Reportaje

Club Chistendo: Los personajes más odiados

Por Gustavo Acero
-

Yuyu, grima, dentera, repeluco, mal rollo, Rita Repulsa, rechazo, asquete, vergüencica… Todos hemos tenido un compañero de clase, trabajo o vagón de metro que nos ha provocado esas sensaciones a medio camino entre el escalofrío y la curiosidad morbosa, pero si trasladamos ese prototipo de personaje al mundo jugable, el Chistendo está servido. Amados por unos y odiados por casi todos, su personalidad excéntrica o estrambótico aspecto siguen despertando pasiones entre sus fans y detractores más acérrimos. La pregunta es: ¿en qué bando estás tú?

“Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros”. Hermann Hesse. Quizá esta frase contenga la explicación a la tirria que nos provocan determinados individuos de la vida real: suegros, cónyuges, jefes, compañeros, famosos, youtubers, tuitstars... Hay gente a la que detestamos sin motivo aparente, o quizá por mil razones perfectamente fundamentadas, pero... ¿por qué le cogemos manía a personajes hechos a base de píxeles y polígonos que no suponen ninguna amenaza real a nuestra integridad psíquica? ¿Será que vemos reflejado en ellos lo que más detestamos de nuestro yo más profundo, como señalaba "Hesse"? Otro sabio decía que, de cerca, nadie es normal, pero si esta frase ya es aplicable a cualquier ser humano, cuando recordéis los caretos de estos sujetos os vais a sentir más normales que nunca. Amigos haters de habla hispana: preparad vuestro diccionario de improperios y... ¡que comience el desfile!

Tingle: el hada que se creía un hombre… o al revés

Título: The Legend of Zelda: Majora's Mask

Año de nacimiento: 2000

Odiado por: Su inquietante aspecto y perturbadora personalidad

¿Un tío de 35 años vestido con mallas verdes que se cree un hada del bosque, flota en globo y vive de vender mapas? No querrías quedarte solo con él en un ascensor, aunque ni siquiera existan en las tierras que habita. Los dominios de Termina, Hyrule y enclaves derivados están repletos de personajes especialitos, pero ni los iterativos gritos de Navi ni la obviedades absurdas de Fay alcanzan los niveles de aversión que el bueno de Tingle despierta en Norteamérica, donde directamente se descartó el lanzamiento de sus spin-offs para DS: Tingle el Pimpollo y el Vergel de Rupialandia, Tingle Balloon Fight y Balloon Trip of Love. Sus exagerados ademanes, su recalcitrante histrionismo y su ambigüedad sexual lo convirtieron en el centro de las iras de los jugadores más conservadores, y si a eso le sumamos su amor platónico por las rupias, paga y vámonos. De hecho, en su aventura en solitario se dedica regatear dinero a los matones que contrata para que luchen contra los monstruos en su lugar, sin más preocupación que mantener la saca llena.

Tingle es el típico señor que vive eternamente con su madre, pero no viva. No se me ocurre mejor forma de ilustrar las reacciones que provoca este pintoresco cartógrafo que las del propio Héroe del Tiempo en Las Desventuras de Link, los cortos basados en The Wind Waker, donde encontramos escenas tan pistonudas como la siguiente. Esto es exactamente lo que sentimos muchos al ver a este tipo por primera vez:

Estamos ante un más que probable caso de trastorno de personalidad de un hombre cuyo objetivo vital es convertirse en hada, aunque para ello se disfrace de Link, algo que nunca he entendido. Hay quien dice que está inspirado en Koji Kondo, el legendario compositor de Nintendo, algo que no hablaría muy bien del cariño que la compañía le tiene a sus empleados. Tingle es un incomprendido y una víctima de la corrección política, pero un hombre libre al fin y al cabo que vive sin prestar atención al qué dirán, quizá porque no lo oye con esas orejeras. Lo que está claro es que siempre será soltero. Kolooh-Limpah!

Big the Cat: El "gatillazo" de Sonic Adventure

Título: Sonic Adventure

Año de nacimiento: 1998 (Dreamcast)

Odiado por: Ser el secundario más inútil de la historia de Sega

Sí, hay alguien más odiado que los diseñadores del Sonic Team en los últimos años, y se trata del gran (pero sólo en tamaño) Big the Cat, que casi nos obliga a dividir su panza en dos entregas para que quepa el texto. Este felino antropomorfo de color púrpura y ojos de empanado es la viva imagen de la pachorra felina. Como buen gato con obesidad mórbida, su actividad se reduce a dormir, comer y viceversa, aparte de pasearse por la selva de Mystic Ruins con una caña sobre el hombro, para que parezca que pesca algo. Vamos, que es el Rafi Camino de Supervivientes, pero este es tan vago que no pesca ni para zampar, sino para rescatar a su amigo Froggy (original nombre para una rana), quien por cierto podría guardar parentesco con el personaje más odiado de la lista, cuya identidad descubriréis unos párrafos más abajo.

