Clash Royale y los eSports en móviles, algo con mucho futuro

Clash Royale es todo un fenómeno. El juego de Supercell, empresa que pertenece a Tencent, quienes, a su vez, cuentan con juegos como League of Legends o Arena of Valor, llegó a dispositivos móviles el año pasado.

Casi de inmediato, Clash Royale se convirtió en un éxito a todos los niveles. Los motivos, sobre todo, son la reputación de Clash of Clans, anterior juego de Supercell, y el carácter free to play tan interesante que tiene Clash Royale.

El juego no sólo ha conseguido que personas que creían que nunca tocarían un videojuego se aficionaran a él, sino que se ha convertido en un eSport con todas las letras que celebra estos días la segunda edición del mundial. A continuación repasaremos las claves de Clash Royale como eSport y, sobre todo, la posibilidad de que los móviles sean plataformas donde competir en los deportes electrónicos.

Clash Royale y el éxito de Clash of Clans

Supercell lanzó en 2012 Clash of Clans, uno de los juegos que inició la moda de títulos en los que debíamos construir y proteger una aldea. Básicamente, eso es lo que hay que hacer en Clash of Clans, gestionar los recursos para crear unas buenas defensas que nos permitan defender nuestro asentamiento. Asimismo, también tenemos la posibilidad de atacar aldeas de otras personas y podremos formar clanes para participar en batallas más grandes.

Guías y trucos de Clash Royale

Como espectador, enseguida sabes de qué va el juego.

Aunque se realizaron torneos de Clash of Clans y el juego sigue vivo, Supercell sigue actualizando su canal de Youtube con nuevo contenido y consejos, el foco está puesto en su nueva criatura, Clash Royale. Clash Royale es un juego que comparte gran parte de la estética y el encanto de Clash of Clans, pero está mucho más enfocado al combate directo entre jugadores y, sobre todo, a las partidas rápidas que no nos mantengan demasiado tiempo ocupados gestionando un asentamiento.

Guías y trucos de Clash of Clans

Básicamente, Clash Royale es un juego de cartas y estrategia en el que tendremos un mazo que tendremos que construir cuidadosamente, ya que será con el que entremos en batalla y el que nos permita defendernos y atacar. Este sencillo planteamiento, unido al hecho de que sea free to play, convierte a Clash Royale en un eSport muy interesante.

Sin embargo, lo más importante es que, el éxito de Clash of Clans le garantizó a Supercell un nombre y fue la carta de presentación ideal para el lanzamiento de Clash Royale, que llegó al mercado con una campaña de publicidad tremenda. Se podría decir, que Clash Royale lo tenía todo para triunfar a nivel de ''publicidad''. Y eso, como hemos visto, unido a sus mecánicas y su propuesta free to play ''justo'', son los elementos que, efectivamente, le ha hecho despuntar.

Clash Royale como eSport

Como decía, Clash Royale es un juego en el que tendremos una serie de cartas que iremos consiguiendo poco a poco y que nos servirán para formar nuestro mazo. Antes de nada, hablemos del tema del dinero y Clash Royale. Sí, como muchos grandes jugadores reportaron durante los primeros meses, para estar en niveles altos del ranking hay que gastarse el dinero, pero esto no asegura que vayamos a ganar. Es decir, no es un pay to win de manual, como sí lo son otros juegos de móvil o con el modelo free to play, ya que puede haber jugadores que se hayan gastado una fortuna y aún sigan atrapados en las copas inferiores.

Si quieres jugar gratis, puedes hacerlo, ya que la estrategia, el saber elegir bien las cartas y, sobre todo, saber lanzarlas sobre el tablero de juego en el momento oportuno es algo crucial. Y es que, Clash Royale es una batalla en tiempo real entre dos jugadores (aunque a veces vemos modos de 2c2) en el que cada uno posee tres torres que debe proteger. El objetivo será derribar esas torres enviando unidades que caminan en linea recta a partir de donde las soltemos. Además, está el maná, una barra morada que nos indicará el ''nivel'' de la carta que tenemos posibilidad de lanzar. Si queremos cargarlo a tope, podremos lanzar una carta más poderosa, pero corremos el riesgo de que nos hundan alguna torre en el proceso al dejar la base desprovista de defensas.

