Reportaje

Call of Duty Black Ops II: niveles Strikeforce

Por David Martínez
-

La campaña de Black Ops II ofrece diferentes finales y ramificaciones. Esta es la primera vez en la saga, que se incluyen escenarios abiertos como parte del modo historia. Son los niveles que Treyarch ha bautizado como Strikeforce.

Cuando el conflicto alcanza su punto más alto en Black Ops II, Raúl Menéndez lanza un ataque a gran escala sobre las principales capitales del mundo. Sin embargo, no podemos repeler la ofensiva en todas partes; estamos obligados a escoger nuestra zona de intervención, lo que afectará al final de la campaña. Si queremos ver todas las ramificaciones posibles, tendremos que jugar de nuevo. Según los responsables de Treyarch, esta es la mejor forma de añadir “rejugabilidad” además de los niveles de dificultad adicionales y las piezas de inteigencia que podemos coleccionar.

Una vez en el modo Strikeforce (que es como se llama este tipo de niveles) podemos escoger nuestra forma de jugar. Los más tradicionales pueden encarnar a uno de los soldados y combatir en primera persona, en un escenario abierto en que hay que cumplir diferentes misiones (en el nivel de Singapur nuestro objetivo es evitar el lanzamiento de varios misiles, y volar por los aires un carguero). Pero lo más interesante es la posibilidad de optar por la posición de comandante y dar órdenes a nuestras tropas para que se sitúen en la batalla, como en un juego de estrategia en tiempo real. En cualquier momento podemos tomar el control de uno de nuestros hombres (o nuestros drones de combate) y “ensuciarnos las manos”.

El desarrollo recuerda a las Spec Ops de Modern Warfare 3, en que debíamos repeler oleadas de enemigos, pero la Inteligencia Artificial mejorada y el sistema de misiones, multiplican las posibilidades. No se ha confirmado que este tipo de misiones se puedan jugar también en modo cooperativo (aparte de la campaña para un solo jugador) pero los responsables de Treyarch sonreían cuando se lo preguntamos.

Lecturas recomendadas