Reportaje

Misterios sin Resolver de los Videojuegos (II)

Por Gustavo Acero
-

Buenas noches y bienvenidos a la Nave del Chistendo. Por primera y única vez, enterramos las risas para exhumar los terrores más desconocidos de los videojuegos, misterios edificados sobre el cementerio de lo inexplicable que resucitan para alimentarse de nuestros miedos. Son las brujas, los duendes y los fantasmas de la programación, que en esta semana de Halloween se cuelan en nuestras consolas para preguntarnos: ¿Truco o trato?

"Las cosas que más tememos ya nos han pasado". Esta impactante frase del desaparecido Robin Williams en Retratos de una Obsesión cobra especial significado en la semana oficial del terror, ya que prácticamente todos hemos jugado a alguno de los siguientes títulos y sentido el frío aliento del misterio sin apenas darnos cuenta. Errores de programación para unos, mensajes de ultratumba para otros; la única certeza es que todos estos glitches, huevos de pascua o guiños siguen pendientes de una respuesta que quizá nunca encuentren, perdidos en el eco del tiempo como psicofonías que nadie quiso escuchar. Si temblasteis de terror con los Misterios sin Resolver del año pasado, puede que lo más sensato sea dejar de leer en este instante, pues los siguientes casos paranormales pueden herir la sensibilidad de los lectores más aprensivos, sobre todo si tocáis ciertas imágenes con el cursor. Esto es Halloween. Para vosotros, masoquistas.

 


Skyrim: En ocasiones veo... maniquíes maníacos

Nuestro primer enigma sin respuesta nos lleva a las vastísimas tierras de The Elder Scrolls V: Skyrim (2011), un fantástico mundo abierto habitado por elfos, dragones... y bugs que ya se han convertido en memes de fama mundial. Personajes voladores, caballos petrificados o cadáveres que bailan break son algunos de los errores más hilarantes del juego de Bethesda. Sin embargo, hay uno que haría gritar al mismísimo dragón Alduin como una oveja despavorida: hablamos de los maniquíes de Riften, ciudad sudoccidental de Skyrim. A priori, estas estatuas de madera sirven para colocar nuestras armaduras, espadas y demás archiperres a modo de expositor, pero los renglones de la lógica se tuercen como un guión de Shyamalan cuando estas réplicas carentes de globos oculares cobran vida propia en los momentos más inesperados.

 

 

A veces, cuando volvemos a casa tras un largo día de caza, descubrimos con estupor que las efigies han cambiado de sitio, algo que los parapsicólgos catalogamos como un claro fenómeno poltergeist. Sin embargo, la locura muta en pesadilla cuando pillamos in fraganti a las estatuas merodeando a su antojo por la estancia, instante en el que regresan súbitamente a su pedestal (minuto 0:57), como si todo hubiera sido producto de nuestra imaginación. O sea, como si nos chupásemos el yelmo. Os adelantamos que el siguiente vídeo deja a la muñeca AnnabelleChucky y la Infanta Leonor del Museo de Cera de Madrid a la altura de los Teleñecos. [Si no aparecen los vídeos, probad a refrescar la página].

 

 

Ante semejante bofetada a las leyes de razón, sólo cabe hacerse las siguientes preguntas: ¿qué clase de fuerza preternatural mueve a estos estremecedores "maderos"? ¿Por qué campan a sus anchas sin que nadie les detenga? ¿Son colegas del pequeño Nicolás? ¿O quizá primos lejanos de los espectros "camaleónicos" que se aparecían en Oblivion, precuela de Skyrim? Si esto os ha perturbado, preparaos para lo que os espera al final del reportaje: un vídeo que hemos decidido reservar para los espectadores más temerarios, dado su altísimo nivel de turbación. Mientras tanto, continuamos con el siguiente caso paranormal, y subimos el nivel del "terrómetro" unas cuantos grados.

El Monte de las Ánimas en GTA V

En la lóbrega leyenda de Bécquer que da título a este segundo caso, un joven llamado Alonso debe adentrarse en un monte encantado como muestra de amor a Beatriz, en plena Noche de los Difuntos, aunque seguramente habría muerto de pánico si le hubiese tocado pernoctar en el Monte Gordo de GTA V. La incombustible saga de Rockstar lleva años deparándonos secretos tenebrosos, como esa Estatua de la Libertad con corazón de GTA IV, pero su mayor misterio se esconde entre las rocas del citado monte, uno de los tres macizos del estado de San Andreas. Pues bien, si acudís a sus inmediaciones de once a doce de la noche, seréis testigos de una aparición fantasmal que os dejará la sangre como un Calippo de fresa. Al activar la mira telescópica del rifle, lo que parecía un faro custodiando la noche se revela como una sobrecogedora presencia: el espíritu flotante de una niña de formas vaporosas y rostro agónico que dejaría calva a Samara de The Ring.