La aplastante ineptitud de Big the Cat no acaba ahí: no contento con tocarse los bigotes durante toda la aventura mientras Sonic se encarga del trabajo sucio, el muy puñetero tiene el don de la inoportunidad. ¿Adivináis quién se aparece paseando por la acera para distraer a Sonic en plena huida de un gigantesco tráiler que le persigue carretera abajo? Ya no sólo es que no dé palo al agua, sino que encima se carga al héroe de la aventura negándole el deber de socorro, como se aprecia en estas imágenes captadas por un videoaficionado.

Bill Hawks: El Profesor Layton vs PresidentE vil

Título: El Profesor Layton y El Futuro Perdido

Año de nacimiento: 2008 (Japón), 2010 (Europa)

Odiado por: Su ambición desmedida y falta de escrúpulos

OJO SPOILERS

¿Habéis decidido ya a quién vais a votar este domingo? Dicen que el señor Blanco tiene todas las papeletas para ganar. El señor Voto en Blanco, porque ganas dan de votarle a él con gentuza como Bill Hawks, el primer ministro de Inglaterra en El Profesor Layton y el Futuro (está) Perdido. Este personaje representa todo lo que aborrecemos de la política actual: un señor movido por la codicia capaz de utilizar a quien sea con tal de alcanzar el poder. Bill comienza su carrera como científico especializado en el estudio de los viajes en el tiempo, para lo que decide construir una máquina más inacabada que un juego next-gen el día de lanzamiento.

A pesar de ello, Bill decide vendérsela al gobierno a sabiendas de que se puede liar la de Contact pero sin Jodie Foster, que siempre es una garantía de seguridad. Y en contra de la voluntad de su socio Dimitri, al que traiciona, el muy cabronardo se empeña en hacer la “preview” con humanos a cambio de una cantidad millonaria de dinero, para lo que utiliza a su asistente Claire como conejillo de indias, quien logra viajar en el tiempo diez años... con fatal resultado. Total, que la máquina revienta y destroza el laboratorio y parte de los edificios colindantes cargándose a Claire y unos cuantos más, pero en lugar de asumir responsabilidades, el muy hijo de la Gran Bretaña utiliza su "hazaña" para medrar y convertirse en primer ministro de Inglaterra.

Pues mira, le iba a votar pero después de ver de dónde viene voy a pasar. ¿Un corrupto sin escrúpulos metido en política? Menos mal que estas cosas sólo pasan en los videojuegos: si alguno de nuestros representantes hubiese construido una máquina del tiempo, todos los presupuestos del Estado para las próximas décadas estarían guardaditos en la Nueva Suiza de 2096. Perdón, 2016, quería decir. Layton y Luke deberían viajar a la España de hoy para saber lo que es Futuro Perdido. Recordadme que el sábado borre este párrafo, que es jornada de reflexión.

Rese T. Ado: No querrás “toparte” con él

Título: Animal Crossing

Año de nacimiento: 2001

Odiado por: Sus constantes broncas al jugador despistado

Es un topo, siempre está de mal humor y nunca para; os presento al Licker Casillas de Animal Crossing. Pido disculpas a todos los casillistas que se hayan podido sentir ofendidos por esta chanza elaborada con todo el cariño, pues no soy futbolero y la única bufanda que tengo es la del Hyrule Warriors. Dicho esto, Rese T. Ado es un tálpido con cara de psicópata que nos monta las (no los) petas del siglo por no guardar la partida antes de apagar la consola. O sea, como una madre pero al revés; ella te echa la bronca por no apagar la consola antes de guardar la partida. Según la descripción de Smash Bros Melee, “la próxima vez que vayas a jugar, Rese T. Ado te estará esperando para echarte un buen rapapolvo”. Menos mal que los traductores de Nintendo recalcaron bien lo del “rapa”, o tendríamos aún más razones para temerle.

