Reportaje

Club Chistendo: El pasado más turbio de Mario

Por Gustavo Acero
-

Comienza la primera semana de verano, la segunda de Felipe VI y la última de España en el Mundial. Y para celebrar estas tres "enfermérides", el Club Chistendo ha elegido un tema totalmente ajeno, que para lo otro ya están los periodistas "serios". Hoy, en cambio, os traemos los peores juegos protagonizados por el intocable Super Mario, cuando el rey de las plataformas no daba saltos de alegría... ni de ningún tipo.

MARIO. Estas cinco letras atesoran la esencia de un icono cultural, un referente del entretenimiento a la altura de Mickey Mouse y Froilán, un sinónimo de innovación, diversión y adaptación a cada generación de jugadores desde 1981. Desde el videojuego más exitoso de todos los tiempos (Super Mario Bros, que Wii Sports venía con la consola y no cuenta) al mejor valorado de la Historia (Super Mario Galaxy), el atleta con bigote de tinte indeleble ha logrado vender más de 527 millones de juegos, pero como todo magnate empresarial, Mario el "Pocero" empezó a construir su carrera desde lo más profundo de las cloacas: protagonizando algunos de los juegos más ñorder ever made.

Así que poneos las Botas Goomba, que hoy nos embadurnamos en el más turbio (que no más turbado) pasado del mayor ídolo de la comunidad GAMER, la única palabra que da más repelús que estos 'Triple A' del fontanero: Absurdos, Aburridos y Abominables. Como dirían los hermanos Farrelly (o los Martillo), Algo Pasa con Mario.

Mario's FUNdamentals: el ca(n)sino del Bigotes

Año: 1995

Plataforma: PC (MS-DOS), Macintosh

Compañía/s: Presage Software, Brain Storm Entertainment

Género: Educativo

Cuando un departamento de marketing decide insertar la palabra "FUN" subliminalmente en el título de un juego, es que algo no ha funcionado bien durante el proceso previo de producción. Lanzado inicialmente en Norteamérica (1995) bajo el título Mario's Game Gallery, este disco nos popurría un proponí (perdón, eso va al revés) de cinco juegos clásicos como el Dominó, el Backgammon, las Damas (con Yoshis y Koopas como fichas) y otros juegos populares de cartas y dados de nombres impronunciables, vamos, que no me acuerdo ahora.

Lo que muy pocos saben es que éste fue el primer juego en el que Charles Martinet prestó su inconfundible voz a su alter ego, y no Super Mario 64 como se suele creer, para desgracia de su currículum. Los minijuegos del casino de Luigi que disfrutamos en New Super Mario Bros y Super Mario 64 DS eran un claro guiño a este título, con la única salvedad de que a estos últimos sí les implementaron la sensación de diversión.

Con todos ustedes, la terapia más eficaz contra la ludopatía.

Mario Teaches Typing: aprende a escribir, olvida jugar

Año: 1991 / 1995
Plataforma: MS-DOS / Windows, Macintosh

Compañía: Mejor en solitario, pero lo hizo Interplay

Degeneración: Educativo

"Hola, buenas, ¿tienen el último juego de mecanografía de Mario que anuncian por la tele? Deme diez". Esta frase debe parecerse mucho a aquélla que nadie pronunció a principios de los noventa, cuando Nintendo dio su visto bueno a uno de los pocos Marios que se desarrollaron para PC, un juego educativo diseñado para que los churumbeles aprendieran a dominar el teclado para irse abriendo paso en el competitivo gremio de los mecanógrafos profesionales.

El invento dio lugar a una de las carátulas más cutres que se recuerden y a uno de los juegos más frenéticos de la compañía. La mecánica se basaba en teclear los caracteres que iban apareciendo en pantalla para que el scroll avanzase con nuevas letras que teclear, y así hasta quedarnos sopa. Lo bueno de su rompedora jugabilidad es que si ahora mismo pulsáis las teclas que van apareciendo en el vídeo, la sensación es exactamente la misma que tener el juego en casa. Acabamos de inaugurar el primer gameplay interactivo y en directo de Internet. Youtubers, estáis acabados.