 

Atenazados por el pánico, abrimos fuego contra esa terrible visión que nos vigila en la distancia, pero nuestras balas no sirven de nada, así que nos armamos de valor y decididmos acercarnos a la etérea figura hasta que, de repente, se esfuma en nuestra cara como si nunca hubiera estado allí. Una vez llegamos al punto exacto del avistamiento, el único rastro que queda es una palabra escrita con sangre sobre la fría roca: JOCK. ¿Qué demonios quiere decirnos? ¿Por qué se aparece a medianoche como el señor Burns? De todos miedos, aquí tenéis la prueba fehaciente (y feaciente, porque vaya careto tiene la jodía) del suceso, junto a su ubicación exacta en el mapa, por si queréis comprobarlo personalmente.

 

 

Ante la angustia de lo vivido, nos hemos trasladado al lugar indicado en busca de respuestas, y las hemos encontrado, así que saltaos este párrafo si queréis evitar cualquier posible SPOILER sobre una de las subtramas del juego. Según nuestras investigaciones, se trataría del espíritu de la joven de 22 años Jolene Cranley-Evans, ex-posa del personaje secundario Jack Cranley, candidato al gobierno de San Andreas por el Partido Republicano y reputado actor en películas de acción, o sea, como Schwarzenegger. ¿Casualidad? Ya lo creo.

 

Pero el dato más sorprendente es el pseudónimo de este cantamañanas: Jock, exactamente el mismo nombre que aparece escrito sobre el peñasco, lo que vendría a confirmar la funesta teoría de que Jolene fue asesinada por su marido, si bien fue absuelto de todo cargo por falta de pruebas. Lo de siempre, vamos. Así figura en el recorte de un periódico al que accedemos desde la web ficticia 'Quién Mató a Leonora Johnson' en nuestro dispositivo móvil dentro del juego, y que podéis ver junto a estas líneas. Si exceptuamos los mods apócrifos como el de GTA IVJolene es el único fantasma que aparece en toda la saga, aparte de FranklinTrevor y Michaelclaro. Tiramos pues de hemeroteca para mostraros el titular del delito: Tragedia en el acantilado. "Fue un accidente", declara el desolado marido. Maldito embustero, ¡allá te pudras en la cárcel, so desgraciao!

 

Pero esperad, que aún queda lo peor. Al parecer, la historia está basada en una leyenda urbana sobre un trágico suceso acontecido durante 1925 en el estado de Pensilvania. Según se cuenta, una joven excursionista falleció en violentas circunsatancias: empujada por su novio en el Monte Gordon, -nombre prácticamente idéntico al del juego-, donde llevaría décadas apareciénsose para clamar justicia a todo aquel que visite el lugar, sobre todo si es juez. [Documental sobre la historia aquí]. Recemos una oración por su alma en pena.

Sherlock Holmes Nemesis: "Paranormal, temido Watson"

El siguiente ejemplo es la prueba irrefutable de que los vivos dan más miedo que los muertos. Si os temblaron las pantorrillas recordando el mito moderno de Slenderman, el mundo del videojuego ha conocido a alguien más acongojante que él, porque este está vivo, aunque sea en la ficción. Hablamos de un hombre tan inofensivo como el doctor John H. Watson, asistente del célebre investigador creado por Sir Arthur Conan Doyle en 1887, que en Sherlock Holmes y el Rey de los Ladrones (2007) para PC, -Nemesis en su tierra natal-, reveló una desconocida facultad sobrenatural: la teleportación. Lo más inquietante del caso es que ningún jugador ha conseguido verle desplazarse de un punto a otro jamás; un misterio digno de HolmesLayton y Max Payne juntos. O más bien del Padre Karras.