Lo que algunos no saben es que Rese T. Ado (o Rese T, a secas) está inspiado en Reggie Fils-Aime, presidente de Nintendo América, querido y aborrecido a partes desiguales (no diré a qué bando pertenezco). Y no os dejéis engañar por el pico de obra que lleva en sus pezuñas derechas, porque trabaja menos que el cartelista de Terminator Génesis. En Wii, de hecho, llega a amenazarnos con su Wiimote con borrarnos el pueblo entero, y la única forma que queda de librarnos de él es disculparnos. De lo contrario, nos espera un chaparrón como este:

¿Qué? ¿Qué has dicho? ¿Que "Es solo un juego"? ¿Que "Tampoco es para tanto"? ¡ESTO es MUCHO más que un juego! ¡Irresponsable! ¡Inconsciente! ¿¡De qué vas?! No, espera. Te voy a decir de qué voy yo: voy de jefe, y te digo que el RESET y el POWER no se tocan. […] Mira, déjalo... Eres un mentiroso sin escrúpulos, ¿lo sabías? Sí, ahora ríete todo lo que quieras. Sí, sí, ya lo sé. Te conozco bien, niño. Pero ¿sabes qué? Estoy harto de ti. Harto de perder mi tiempo contigo. Me voy a ver la tele. Ponen "Dos topos y un destino", mi peli favorita. ¿Alguien sigue dudando de su mala fama?

Waluigi: el hermano no reconocido de Wario

Título: Mario Tennis (Nintendo 64)

Año de nacimiento: 2000

Odiado por: la propia Nintendo

Cría cuervos… y les sacarás los ojos. No hay personaje más ninguneado por su propia casa que Waluigi. Creado sólo para que Wario pudiese competir a dobles en Mario Tennis, el némesis de Luigi es el único miembro del Reino Champiñón que aún no ha protagonizado su propio juego (hasta Toad ha hecho bolos en solitario), quizá porque es el único que no ha sido diseñado por Nintendo… sino por Camelot, el estudio encargado de la saga tenística, amén de la golfística y de Golden Sun (¡poneos ya a currar en el cuarto, hombre!). Por ello, estamos ante uno de los personajes con menor popularidad que Rosa Díez en la última encuesta del CIS, y eso que yo le tengo un especial cariño, y a Waluigi también.

Su diseño tampoco invita a el enamoramiento, por su aspecto es sospechosamente similar a Pierre Nodoyuna de Los Autos Locos de Hannah-Barbera, aunque realmente está basado en Boyacky de la serie Yattaman. Como veis, no destaca por su originalidad, pero tampoco en su nombre. Hay quien cree que se llama Waluigi en honor a Wario, pero lo cierto es que el prefijo “wa” significa “malo”, por lo que Waluigi significa "Luigi malo", y no hay más misterio. Bueno sí, uno: la presunta relación de parentesco que une a Waluigi y Wario, ya que ni la propia Nintendo se pone de acuerdo: en Mario Kart DS se afirma que sí, mientras que en Mario & Sonic en los JJOO se apunta a lo contrario. Esto sólo se soluciona con un test de paternidad, pero eso implicaría localizar al padre de ambos, y bastantes casos acumulados tiene ya.

Crazy Frog: La rana que se transformó en ODIO

Título: Crazy Frog Racer

Año de nacimiento: 2003 (aunque el juego es de 2005)

Odiado por: EXISTIR

Llegamos a la parada -final- de los monstruos. ¿Quién no recuerda al ser más insufrible de la edad moderna? Crazy Frog, nacido como The Annoying Thing (La cosa "cabreante") fue un personaje de animación diseñado por un sueco para la empresa Jamba! con el fin de publicitar por televisión los famosos politonos para móviles a todas las malditas horas del día. Sus insoportables y estridentes gritos quedaron grabados en nuestro cerebelo hasta el día de hoy... pero para esto estamos nosotros, para resucitar ese bello recuerdo por los siglos de los siglos. Por supuesto, también tuvo su videojuego: el primer arcada (sí, con "a") de carreras jamás diseñado, que tuvo la suerte de salir en Playstation 2, GBA, DS y PC con una calidad que ya os podéis imaginar, y aún así era mejor que el de Shrek. Os iba a mostrar imágenes del juego, pero creo que es mucho más interesante recordar su mítico "cover" de Axel F. Yo ya lo tengo como tono de llamada. Bueno, en realidad es que nunca supe quitarlo.

¿Qué dónde están Slippy Toadd, la inaguantable Ashley de Resident Evil 4 o Daxter? Pues en nuestro Top 10 de segundones pelmazos junto a otros plastas más molestos que odiosos, pero que también merecen su estrella en el hall de la infamia, aunque seguro que vosotros, fieles chistenderos, también tenéis buenos candidatos. En vuestras manos dejo la responsabilidad moral de compartirlos con todos nosotros...

Lecturas recomendadas