Reportaje

Capitán América: Civil War - Review del cómic

Por Jesús Delgado
-

Capitán América: Civil War llegará a cines, pero Panini ya ha editado un cómic bajo el mismo título que recoge el camino al crossover en cómic y también los sucesos acaecidos durante éste.

Antes de que sigáis leyendo, la siguiente reseña de Capitán América: Civil War no trata sobre la película. La crítica que realiza Raquel Hernández, con anexo del abajo firmante, podéis leerla en el siguiente enlace. Esta review trata sobre Capitán América: Civil War, un volumen en el que Panini edita el material anterior al crossover Civil War.  De hecho, el tomo de Capitán América: Civil War contiene todo el material de la colección de Capitán América desde el volumen del Soldado de Invierno hasta el cómic de Civil War como tal.

Por tanto, el volumen que nos ocupa contiene Capitán América #15 a 24 (tirada de EEUU, abril 2006 - febrero 2007), además de los especiales de Captain America 65th Anniversary (2006), Soldado de Invierno: El Invierno mata (2007),  Captain America #601 (Sangre Roja, Blanca y Azul, 2009) y Civil War: Bajas de guerra (2007). Debido a este contenido lo que tenemos ante nosotros es el perfecto tie-in entre los citados tomos El Soldado de Invierno y Civil War, ya que sirve de puente ente estas dos tramas.

De hecho, ya os adelantamos que se trata de una lectura idónea para quien se iniciase en la lectura de Capitán América con el tomo de Soldado de Invierno y se encontrase perdido de lleno en Civil War. En él se explica todo el viaje del Capitán América a Civil War en los cómics desde Soldado de Invierno, mostrándonos la evolución del héroe a través de los cómics. ¡Más aún! Sin haber visto aún la película, sospechamos que este material es la otra referencia que los hermanos Anthony y Joe Russo han tomado para construir su film, aparte del crossover de Civil War.

 


Curiosiddes de MARVEL -MUTE- por hobbyconsolas


¿Lo mejor del Capitán América?

Con permiso de El Soldado de Invierno, amigos lectores, podríamos decir que así es. El material que os traemos está, principalmente, firmado por Ed Brubaker, escritor del tomo al que nos referimos, y uno de los guionistas que mejores historias del Centinela de la Libertad ha escrito. Es consenso común en el mundo del cómic que Ed Brubaker es el artífice de una de las etapas más brillantes de un personaje de tan complicada presentación como es el Capitán América.

Capitán América: Civil War es un tomo que reúne mucho material adicional, que (perdonad que seamos reiterativos) sirve de de puente en los cómics entre lo que ya vimos en el tomo de Soldado de Invierno y la reciente reedición de Civil War. Prácticamente todo el material está dedicado al Capitán América y a su colección. De ahí que lo que en sus páginas encontremos sean las historias que enlazan su propia conexión con los hechos de Civil War. Ahora bien, esta selección es un gustazo para un comicófilo amante de los superhéroes. 

Ed Brubaker, sobre quien escribir alabanzas es ya innecesario si atendemos a su carrera como guionista, nos propone una historia puente revolucionaria. En esta historia el guionista vuelve a su faceta de provocador (y algo troll). Esto no lo decimos en vano, "Ed" hizo algo que no se había tratado hasta el momento: Resucitar a Bucky. Sí, ya sabemos que sois algo escépticos con el tema, ya que en los cómics siempre resucita todo el mundo. Pero en 2005, cuando Ed Brubaker vio publicada su obra, Bucky llevaba 60 años muerto, desde el final de la II Guerra Mundial y era un pilar del Universo Marvel. Brubaker no solo lo trajo de vuelta, sino que le dio una entidad e identidad nueva: Soldado de Invierno. Bucky ya no era un ayudante juvenil, sino un personaje correoso, duro y con sangre en las manos. Y esto no es moco de pavo. Esa misma cuestión se nos desarrolla en este tomo, consolidando al personaje en apenas una veintena de números. 

¿Por qué hablamos de Bucky? (OJO SPOILERS) Primero, porque en la película, este personaje interpretado por Sebastian Stan es uno de los axiomas de la trama, y posiblemente el motivo por el cual los héroes libren su guerra en los cines. Y en segundo lugar, porque esta idea está tomada precisamente de los cómics que componen este volumen y la etapa Brubaker.

(DESTRIPE SEVERO A PARTIR DE AHORA)

Aunque el acta de registro que se menciona como en los cómics, su sombra sigue estando presente de alguna manera en la película, pero son los actos de Soldado de Invierno los detonantes del duelo, en realidad.  Esto nos hace pensar, que la película enfoque en una propuesta del cómic para explicar su trama: el cambio de status de Bucky como agente de Nick Furia. ¿Quién nos dice que Furia no es quién está detrás de Bucky en la película, como en los cómics, y que Soldado de Invierno no está trabajando para el director de SHIELD en contra de Hydra y sus líderes, quienes están detrás de los acuerdos y de un completamente ignorante Iron Man, que cree estar haciendo lo correcto? ¿Quién nos dice que el afán del gobierno y de los agentes de Hydra (encabezados por el Barón Zemo de Daniel Brül) no pasan por capturar a su antiguo asesino para llegar a Furia y lo de la Civil War es una mera charada? Por supuesto esto son meras conjeturas, pero no las perdáis de vista cuando vayáis a ver la película, porque de alguna manera esta idea viene de los cómics. 


