Reportaje

Cara a cara con el terror de Shinji Mikami

Por Álvaro Alonso
-

The Evil Within, el último juego de Shinji Mikami, llega mañana a las tiendas. El padre de Resident Evil ha creado un sobrecogedor survival horror que promete devolver el terror al lugar que se merece, y para descubrir los secretos detrás de su éxito, nos colamos en la mente del hombre que ha dedicado su vida a hacérnoslo pasar mal.

En 1979 llegaba a los cines Zombi 2, una película dirigida por el italiano Lucio Fulci cuyas hordas de no-muertos y logrados efectos ultra-sangrientos la convirtieron en un éxito de taquilla, alcanzando el status de obra de culto dentro del género de terror. Sin embargo, un joven japonés de 14 años salió decepcionadísimo del cine tras ver el film, y apuntó todos los errores que este cometía para, en un futuro, demostrar cómo debía hacerse una auténtica película de zombies.

Ese futuro llegó en 1996, y aunque Shinji Mikami nunca llegó a dirigir una película de terror, solventó todos estos errores en su primer videojuego para PlayStation y Sega Saturn: Biohazard, más conocido por estos lares como Resident Evil... O como "la primera vez que nos cagamos en los pantalones jugando". El resto es historia: el titulo triunfó en todo el mundo, incubó y dio a luz al término 'survival horror', y Mikami se convirtió en el padre del terror virtual. El juego mutó en saga con dos brillantes secuelas también en PS (Resident Evil 2 y Resident Evil 3: Nemesis), que fueron seguidas de numerosas entregas y no pocos spin-offs. Había nacido el fenómeno Resident Evil.

Sin embargo, tras una continuación no numerada -Resident Evil: Code Veronica X- y una precuela -Resident Evil: Zero-, las malas ventas del remake del primer Resident Evil (el mismo que llegará a principios de 2015 bajo el nombre Resident Evil HD Remaster) llevaron a Mikami a darle una vuelta de tuerca al desarrollo de la saga, reinventado el género que él mismo había creado. Así, en 2005, llegaba a las tiendas Resident Evil 4, cambiando por completo el estilo de juego y revolucionando no solo los juegos de terror, sino también la acción en tercera persona: el miedo y la tensión dieron paso al énfasis en la precisión a la hora de disparar, concepto ejecutado magistralmente desde una perspectiva por encima del hombro que ha sido copiada hasta la saciedad.

Por desgracia, este cambio actuó como arma de doble filo, convirtiéndose en el germen que ha hecho que la saga caiga en la decandencia en sus dos últimas entregas: Resident Evil 5 y Resident Evil 6 son juegos de acción pura y dura. Los personajes de toda la vida están ahí, la sangre y el gore están ahí, incluso los zombies siguen dando guerra. Pero se ha perdido el factor más importante, aquel que hizo de la creación original de Mikami uno de los mejores juegos de la historia: el terror.

El remake de Resident Evil para GameCube es uno de mis juegos favoritos de la saga, pero no vendió nada bien. Quizá no haya mucha gente dispuesta a aceptar esto pero, debido a la reacción al remake, decidí añadir más acción a Resident Evil 4. El juego sería mucho más terrorífico y se habría centrado en el horror si el remake del juego original hubiese vendido bien. Todo lo que ha venido después, ha sido a causa del descalabro comercial del remake de Resident Evil y las buenas ventas de Resident Evil 4.

                                                                                                                    - Shinji Mikami

Pero el genio nipón aún tenía mucho que decir: tras bailar de estudio en estudio supervisando el desarrollo del magistral God Hand y sacándose de la manga una joya infravaloradísima llamada Vanquish (que también revolucionó los juegos de acción en tercera persona, aunque en menor medida y sin ningún reconocimiento), Mikami decidió que había llegado la hora de volver a sus raíces y demostrar por qué se le considera el padre del terror. Y así fue como, al mando de Tango Gameworks, nació The Evil Within.

The Evil Within recupera todos los elementos que hicieron grande al primer Resident Evil: tensión constante, enemigos grotescos, exploración necesaria para sobrevivir, escasez de munición, una mansión en la que el mal acecha tras cada esquina... En palabras del propio Mikami, significará una vuelta a las raíces del survival horror que reunirá todos los tipos de terror (psicológico, sustos "fáciles"...), pero al mismo tiempo actualizará las bases 'old school' que tanto nos gustan a los tiempos modernos. El resultado es una aventura en la que el reto no reside en acabar con veinte abominaciones que nos salen al paso, sino en afrontar y superar nuestros peores miedos.

¿Triunfará Mikami con The Evil Within? ¿O tiene el terror virtual los días contados? El título se pone mañana a la venta para PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One, pero tras probarlo a conciencia (aquí podéis leer nuestro avance) y repasar sus 7 claves más importantes, nosotros lo tenemos claro: cual zombie, el survival horror ha vuelto de entre los muertos.

Lecturas recomendadas