Master Class de Clash Royale con dos campeones de Movistar Riders

Tres torres por jugador. A lanzar cartas y esperar que nuestra estrategia sea mejor que la del rival. Eso es Clash Royale.

La faceta ofensiva se mezcla con la faceta defensiva, ya que tendremos que interponer unidades en la trayectoria de los enemigos para derrotarlos e impedir que lleguen a nuestras torres. Y, además, tendremos que elegir cuidadosamente qué unidades enviamos al matadero... o a la victoria, ya que ahí está la diferencia entre la victoria y la derrota en Clash Royale.

Periódicamente, Supercell revisa esas cartas para asegurar que el equilibrio entre ellas es el máximo posible, algo que asegura un entorno competitivo justo y, sobre todo, nos permite ver partidas más emocionantes, ya que no siempre estaremos viendo a la bruja correteando por ahí, algo que sucedió las últimas semanas debido a una carta mucho más poderosa que las demás.

Esa atención de Supercell por su comunidad y, sobre todo, por el equilibrio en un juego que, como ellos mismos saben, es protagonista absoluto en los eSports para móviles, unido a que el sistema de monetización es bastante justo para todo tipo de jugadores, convierten Clash Royale en un juego ideal para los eSports. Y es que, aunque ya he indicado que hubo torneos de Clash of Clans, las propias mecánicas del juego lo hacían poco interesante para los espectadores. Con Clash Royale pasa todo lo contrario y el espectador sabe en todo momento qué está pasando en pantalla.

Descargar... y a jugar

Otra de las claves del éxito de Clash Royale como eSport es que, a diferencia de otros juegos que requieren que tengamos cierta máquina para poder jugar, Clash Royale funciona en móviles, dispositivos que siempre llevamos encima. Al ser free to play, es muy sencillo descargarlo por curiosidad y engancharnos. A medida que juguemos podremos alistarnos en torneos, algo bastante sencillo gracias a las oportunidades que ofrecen plataformas de eSports como la Liga de Videojuegos Profesional o ESL y la propia Supercell.

Lo bueno de los eSports es que, a diferencia de otros deportes, cualquier persona que sea buena puede probar suerte. A base de dedicarle horas al juego, mejoraremos nuestras habilidades, pasaremos al competitivo y, si creemos que damos la talla, podemos aspirar a más. En pocos meses, un jugador que despunte en un videojuego puede estar compitiendo en la escena profesional y Clash Royale es una gran puerta de entrada, precisamente, por la facilidad que nos da a la hora de empezar a jugar en modos competitivos casi desde el principio.

eSports y los móviles

Clash Royale es el eSport en móviles que tiene más éxito. Tencent y SuperCell saben lo que se hacen. Sin embargo, antes de ellos, Blizzard se marcó un Hearthstone que, aunque le está costando más que a Clash Royale, sobre todo en España, ya es un eSport consolidado en dispositivos móviles gracias, sobre todo, a lo fácil que es acceder al juego.

Eso sí, Hearthstone se puede jugar también en PC, por lo que podría decirse que Clash Royale es un eSports de móviles genuino, ya que sólo puede disfrutarse en este tipo de dispositivos. Ahora bien, Tencent y Supercell han abierto camino y la gigante china sabe bien dónde está el mercado. Hace unos días os contamos cuáles son los 10 juegos que más ingresos generan en PC y, cómo no, el primero de la lista es League of Legends, un free to play también perteneciente a Tencent.

Controlando los ''juegos de cartas'' en móviles (Clash Royale) y contando con uno de los reyes de los eSports en PC (League of Legends), la compañía china sabía que debía lanzar un juego del estilo de League of Legends para móviles. Tras arrasar en China, Arena of Valor acaba de llegar a Europa. Se trata, básicamente, de un League of Legends para móviles, pero con un tiempo por partida adaptado al tiempo que solemos pasar jugando con estos dispositivos. Partidas de unos 10-15 minutos de media para poder disputarlas en el transporte público o en cualquier momento y, lo mejor, en cualquier lugar.

Los móviles son dispositivos que nos acompañan allá donde vayamos y hay empresas que saben que eso hay que explotarlo. Además, son plataformas cada vez más capaces y más que válidas para los eSports, algo que ha demostrado Clash Royale, Hearthstone y veremos si Arena of Valor. Y también habrá que ver c´pmo le va a Supercell con su nuevo juego, Brawl Stars.