Aunque no lo parezca, el doblaje no fue cosa de R2-D2

Mario's Fun with Letters: cuando Cifras y Letras molaba aún menos

Año: 1993

Plataforma: SNES

Compañía: The Software Toolworks

Degeneración: Educativo para gente de letras

Este despropósito en mayúsculas (como el título de la carátula y la carátula en sí) formaba parte de la trilogía Mario's Early Years, una serie de juegos educativos para niños de teta (disculpad, cosas del SEO) formada por los títulos Preschool Fun, Fun with Numbers y Fun with Letters. Y resulta que en sus "años mozos", el Reino Champiñón era mucho más soso y coñazo (el SEO otra vez) que hoy en día. Los ínclitos Mario, Luigi, Peach y Yoshi se desplazaban en una balsa entre varias islas, donde nos esperaban diversos minijuegos tan emocionantes como asociar animales con sus sonidos correspondientes. Sin embargo, lo más divertido resultó ser la robótica voz del narrador, que parecía el hijo de Loquendo aprendiendo a leer más que a escribir. Deleitaros, digo deleitados, digo deleitarse con el siguiente vídeo. En fin, lo mismo hasta me vendría bien hacerme la review.

Mario's Picross: matemáticamente aburrido

Año: 1995

Consola: Game Boy

Compañía: Jupiter
Degeneración: Puzle matemático

Antes de crear la gloriosa Game Boy Camera (prometo un Chistendo dedicado a ella) y la concupiscible consola Pokémon Mini (venga, otro), el estudio Jupiter desarrolló esta "trepidante" fusión del clásico puzle Picross con el universo mariano.

Cosplayeado de arqueólogo, debíamos descifrar diversas imágenes a base de rellenar cuadrículas con una serie de números, como la Declaración de la Renta, pero con final feliz. Los dibujos, llamados nonogramas, se iban formando a base de bloques mientras nos guiábamos por los números de cada fila y columna. Dan ganitas de hacerse la guía del juego, ¿eh? Su tímido éxito en Europa nos dejó sin secuelas (a excepción de las psíquicas) para Game Boy y SNES, que sí vieron la luz del sol naciente. Y nosotros siguiendo con nuestras vidas como si nada... El que consiga ver más de un minuto del vídeo, recibirá un premio indeterminado en el plazo de un lustro.

Mario is Missing!, en busca y captura, más bien

Año: 1992/1993

Plataformas: PC, NES, SNES

Compañía: The Software Toolworks

Degeneración: Educativo

Si alguien pensó que un Super Mario World ambientado en países del mundo real sería una buena idea, debería asumir algún tipo de responsabilidad legal por la existencia de esta aventura educativa, donde lo más parecido a aquella obra maestra de SNES fue la banda sonora remezclada.

En un alarde de ecuanimidad, Bowser capturaba a Mario dejando a Luigi solo ante el peligro... nueve años antes de Luigi's Mansion. Con la ayuda de Yoshi, visitábamos grandes ciudades como Roma, Tokio e incluso Madrid (en la versión de PC). Con deciros que lo mejor del juego era el final, en el que Bowser se quedaba literalmente en gayumbos, os podéis imaginar el resto, aunque este gameplay ayuda bastante para hacerse una idea. Ah, y fue el tercer juego en el que aparecieron los Koopalings, muy probablemente en contra de su voluntad. Como dato curioso, en la versión de CD-ROM Deluxe, el acento de Mario saltaba de italiano a neoyorkino aleatoriamente, suponemos que para introducir a los niños en el viejo y satánico arte de la xenoglosia.

Como para no volver a visitar ninguna de estas ciudades ni con TriVaGo

Mario's Time Machine: tiempo muerto para el Reino Champiñón

Año: 1993

Plataforma: MS-DOS, NES, SNES

Compañía: The Software Toolworks

Degeneración: Educativo / histórico

La secuela de Mario is Missing (sí, por si no hubiese sido suficiente) se encargó de cerrar el "ciclo educativo" de Mario Discovery Series con una lección de Historia localizada en un museo plagado de reliquias robadas por Bowser, reconvertido en una especie de Thomas Crown. Gracias a la nave Timulator, viajábamos al pasado para explorar ciudades como Atenas, Alejandría o Florencia en busca de conocimiento, como en Españoles por el Mundo pero sin pijos de Erasmus. 

Tras entablar desternillantes conversaciones con sus habitantes (un dato de esta frase es falso), debíamos rellenar varios tests para demostrar lo aprendido de cada época. El desarrollo daba más sueño que una conferencia de Sony, pero al menos nos sirvió para saber que Mario y Luigi nacieron en Brooklyn, tal como figuraba en el libreto de instrucciones del juego. Si de los manuales de instrucciones que se hacen ahora dependiera, seguiríamos pensando que a estos dos figuras los amamantó una loba. Se han perdido las viejas costumbres.

La Historia sirve para no repetir los errores del pasado. Qué gran frase.

