida en la depresión y carente de esperanza. Algo que, en conjunto, recuerda ligeramente al cine del expresionismo alemán, una estética que con Batman siempre alcanza el triunfo.

Resumiendo, no sabemos si Batman: El Largo Halloween es si es la obra perfecta de Batman, pero sí pensamos que es obra perfecta para iniciarse en la lectura de Batman. Se trata de una historia completa, autoconclusiva y cerrada, cuya estética y discurso está a la alcance de cualquier lector neófito. Por otro lado, también es una obra muy recomendable para lectores algo más avezados cuyo fin es el de disfrutar con una de las así consensuadas mejores historias de Batman. 

Por otro lado, aquellos cuyo Batman preferido sea el de la trilogía de Batman de Christopher Nolan y David Goyer, y no tengan mucho contanto con el personaje (a excepción de por el cine y por los videojuegos), agradecerán saber que el guión de El Caballero Oscuro estuvo inspirado por El Largo Halloween, entre otros cómics. De ahí que también tendrán una oportunidad perfecta para ejercitar la lectura, conociendo a su héroe favorito en el medio que le vio nacer: las viñetas. 


ECC Ediciciones publica actualmente Batman: El Largo Halloween en un tomo único que recopila todos los números de la maxiserie original a un precio de 32 euros. Sui adquisición puede realizarse en tiendas on-line, librerias especializadas en cómic y grandes superficies. 

Lecturas recomendadas