Aunque el acta de registro no se menciona en la película como en los cómics, su sombra sigue estando presente de alguna manera en la película, pero son los actos de Soldado de Invierno los detonantes del duelo, en realidad. Esto nos hace pensar que la película enfoque en una propuesta del cómic para explicar su trama: el cambio de status de Bucky como agente de Nick Furia. ¿Quién nos dice que Furia no es quién está detrás de Bucky en la película, como en los cómics, y que Soldado de Invierno no está trabajando para el director de SHIELD en contra de Hydra y sus líderes, quienes están detrás de los acuerdos y de un completamente ignorante Iron Man, que cree estar haciendo lo correcto? ¿Quién nos dice que el afán del gobierno y de los agentes de Hydra (encabezados por el Barón Zemo de Daniel Brül) no pasan por capturar a su antiguo asesino para llegar a Furia y lo de la Civil War es una mera charada? Por supuesto esto son meras conjeturas, pero no las perdáis de vista cuando vayáis a ver la película, porque de alguna manera esta idea viene de los cómics. 

Y es que el tomo de Capitán América: Civil War, en este aspecto, explora en gran medida la idea de las presiones de Hydra para desmantelar al Capitán América y a Los Vengadores. Muchas ideas, como la implicación de Calavera (Crossbones), al que interpreta Frank Grillo, están sacadas precisamente de estos números. Lo mismo sucede con otros detalles que no deberíamos pasar por alto, pero de los que no os vamos a hablar para no estropearos la película. Solo diremos que en este aspecto, creemos entender por qué la tercera película de Capitán América se titula Capitán América: Civil War y no Civil War a secas. Sencillamente, porque la película bebe más de los cómics del Capi que del crossover.

(FIN DEL SPOILER)

Ahora, volviendo a Brubaker y al cómic como tal, ya os decimos que su narrativa es compleja pero fácilmente accesible. Las historias que propone a lo largo de este tomo son elaboradas y completas, con un montón de vueltas de tuerca (como una buena película de espías, pero tienen el valor de situar perfectamente al lector respecto al marco histórico anterior y coetáneo de Civil War. Además, la lectura del tomo está enriquecida al añadir detalles de cara a los próximos tomos y proyectos cinematográficos de Marvel con un desarrollo del trasfondo histórico del Capitán América. Cabe, por otro lado, señalar también la historia final del tomo, firmada por Christos N. Gage. En esta se trata la peculiar relación del Capitán América con Iron Man y sirve para exponer los motivos de cada uno, dejando al lector con dudas acerca de cuál tiene más razón. Esta historia es sencillamente deliciosa y debería haber sido un añadido obligatorio en el Integral de Civil War. 

Paralelamente, a nivel visual, tenemos una auténtica orgía de goce con las ilustraciones de Mike Perkins y las portadas de Steve Epting, salteadas a lo largo y ancho del volumen. Estos trabajos suponen el grueso del tomo y también lo más disfrutable de éste. Sobre su labor ya os hablamos en la reseña de el cómic de El Soldado de Invierno, y regodearse en lisonjear su trabajo ya resulta redundante. Solo os diremos que es de lo mejor de Marvel a mediados de los 2000. 

Por otro lado, no vamos a perder de vista a los equipos de ilustradores del resto de especiales. El especial del 65 Aniversario del Capitán Améirca, dibujado por Javier Pulido y Marcos Martín resulta especialmente curioso. El tándem Pulido y Martin trata de imitar el estilo de la edad de Oro de los cómics y proponen un aspecto visual muy retro, pero resultón, de un cómic de "hazañas bélicas", con una premisa y un desarrollo narrativo que aunque tiene sabor añejo, deja muy buen cuerpo tras su lectura. Lo mismo podemos decir del resto de historias, en las cuales se da más peso a la relación de Bucky con el Capitán América, actualizándola y convirtiendo al primero en un anti-héroe tan popular en nuestros días. De hecho, aunque Soldado de Invierno no es un personaje conocido por el gran público, en los cómics goza de cierta popularidad gracias a la suma de todas estas historias, que le permitieron consagrarse como uno de los personajes recurrentes del Univeros Marvel en la actualidad.

En conjunto, podemos ponderar que Capitán América: Civil War es una lectura estupenda y un tomo de lujo para regalar (o regalároslo). Ahora bien, para sacarle más jugo y ponerlo en contexto, os recomendamos que lo leais junto a Capitán América: El Soldado de Invierno y Civil War Integral. Si os ha picado la curiosidad, os señalamos que Capitán América Civil War es un tomo de 408 páginas, editado en tapa dura y cuyo precio es de 35,00 euros. 

Lecturas recomendadas