Famicom GP II: 3D Hot Rally: Lo de "Hot" es porque la consola se calentaba

Año: 1988

Plataforma: Famicom / SNES japonesa

Compañía: HAL Laboratoy

Degeneración: Carreras

Ni 3DS ni Virtual Boy: el primer contacto de la Gran N con las 3D llegó con un periférico llamado Famicom 3D System, unas gafas de cristal líquido muy similares a las SegaScope 3D que creaban una loable sensación de profundidad mediante un ingenioso sistema de lentes. Desarrollado por Nintendo y HAL Laboratory (Kirby, tápate los oídos, ah no, que no tienes) la secuela de Grand Prix: F-1 Race contaba con tres circuitos y tres coches distintos, y permitía enviar nuestros récords a una base de datos con el periférico Disk Fax (en fax descanse).

Como curiosidad, el coche que aparece en la carátula inspiró el diseño del Minitractor de Mario Kart Wii. Sí, es un dato inútil, pero las gafas estas también y a Yamauchi no le dijisteis nada. Os pongo un vídeo de 40 minutos por si ya estáis de vacaciones y queréis empezarlas aprovechando bien el tiempo. Por primera vez en la sección, no es obligatorio verse los vídeos enteros, por motivos de salud.

Si bizqueáis los ojos, podréis ver el juego en 3D y echar la pota (no en ese orden).

Mario Clash: rojo por fuera, negro por dentro

Año: 1995

Plataforma: Virtual Boy

Compañía: Nintendo

Degeneración: Arcade

Tras Mario's Tennis (sí, el de Virtual Boy

llevaba apóstrofo), fue la segunda y última incursión de Mario en la fallida consola "portátil", por lo que nunca llegó a Europa. Recuperando el estilo del Mario Bros original, debíamos noquear a los enemigos lanzándoles caparazones desde el primer plano hacia el fondo y viceversa gracias a un efecto 3D que te dejaba un mes en cama. A pesar de ello, los trolacos de Intelligent Systems quiso rendirle homenaje en forma de microjuego para el WarioWare de GBA.

Como poseedor del juego, me hallo en condiciones de decir que no era tan malo como parece, aunque el ritmo resultaba demasiado lento y no tardaba en hacerse repetitivo, sobre todo si acababas de tomarte un gazpachito andaluz antes de jugar. Os brindamos un gameplay sin efecto 3D, por si tenéis que conducir a lo largo del día.

Obra maestra.

Hotel Mario: Lo siento, Mario, tu princesa está en otro hostal

Año: 1994

Plataforma: CD-i

Compañía: Fantasy Factory

Degeneración: hostelería

Y llegamos a lo más profundo de las cloacas nintenderas. El Mario más raro de la historia tenía licencia de Nintendo, pero fue el único desarrollado por Philips para la CD-i, el sistema de CD-Rom para SNES que nos trajo los peores Zeldas jamás concebidos por un cerebro humano. En este caso, Peach era secuestrada por Bowser y sus Koopalings (hasta ahora todo normal), pero debíamos buscarla no en un castillo sino en siete hoteles diferentes, y aquí ya es donde Nintendo retrocedió a sus orígenes como empresa dedicada a la administración de "hoteles del amor", un pasado en el que preferimos no profundizar, que ya lo hicieron bastante sus clientes.

Nuestra misión consistía en cerrar todas las puertas de cada nivel mientras los enemigos nos las volvían a abrir en lo que parecía una macabra burla del destino, como cuando las señoras de la limpieza de los hoteles reales te aporrean la puerta a las doce del mediodía si aún no has salido de la habitación. Aquí tenéis un frenético gameplay de cinco estrellas.

A quien se le cerraron las puertas fue a Philips en las oficinas de Nintendo.

Super Mario 64: el juego más sobrevalorado de la Historia

Soy consciente de que esto va a generar polémica, pero dejadme argumentar mis razones detenidamente.

 

Es broma. Quería comprobar si estabais atetentos. Tras enfangarnos en estos desastres marianos, rejugar a Super Mario Sunshine debe de parecer una delicia, sobre todo en estas fechas de piscina, granizado y bikini. Por cierto, muchas felicidades a todos los que tengáis una Xbox de última generación: hoy es la Noche de San Juan. Aprovechad la ídem más corta del año para pasaros el modo campaña de cualquier Call of Duty. Os sobrará tiempo para jugar a todo lo demás, dar un paseo, dejar hechos los deberes de septiembre y desayunar temprano para volver a la habitacón y seguir durmiendo, siempre y cuando no estéis en un hotel...

Nos vemos el lunes, queridos GAMERS, porque a diferencia de La Roja, el Club Chistendo no cierra por vacaciones. Feliz verano a todos menos a Vicente del Bosque Kokiri, que nos ha dejao sin plan para todo el mes.

Lecturas recomendadas