Berserk PS4 PS Vita PC
Reportaje

Berserk and the Band of the Hawk para PS4, Vita y PC - Impresiones

Por Álvaro Alonso
-

Ya hemos jugado a Berserk and the Band of the Hawk, el juego de acción basado en el popular manga/anime de Kentaro Miura, que llegará a PS4, PS Vita y PC en febrero. Desarrollado por Omega Force, este título nos enfrenta a oleadas de cientos de enemigos, al estilo clásico musou o machaca-botones (de hecho, en un principio se lo conocía como Berserk musou).

Berserk cuenta la historia de Guts, el espadachín negro, un mercenario que utiliza una espada de tamaño descomunal ("demasiado grande, gruesa, pesada y áspera; parecía más un gran trozo de hierro") para combatir a los demonios que le persiguen sin descanso. Siempre se ha dicho que, en nuestro país, el manga está maldito (las dos editoras que se hicieron con los derechos de publicación terminaron cerrando) y el anime, estrenado en 1997, sólo recogía una parte de la historia (la mejor, eso sí). En lo que a videojuegos se refiere, hasta ahora sólo se habían lanzado dos... Y uno de ellos jamás llegó a salir de Japón.

En 2016, sin embargo, Berserk ha vivido una segunda Edad de Oro: Miura ha retomado el manga, se ha estrenado un nuevo anime (aunque no es para tirar cohetes...) y Berserk and the Band of the Hawk se ha puesto a la venta... en Japón (a nosotros nos toca esperar unos meses). Si sentís curiosidad por esta historia de fantasía medieval, oscura y apasionante, os invitamos a que leáis nuestro reportaje 'Berserk - Manga, anime, videojuegos... Un repaso a la obra de Kentaro Miura', donde examinamos al detalle todos los palos que ha tocado la serie hasta hoy.

Pero ya está bien de mirar al pasado; hablemos de lo que nos ha parecido Berserk and the Band of the Hawk.

Berserk musou

El juego sigue a pies juntillas el esquema clásico de un musou. Es decir, cada nivel es un campo de batalla repleto de enemigos y/o aliados, y debemos completar varios objetivos (apodados Behelit, la misteriosa piedra que une el mundo terrenal con el de los demonios) para culminar la misión con éxito. Estos objetivos siempre requieren que acabamos con un número determinado de enemigos. Generalmente un número MUY elevado. Porque una de las señas características de este tipo de juegos es la gigantesca cantidad de personajes que se muestran al mismo tiempo en pantalla.

Por suerte, nuestros ataques poseen un radio de acción y una potencia devastadoras, así que un par de golpes son suficientes para acabar con decenas de enemigos. En este sentido, y a pesar de lo exagerado que resulta el concepto, Guts y su enorme espada encajan a la perfección en la fórmula. Los ataques se dividen en rápidos (cuadrado) y fuertes (triángulo), y podemos mezclarlos para obtener distintos resultados. Por ejemplo, la combinación 'cuadrado, cuadrado, triángulo' hace que Guts ensarte a un enemigo y lo lance contra sus camaradas con un golpe demoledor. Además, al librar batallas, los personajes suben de nivel, mejoran sus estadísticas y aprenden nuevas combinaciones.

Berserk musou

Además de Guts, también existen otros personajes controlables. Nosotros hemos podido probar a Griffith, cuyos ataques son mucho más rápidos que los de Guts, pero abarcan menos terreno. A la hora de manejarlos no existen demasiadas diferencias, más allá de los distintos combos y efectos de los ataques especiales. 

Al derrotar enemigos, vamos llenando una barra de frenesí que puede alcanzar distintos niveles. Y como su propio nombre indica, al entrar en este estado la fuerza, el alcance y la violencia de nuestros ataques aumenta durante unos segundos (Guts parte a los enemigos por la mitad, por ejemplo). Además, en este estado los enemigos derrotados dejan caer almas que llenan la barra de ataque especial: un potente golpe -acompañado de una pequeña secuencia cinemática- que arrasa con todo y con todos.

Berserk musou

En algunas misiones (como por ejemplo la primera, el asalto al fuerte de Chuder en el que Guts se enfrenta a Bazuso) también podemos capturar bases que "generan" enemigos para que hagan lo propio con soldados de nuestro bando. En situaciones así, también contamos con un barra de moral en la parte superior, que aumenta cuantos más enemigos derrotemos y bases conquistemos, aumentando así la efectividad de nuestros camaradas. Además, en muchas misiones el tiempo juega un papel crucial. Por suerte, disponemos de caballos para movernos a gran velocidad por el campo de batalla. Ahora bien, entre que su control no es demasiado fino y que su efectividad en batalla es nula, terminaréis utilizándolos únicamente como medio de transporte.

