Reportaje

Call of Duty Black Ops III: Campaña y zombis

Por David Martínez
-

Probamos Call of Duty Black Ops III y realizamos un avance con nuestras impresiones de la campaña y el modo zombis. Además, hemos hablado con Jason Blundell, de Treyarch, que nos ha contado algunos secretos del FPS de Activision, que llegará a PS4, Xbox One y PC (también a las consolas de la generación pasada) el próximo 6 de noviembre.   

Antes de lanzarnos a jugar a Call of Duty Black Ops 3, nos han querido mostrar cómo será el mundo (en especial la tecnología militar) en el año 2065.  Ya os adelantamos en nuestro reportaje, las 50 claves sobre Black Ops III, cómo los robots han entrado en el campo de batalla, los soldados utilizan prótesis que mejoran su rendimiento y gracias al DNI (Interfaz Neuronal Directo) podemos recibir información en tiempo real del campo de batalla).

Pero esto es sólo la superficie, ya que Treyarch ha desarrollado un espectacular trabajo de documentación para ambientar su próximo "shooter" en un futuro plausible. Algo que ya consiguieron en Black Ops II, con el uso de drones en el campo de batalla y que también vimos en Advanced Warfare, con los exoesqueletos. El mundo de 2065 ha suprimido los ataques a gran escala gracias a un exscudo de eneregía dirigida (DEAD), pero aún se producen operaciones militares a menor escala. El mundo se ha dividido en dos grandes bloques como en la Guerra Fría, Common Defense Pact y Winslow Accord, que aglutinan todo el poder militar.

Y este es el entorno en que se llevan a cabo operaciones encuebiertas: Black Ops, en que entran en juego las fuerzas especiales del futuro. Nuestra primera misión consiste en recuperar el contacto con una célula de la CIA desaparecida en Singapur, y ahí es donde arranca una historia enrevesada, con guiños al primer Call of Duty Black Ops -entran en juego traiciones, "lavados de cerebro" y la parte más salvaje y descarnada de la guerra-. Y aquí es donde nos llevamos la primera sorpresa, porque en Call of Duty Black Ops 3 todos los niveles estarán abiertos desde el principio. Podremos jugar en el orden en que queramos (incluso ver el final del juego, si comenzamos en la última fase) y repetir las veces que queramos.

¿A qué se debe esta locura? Pues a que en Treyarch presumen de haber escrito una historia tan emocionante y rejugable, que los jugadores van a querer seguir el orden establecido, sin perderse nada. En total visitaremos tres localizaciones: Singapur, El Cairo y Zurich, donde nos enfrentaremos a un estilo de juego atípico en la saga.  Los niveles de Black Ops 3 será mucho más abiertos y se podrán jugar en modo cooperativo para 4 jugadores (podemos entrar y salir de la partida en cualquier momento y compartir las armas de los jugadores con más nivel) y por lo que pudimos probar, tienen un ritmo más rápido que anteriores campañas.

Antes de jugar, podemos visitar un piso franco donde personalizar a nuestro soldado (tanto su aspecto físico, como el sexo -por primera vez en la campaña- y sus armas) probar nuevas configuraciones en un simulador virtual, e incluso decorar las paredes con los trofeos obtenidos. En esta "safe house" también tenemos la posibilidad de acceder a un terminal y consultar información detallada de la historia y los personajes. ¿Os acordáis del terminal en Black Ops que nos permitía jugar a Zork y a Dead Ops Arcade? Pues aquello sólo representa el 1% de la información que podemos consultar... y por cierto, también habrá un minijuego retro en Call of Duty Black Ops III. Por último, tenemos un taller en que construir nuestros fusiles a medida, y donde también les podemos aplicar una capa de pintura, que por supuesto se puede trasladar a los otros modos de juego: online y zombies. 

En cuanto nos ponemos en marcha, disfrutamos de unos tiroteos frenéticos, en que entran en juego grupos de habilidades conocidos como cybercore. Estas acciones especiales están enfocadas a crear el caos en el campo de batalla, controlar los drones y robots enemigos... es decir, a obtener ventajas tácticas temporalles que serán imprescindibles para hacerle frente a enemigos más poderosos e inteligentes que nunca. Y es que, el juego de Treyarch incluirá por primera vez enemigos finales, que serán más difíciles de abatir. 

Nuestras impresiones en el nivel Provocation, en modo cooperativo con un compañero, han sido inmejorables. La sensación de que Call of Duty ha evolucionado es sutil: se juega como siempre, pero el diseño de los niveles y el comportamiento de los enemigos nos obliga a pensar mucho más cada uno de nuestros movimientos, y la coordinación con el resto del equipo es esencial. Por cierto, también es el primer juego de Treyarch en que las secuencias de vídeo aparecen en tercera persona, completamente renderizadas por el motor del juego, ya que los personajes se pueden editar.  

Y sin alejarnos de los aspectos técnicos, el tamaño de los escenarios y el tratamiento de la luz son los principales beneficiarios del cambio en el motor gráfico.  La forma en que Black Ops III juega con los espacios y cambia las reglas del combate (en este nivel pasamos de utilizar una tirolina a combatir bajo el agua) sustituyen a los eventos "scriptados" que habíamos visto en las campañas anteriores, y que habían perdido cierta efectividad.  Y hay que destacar que los 60 FPS estables, seña de identidad de la saga, siguen haciendo que los enfrentamientos fluyan en nuestra pantalla (lo jugamos en PS4).

La segunda parte de la sesión estuvo dedicada a otro de los pilares de Call of Duty Black Ops III: el modo zombies. De nuevo se nos mostró el tráiler de la pasada Comic Con en que descubrimos Shadows of Evil.  Se trata de una historia que continúa tras los DLC de Black Ops II y que está ambientado en los años 30, cuando cuatro personajes se encuentran rodeados por los muertos vivientes en un callejón de  Murk City. Estos cuatro supervivientes están interpretados por actores como Jeff Goldblum, Heather Graham, Ron Perlman o Neal McDonough (además de una sombra, a la que pone voz Robert Picardo). 

En Treyarch nos aseguran que el modo zombies de Call of Duty es tan profundo y rejugable como la propia campaña, sólo que está bañado en un oscuro sentido del humor y muestra una línea artística totalmente diferente, influído por los estilos art decó y art noveau.  Aquellos que se hagan con la edición especial, se llevarán además The Giant, un remake del nievel Der Riese, que aparecía en Call of Duty World at War.

 

Por ahora, han decidido no desvelarnos más sobre los modos zombies y campaña de Call of Duty Black Ops 3 (el multijugador tuvo una beta abierta el pasado verano) a la espera de que descubramos cómo ha evolucionado la saga, el próximo 6 de noviembre en PS4, Xbox One y PC. Os recordamos que las versiones de PS3 y Xbox 360 contarán con modo multijugador y zombies, pero no incluyen la campaña principal.

 

Lecturas recomendadas