 

 

A medida que movemos la cámara en primera persona, el doctor Watson aparece repentinamente en los lugares más insospechados sin explicación racional. Cualquier amago de huida resulta inútil: cuanto más lejos intentamos escapar, más cerca se regenera una y otra vez sin saber de dónde sale, como los relaciones públicas de los pubs o los revisores del parquímetro. El siguiente documento, captado en 2008 por el videoaficionado tdous, muestra al mundo este desasosegante fenómeno que llevó al manicomio a numerosos jugadores. Según se cuenta, en sus pesadillas sigue apareciendo "el señor pesado del bigote" como un bucle interminable o una canción de Pharrell Williams, valga la redundancia. Ahora que tenéis todos los datos, vosotros sabréis si darle al play...

 

 

Tras investigar el enigma con nuestra más sofisticada aparatología, hemos llegado a una reveladora conclusión. Resulta que el estudio desarrrollador Frogwares pasó olímpicamente de diseñar cualquier tipo animación del personaje moviendo las piernas, con el fin de "facilitar el intercambio de turnos entre Holmes y Watson", por lo que la única forma de arreglar la chapuza fue teletransportarlo por arte de magia cuando no le mirábamos. Tal fue la psicosis que provocó aquella anomalía, que el estudio Focus Interactive, responsable del recién lanzado Sherlock Holmes: Crimes & Punishments para consolas next-gen, ha decidido recrear el fenómeno con la tecnología de hoy. Por primera vez y en alta definición, he aquí la única parodia del mundo que ha casuado más escalofríos que escarnios.

 

Call of Duty Finest Hour: Nazi-dos para matar de miedo

Las guerras son, probablemente, el principal foco de casuística paranormal jamás registrado. Sus impregnaciones han quedado grabadas en el inconsciente colectivo como pinturas rupestres en Atapuerca, pero lo de Call of Duty: Finest Hour va un paso más allá en la escala de pavor. El misterio del que os hablamos nos traslada a la misión Pasaje subterráneo de la campaña americana liderada por los sargentos Chuck Walker y Sam Rivers, con los que seremos testigos de una de las escenas más enloquecedoras de este especial. En principio, nos topamos con una puerta aparentemente sellada, hasta que probamos a derribarla con dos granadas y entramos en una habitación tan sumamente sórdida y terrorífica que sólo podría compararse con un piso de estudiantes de Erasmus.

 

 

Al mirar hacia arriba, advertiremos una tétrica procesión de candelas flotantes (venga vale, un puñao de velas, que me estoy creyendo Iker Jiménez), pero lo más tremebundo viene cuando bajamos la vista: las paredes están forradas con fotografías de múltiples bebés humanos que parecen mirarnos fijamente mientras un tanque de juguete recorre la sala, pero además encontamos varios ositos de peluche, una horripilante rata gigante encerrada en una jaula y un retrete como metáfora de cómo nos está sentando el desayuno. Tras tirar de la cadena, nos acercamos a una cuna en la que aparece el espectro de un niño bastante más crecidito que sus primos de las fotos, pero de pronto se levanta y se desintegra en el aire como un pedo silencioso. Rendíos, no busquéis explicación: no la tiene. Y quizá sea mejor así.

 

Game Boy Camera: Las otras Caras de Bémez

Llegamos al punto que los nintenderos estabais esperando. Si bien es imposible superar el nivel de canguelo que nos provocó la teoría del ahorcamiento de Luigi en Luigi's Mansion, la cámara digital más pequeña del mundo según el Libro Guiness de los Récords de 1998 escondía algunas de las rarezas más "malrolleras" que se recuerden, y no era la calidad de las fotos. En determinados momentos de nuestra navegación por los menús de la mítica Game Boy Camera, aparecían una serie de "pantallas de error" en forma de siniestros rostros junto a mensajes tan chungos como "¿De quién crees que estás huyendo?" o "No seas tan idiota". Lo lógico sería pensar en un guiño de los programadores o una demostración de las opciones pictóricas del editor, pero lo cierto es que Nintendo nunca llegó a revelar la identidad de esos individuos, lo que dio lugar a los más rocambolescos creepypastas de la era tecnológica.

 

¿Eran realmente espíritus de jugadores difuntos? ¿Por qué transmitían tan malas vibraciones? Al menos, en Occidente nos libramos de ver los rostros de la versión japonesa, aún más temibles que los que vamos a recordar ahora mismérrimo. Ya se debiera a sus macabras muecas o al estremecedor soniquete que emitían, esas caras tenían algo que no era de este mundo, algo oscuro y diabólico que aún hoy se nos escapa por el bien de nuestra cordura.