Y ya que hablamos de Basuzo, uno de los principales atractivos de Berserk and the Band of the Hawk son las batallas contra jefes. Pulsando el botón L1, fijamos la cámara sobre el enemigo, nos movemos a su alrededor y bloqueamos ataques. Pero lo cierto es que, a pesar de que presentan un desafío muy superior al de los enemigos normales (tampoco era complicado), no requieren demasiada estrategia más allá de esquivar sus ataques.

Berserk musou

Pero suponemos que, en misiones posteriores, habrá enemigos que den la talla (te miramos a ti, Nosferatu Zodd). Y hablando de enemigos, la cámara puede llegar a ser un tanto peleona. Hay cuatro modos de dificultad (fácil, normal, difícil y Berserk) y, curiosamente, nada mas empezar la partida un mensaje nos recomienda jugar en el nivel fácil... Aunque nosotros lo hemos hecho en normal y no hemos tenido ningún problema.

Entre batalla y batalla, volvemos al campamento (que cambia en función de los acontecimientos de la historia). Además de seleccionar la siguiente misión, disponemos de una pestaña llamada eventos, que es en realidad una lista de conversaciones opcionales que aumenta a medida que avanza la historia. También tenemos acceso a una tienda donde podemos comprar accesorios y objetos consumibles, que se utilizan para aumentar momentáneamente nuestras habilidades o como armas directas (ballestas, cañones...). Hay una enorme cantidad de todos ellos, y cada personaje puede equipar un número limitado para utilizarlos en combate. Los accesorios, además, se pueden mejorar utilizando distintos materiales, dándole un ligero toque RPG.

Berserk musou

También existe un modo libre en el que podemos participar en las misiones utilizando a nuestro personaje favorito (aunque muchas ya nos dan la opción de elegir en el modo historia) y otro llamado Eclipse Eterno, donde debemos sobrevivir a los horrores del Eclipse completando diversos "deseos" para poder pasar a la siguiente capa. Skull Knight aparece de vez en cuando para echarnos una mano y guiarnos a través de este infierno particular, cuyo progreso se pierde cada vez que salimos. Los premios de este modo son de lo más interesantes, pero sus 100 niveles (que hay que superar de una sentada) suponen todo un desafío a nuestra paciencia.

Berserk es especialmente conocido por su elevado nivel de gore, y en ese sentido Berserk and the Band of the Hawk no se queda corto. Sin embargo, si lo vuestro no es la casquería, podéis desactivar todo el gore (aunque pierde bastante gracia, para qué nos vamos a engañar). La obra también es conocida por sus secuencias subidas de tono, aunque nosotros sólo hemos podido jugar los cuatro primeros niveles, así que no hemos llegado a ninguna parte "candente". 

Berserk musou

La historia empieza en el arco de la Edad de Oro, cuando Guts se une a Griffith y su banda del Halcón, y en diversas ocasiones se narra utilizando escenas de las películas de animación que se estrenaron en 2012. Y en muchos casos hablamos de escenas de una duración considerable, todo un acierto. Además, los seiyū (actores de doblaje japonés) de las películas, prestan también su voz a los personajes del videojuego. Eso sí, en la versión que hemos jugado sólo estaba disponible el audio japonés; no es una queja, sólo un apunte.

Hasta donde hemos podido ver, la historia recoge con bastante detalle las partes principales, así que aquellos que no conozcan Berserk no tendrán demasiados problemas para seguirla. Además, en el menú extras, encontramos un glosario con toda clase de términos del universo Berserk, así como una galería de personajes (que no son pocos). Ahora bien, no está absolutamente todo, y puede que los más puristas (los seguidores del manga) echen en falta alguna que otra escena que ahonda en el trasfondo de los personajes. Pero como ya decimos, por lo general, se ha realizado un gran trabajo.

Berserk musou

Desde un punto de vista técnico, es un juego sólido... pero sin alardes. Los personajes principales están representados de forma fiel, y los ataques especiales son especialmente llamativos. Pero los escenarios son demasiado pobres y los enemigos clónicos tampoco ayudan. Ahora bien, y a pesar de la cantidad de elementos que se muestran en pantalla, el juego goza de una estabilidad perfecta, sin ningún tipo de ralentización. La banda sonora también presenta algunos de los temas de las películas de animación, incluido el opening del maestro Susumu Hirasawa.

En líneas generales, Berserk and the Band of the Hawk es justo lo que esperábamos: un musou de Berserk... con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva. Jugablemente, si bien es entretenido, termina resultando cansino y repetitivo a las pocas horas. Pero la magnífica historia de Kentaro Miura, la riqueza de sus personajes y el poder tomar partido en momentos icónicos, como la primera batalla de Guts junto a la banda del Halcón, protegiendo la retaguardia, lo convierten en un producto que los fans muy difícilmente podrán rechazar. Bueno, por eso, y porque darse una ducha de tripas de demonio con la Matadragones siempre es divertido.

Lecturas recomendadas