Reportaje

Club Chistendo: Juegos en la vida real

Por Gustavo Acero
-

¿Qué pasaría si las situaciones que sólo nos permiten vivir los videojuegos tuviesen lugar en la vida real? Pues que acabaríamos todos en comisaría, con varios puntos de sutura y muy poquitos en el carné. Así lo demuestran las parodias de videojuegos más desternillantes jamás filmadas por un magnetoscopio; una selección de "revivals" de carne y hueso que acumulan millones de visitas por méritos propios.

Club Chistendo's back. Tras un intenso fin de semana votando y botando (felicidades a los peones y a los campeones, respectivamente), hoy he llamado a unos colegas del Máster de Humorismo para que nos enseñen lo que es ser chistendero de verdad. Son los cracks de la parodia, el troleo y la descontextualización, capaces de implicar a víctimas anónimas en situaciones que sólo los frikis entendemos. En otras palabrerías, recopilamos las mejores parodias de videojuegos en la vida real. ¿Estáis todos? Pues lo siento pero no podemos esperar más, que esto empieza en 3, 2, 1...


Mario Kart en auténticas HD

Rémi Gaillard es un grilladísimo cómico francés al que muchos conoceréis por sus descacharrantes y extremas cámaras ocultas a pie de calle. El Rey del Troleo se ha disfrazado de toda la fauna animal, se ha hecho pasar por futbolista en la celebración de la Copa de Francia y se ha jugado la vida en pos de la risa, pero nos quedamos con su desternillante parodia de Mario Kart por las calles de Montpellier, lanzando pieles de plátano a los demás coches, irrumpiendo en un centro comercial para "reponer items" y sustituyendo a Lakitu por... la policía, que acaba pescándole por conducción temeraria y desacato a la autoridad. Un clásico imprescindible.

Pac-Man, algo más que un comecocos

A este no le pilla ni el caparazón azul, pero no fue aquella la única vez que el tito Rémi trasladó la ficción virtual a nuestro mundo. El francés también se disfrazó de Pac-Man acompañado de dos fantasmas para montar el escándalo del siglo en un supermercado, amén de colarse en un campo de golf privado para tocarle las bolas a los golfistas. Y al final pasó lo que tenía que pasar: que se llevó "¡un paloooooo!" donde más duele. Si tenéis tiempo y no os está viendo vuestro jefe, no os perdáis sus vídeos de SonicSpidermancanguro (el mejor) o azote de la policía.

El "bufonero" de Resident Evil 4

Épico se queda corto para describir el legado audiovisual de Mega64, cuyas geniales simulaciones de videojuegos se han hecho tan populares en Youtube, que hasta han logrado contar con los cameos de Reggie o el mismísimo Miyamoto. Estos tres elementos aparentemente salidos de un guión descartado de The Big Bang Theory han perpetrado las más brillantes parodias de todos los juegos imaginables, pero la más bestial no es otra que la de Resident Evil 4. Disfrazado del inquietante buhonero de Capcom, el actor Rocco Botte sembró el pánico entre los viandantes al interpelarles con las frases típicas del personaje, tales como "What are you buuuuying??" o "What are you selling?", pero lo mejor de todo es el desenlace:

¡Un assasin anda suelto en la ciudad!

Otra de las mega troleadas de Mega64 fue su tributo a Assassin's Creed, abriéndose paso entre la muchedumbre de un mercadillo "medieval" y mandando callar al personal para rezar al más puro estilo de Altair... después de zamparse a unos cuantos templarios. No perdáis detalle de este impagable documento gráfico:

Más peligro que Link en una tienda de jarrones

Que levante la mano quien no conozca a Lindsey Stirling. Esta talentosa violonista no es sólo conocida por sus magníficas interpretaciones de temas videojugables al violín, sino por piezas como este glorioso homenaje a la saga Zelda, no sólo por lo currado que está el vídeo, sino por lo bien que resume el concepto de la leyenda en dos minutos: ¿Salvar princesas? ¿Derrocar a dictadores demoníacos? ¿Masacrar cucos? Nada de eso... ¡destrozar vasijas a espadazo limpio! Y encima han clavado la personalidad del soldado de la guardia hyliana:

Pidgeotto, ¡te elijo a ti! Pidge... ¿¿Pidgeotto??

Una de las ideas que nos ha hecho interiorizar la saga Pokemón desde 1998 es que almacenar animales en minúsculas esferas sin comida ni oxígeno era un planteamiento factible. Pues bien, los actores de The Warp Zone quisieron comprobarlo y este fue el tronchante resultado. Adevetencia: vídeo no apto para asociaciones animalistas.

La espectacular cámara oculta de Watch Dogs

Hasta ahora hemos visto montajes de bajo presupuesto, ¿pero qué pasa cuando es la propia compañía desarrolladora la que traslada el concepto de su juego a las calles como parte de una gigantesca broma publicitaria? Eso es precisamente lo que ha querido averiguar Ubisoft con esta espectacular campaña en la que un ciudadano aleatorio entra en una tienda de teléfonos móviles hasta verse inmerso en la misma situación límite que Aiden Pearce, protagonista del Watch Dogsaquí el análisis!) ¿Cómo reaccionaríais vosotros? Yo apago el móvil y a casa.

Siniestro total en Street Fighter: "Oh, my car!"

Sólo había algo más satisfactorio que repartir leña en Street Fighter y Final Fight, y era destrozarle el buga a uno de sus maleantes. Sin embargo, seguro que nunca os parasteis a pensar cuán difícil sería hacer tal cosa en la vida real. Los genios de Mega64 tuvieron que llamar a RyuSagat y Blanka para intentarlo... y este es todo el daño que consiguieron infligir al vehículo. Vamos, que el seguro les tuvo que indemnizar a ellos y no al dueño.

Keith Apicary: el terror del E3

Nuestro último cómico suicida es el gran Nathan Barnattun genio del humor conocido por sus inclasificables irrupciones en ferias de videojuegos como el E3 o la PAX East, de donde fue expulsado hace dos años por quitarse los pantalones en una ponencia... y con razón (lo de la expulsión). Más que un homenaje a un juego concreto, su personaje estrella Keith Apicary es una meta parodia de todo este sector: un pedazo de freak que ama a Sega por encima de su propia vida, y al que sólo le mueve una obsesión: encontrar la Dreamcast 2. Comprobad por qué la ferias de videojuegos tienen un cartel en sus taquillas con su cara bajo el rótulo "prohibido el acceso a este tío".

¿Y vosotros? ¿Conocéis alguna parodia de carne y hueso digna de incluir en este recopilatorio? No dudéis en compartirlas con nosotros en los comentarios, mientras preparamos un temazo para el próximo lunes que os va a dejar de piedra pómez. ¡Feliz última semana de mayo, chistenderos!

Lecturas recomendadas