 

 

Para arrojar un rayo de de luz entre tanta penumbra, resucitamos otra de las incógnitas que escondía este mágico dispositivo: el misterioso hombre que aparecía bailando como un "cuñao" en una boda familiar a altas horas de la madrugada. Si bien se extendió la hipótesis de que aquel simpático señor era Shigeru Miyamoto, hoy, 27 de octubre de 2014, sentimos comunicar que no existe evidencia que lo confirme. En tal caso, ¿quién demontres era?

Pokémon X/Y: ¡Niña fantasma salvaje apareció!

El siguiente caso nos lleva de viaje a la inmensa región de Kalos de Pokémon X/Y, donde nos encontramos con un nuevo ente fantasmagórico, esta vez en el interior de un ascensor. Tras subir al segundo piso de un edificio situado en el Bulevar Norte de Ciudad Luminalia, las luces de la planta empiezan a titilar, hasta que la figura de una chica ataviada con un elegante vestido y un sombrero se manifiesta a nuestras espaldas en completo silencio. Seguidamente, avanza unos centímetros por nuestra izquierda como levitando sobre un solo pie, y justo antes de evaporarse, nos espeta: "No, no eres tú". Pues nada, otro año sin pareja. Prestad atención si aún no lo habéis visto en vuestras 3DS, porque la nena da más yuyu que jugar a la demo de Silent Hills en la morgue de la Complutense. Bueno, o en cualquiera de sus aulas.

 

 

 

Y hablando de jovencitas endemoniadas, aún más preocupante es el caso de la canción de Ashley en un juego tan inocente como WarioWare Touched! para DS. Si reproducimos su tema musical a toda velocidad en la aplicación del tocadiscos que se desbloqueaba al completar el juego, escuchamos el siguiente mensaje subliminal de corte satánico: "I have granted kids to hell", que vendría a traducirse como "He concedito/entregado niños al infierno". Para más inri, la canción fue totalmente retirada de Super Smash Bros Brawl, así que sólo podréis escucharla en el juego original o pinchando en este enlace, si es que tenéis lo que hay que tener: conexión a Internet. 

 

Por otro lado, el último misterio nintendero que o traemos no es tan "mono" como estas dos niñas poseídas, o quizá sí, porque nos retrotrae a cierto momento de Donkey Kong 64, cuando una voz diabólica nos gritaba "Get out! / ¡FUERA!", seguida de una cuenta regresiva que nos obligaba a salir del Templo Azteca Airado echando leches, o cacahuetes, en el caso de Diddy. Podéis escucharlo aquí mismo, pero antes de continuar descendiendo a los infiernos, os lanzamos una sencilla pregunta: ¿A qué piso vais...? 

 

Pesadilla Antes de Terminar

De esta sobrecogedora manera, llegamos a la última parada de nuestro pasaje del terror, y por tanto, es hora de cumplir lo prometido: el vídeo más terrorífico que ha pasado por el Club Chistendo en estos nueve meses de gestación. Partiendo de los espeluznantes glitches de Skyrim, el usuario de Youtube nurb101 ha creado el siguiente mod "prot-agonizado" por los maniquíes vivientes de Riften. En esta ocasión, no os vamos a adelantar el contenido de la pieza para que la disfrutéis hasta el final, si es que sois capaces de llegar... Quien lo logre recibirá un premio: haber sobrevivido.

 


Os lo advertimos. Si aún os quedan fuerzas para resistirlo, no dudéis en visitar la primera parte de los Misterios sin Resolver, perderos en nuestras tremendas Teorías de la Conspiración o seguir sintonizando la web en estos días para saciar vuestra hambre de terror. Y si queréis ver un glitch horroroso de verdad, os recomiendo el juego que más de esos tiene: la Ouija. O la Ouya, si estáis en el lado de los muertos.

 

En cualquier caso, esto ha sido sólo el principio. Quién sabe si, después de todo, las cosas que más teméis no os han pasado aún... hasta que os déis la vuelta y pilléis a Watson escrutando vuestra alma para toda la eternidad. No, si al final tendrá razón el "visionario" Josué Yrion y va a resultar los "Nintendos" eran el demonio...

 

¡Infeliz semana de Halloween!

 

 

NO toquéis la imagen, por lo que más queráis...

 

 

 You've met with a terrible fate, haven't you...?

 


 



En anteriores entregas del

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Las mejores bromas ilustradas del mundo pixelado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas