Reportaje

Club Chistendo: La Traca Final de Bugs

Por Gustavo Acero
-

Bugs, glitches y demás fallos de programación siguen colándose en nuestros videojuegos cual pequeño Nicolás en un edificio con puerta giratoria, y como buenos agentes de Asuntos Internos que somos, hemos decidido investigar las mayores pifias jugables que se han financiado con dinero (del) público. Si os echasteis unas risas con los tripulantes resucitados de Black Flag o las caídas interminables de Sonic Boom la semana pasada, preparaos para la traca -o atraco- final del Club "Glitchendo": los DIEZ casos de bugs más delirantes nunca vistos.

Las "erratas" de Assassin's Creed Unity siguen dando más coletazos que Julio Iglesias en una despedida de soltera (y lo sabes), y los resultados de nuestra última encuesta reflejan que no sólo eran manías de los medios especializados, sino que una mayoría de vosotros (44%) también atestiguáis una "cantidad escandalosa de bugs y bajones de fluidez" en el juego durante los diez días posteriores a su lanzamiento, mientras que un 40% habéis detectado glitches menos graves, aunque reconocéis que haberlos, haylos. Tan sólo el 16% restante afirma haber disfrutado de una experiencia impecable, entre un total de 1144 participantes. Si esto fuese una encuesta del CIS, "Ubi" perdería más votos que Rusia en Eurovisión.

 

 

Cependant ("sin embargo" en francés), aún les queda tiempo para levantar esos datos con su próximo Assassin's Creed, o sea, los 364 días que tarden en lanzar la siguiente entrega, ambientada probablemente en la Batalla de las Navas de Tolosa. Sin embargo, no es la única compañía contagiada por esta imparable epidemia; tras recibir el chaparrón de Las Siete Plagas de Bugs, hoy os traemos La Traca Final de Glitches que os arrancarán mucho más que una sonrisa, por no decir los ojos. El caso es que los bugs tienen algo que nos fascina, indigna y cautiva al mismo tiempo; quizá sea ese morbo antropológico por el fracaso del vecino (y más si es francés), o esa dulce sensación de libertad que produce burlar las reglas de un sistema virtual que pagamos religiosamente en cada compra de un juego "triple A". Sea como fuere, dichos errores servirán para despedir noviembre con una sonrisa de ceja a oreja, o alguna mueca peor. Como dijo el genio: ¡contigo no, bicho!

¿Qué tienen en común GTA V y Sharknado?

Rockstar se ha convertido por méritos propios o deméritos ajenos en una de esas compañías que prefieren dedicar el máximo tiempo posible a pulir sus obras para garantizar una experiencia óptima a los usuarios, pero la ambición de sus proyectos tampoco le libra de la maldición, y algunos de sus glitches son tan divertidos que parecen introducidos a propósito. Por ejemplo, ¿qué podría salir de la fusión entre uno de los juegos mejor valorados de los últimos años y una de las peores películas jamás rodadas? ¿Y si la película aludida es Sharknado? Tal y como os estáis imaginando, algunos jugadores se vieron más que sorprendidos por una plaga de tiburones voladores que aleteaban por el espacio aéreo de Los Santos en busca de presas como Trevor Philips. Parece que algún programador confundió "aletas" con "alas" durante el proceso de animación, y el resultado no pudo ser otro que el siguiente: 

 

GTA IV: El columpio asesino de Liberty City

¿Cuántas veces os han soltado la desagradable frase "no te columpies, chaval"? Pues en Rockstar no es sólo una metáfora. Aparte de morir triturados por el escualo volador no identificado, la saga GTA siempre nos ha permitido realizar casi cualquier actividad que concibiese nuestra imaginación, incluso legal. Eso sí, como se te pase por la cabeza aparcar el coche frente a un inocente columpio, atente a las consecuencias, motherfucker. Mediante una inexplicable reacción de físicas que no entendería ni Galileo Galilei, el glitch más rocambolesco de GTA IV hace que nuestro vehículo salga automáticamente catapultado tras entrar en contacto con la barra central de un maldito columpio, aunque también se produce el mismo efecto si rozamos las puertas mecánicas de ciertas fincas. Coches, furgonetas, camiones, autobuses, ambulancias... Da igual el tipo de vehículo que utilicemos, ninguno sale airoso de la clásica atracción infantil. Bueno, en realidad todos salen airosos -por los aires-, conductor incluido. ¡Que te den, lógica! En Liberty City no eres bien recibida.

 

 

Red Dead Redemption: Mi carro me lo volaron...

Y ya que hablamos de Rockstar y vehículos volátiles, es el turno de Red Dead Redemption y su garaje de carromatos, es decir, carros que matan. Por las tierras de Nuevo Paraíso, New Austin y West Elizabeth pasaron caballeros que se creían caballos y damas que se creían burros, y no me refiero a ningún concursante de Adán y Eva, que tenéis muy mala leche. Aun así, si tuviéramos que elegir un glitch que nos tumbó de risa en 2010, sería sin duda el de los carros botantes, que sólo admite dos posibilidades: o tenían los amortiguadores engrasados con Mimosín, o sus pasajeros son los fantasmas de los vaqueros protagonistas de Brokeback Mountain. El nivel de surrealismo alcanza cotas galopantes cuando en uno de esos botes descontrolados, los pobres corceles saltan disparados como cohetes sin entender nada de lo que está ocurriendo. Disfrutad de uno de los momentos más cachondos que han pasado por esta cuadra.

 

 

Call of Duty Black Ops: Este muerto está muy vivo

Amigos, ¿qué es la muerte? ¿Cuánto tardan en morir las neuronas tras la suspensión de las funciones cardiocirculatorias y respiratorias del ser humano? Es más, ¿estamos realmente vivos o, como decía Huxley, este mundo no es más que el infierno de otro planeta? Vale, puede que un lunes a estas horas no sea el mejor momento para plantear semejantes dudas, pero echadle la culpa a Treyarch y Activision, que son quienes las sembraron. Una vez caídos en combate, algunos "cadáveres muertos ya fallecidos" seguían moviendo la boca y susurrando palabras inaudibles, como esos perturbados que hablan solos por la calle... hasta que descubres que en realidad están usando el "manos libres" del móvil mediante un extraño auricular microfonado. Mantengo lo de perturbados. 

 

Volviendo a Black Ops, cuando algunos jugadores vaciaron el cargador sobre sus elocuentes rostros, los muy condenados desplegaron una serie de espamos con retorcimiento de cuello incluido que revelaban su última voluntad: un exorcismo. Si omitimos este caso en nuestro último especial de fenómenos para anormales es porque da más risa que miedo. Con todos vosotros, las últimas palabras del Fiambre que Susurraba a los Soldados; un hombre que no callaba ni debajo del arma.

 

 

Personajes esquizofrénicos en Star Wars: The Old Republic

Pasemos a uno de los últimos juegos desarrollados por otra caída en combate: la difunta LucasArts. Perdón, he dicho difunta y olvidaba que ahora pertenece a Disney. Quería decir la fallecida LucasArts. A la espera del ansiado tráiler de Star Wars Episodio VII: The Force Awakens, veamos lo que ocurre cuando la inteligencia artificial de los personajes de un juego como The Old Republic se queda "pillada" durante una secuecia cinemática, y eso que el juego es una obra maestra... Jedi. Uno de los momentos más molestos que pueden darse en las relaciones sociales es entablar una conversación con una persona que de buenas a primeras se distrae con otro asunto, o incluso consigo misma, dejándote con la palabra en la bocaza. Es decir, lo que ocurre en cualquier relación sentimental.

 

Pues ese es el caso de la señorita Darth Zash, cuyo comportamiento debería abrir el temario de cualquier libro de psiquiatría, o de cualquier cuaderno de Problemas Rubio(s). Existen varias teorías sobre la posible causa de esta reacción: ¿será una danza regional de los Sith? ¿Estará poseída por Lady Gagá? ¿O simplemente va más pedo que Johnny Depp en una entrega de premios? Contemplad la escena y juzgad por vosotros mismos, aunque parece evidente que a esta muchacha se le va la Fuerza por la boca.

 

 

Dead Space 2: En el espacio nadie puede unir tus trozos

¿¡Que la semana pasada le dimos poca caña a Electronic Arts!? Pues EA, aquí va el bug más sangrante -nunca mejor dicho- de Dead Space 2, donde los necromorfos no siempre han sido los monstruos más desmembrados, a juzgar por este pedazo de glitch que afecta al propio Isaac Clarke. Lo de "pedazo" va por los restos corporales que quedan de él: la "pelvis Presley" y la media pierna que se aparecen flotando al cambiar de atuendo en el "modo Imposible" mientras pone el suelo perdido de sangre y escuchamos un agradable efecto sonoro de carne en descomposición. Al menos, ya sabemos por qué el estudio que lo desarrolló se llama Visceral Games

 

Y de pronto, cuando el listón de sinsentido parecía insuperable, el protagonista se enfunda un casco sobre su cabeza invisible y continúa con su vida como si nada, como Kevin Bacon en El Hombre sin Sombra. ¿La habéis visto? ¿¡Cómo la vais a ver, si va de un tío invisible!? En fin, justo cuando nuestra sociedad había perdido por fin el miedo a salir del armario, va EA y le hace esto al señor Clarke. Para partirse "El Eje", que casualmente es el nombre de la ciudad de Titán.

 

 

Skyrim: "Los dioses deben estar locos"

Llegados a este punto del artículo, os voy a ser muy sincero: Dovahkiin, Dovahkiin, naal ok zin los vahriin, Wah dein vokul mahfaeraak ahst vaal; Ahrk fin norok paal graan fod nust hon zindro zaan, Dovahkiin, fah hin, kogaan mu draal. Disculpad, me he atragantado con un huevo Kinder, por si alguien creía que estaba cantando la sublime Canción del Dovahkiin en la lengua de los dragones. Lo que quería decir es que aún nos quedaba un mega glitch por descubrir en The Elder Scrolls: Skyrim. Si sois ateos, dejaréis de serlo en breves instantes. Si no sabéis nadar, hoy aprenderéis. Si habéis aprendido a volar con el columpio de GTA IV, ahora lo olvidaréis.

 

Imaginad que os piráis a pasar el puente de diciembre a Peñíscola y, en mitad de la noche, bajáis al chino a por calimocho y se os aparece una mujer ataviada con ropas medievales que se desplaza por el pueblo NADANDO POR EL AIRE, se detiene ante vosotros y os espeta: "Los dioses saben lo que has hecho". Seguidamente, retoma el vuelo a braza y, justo al llegar a su portal, se evapora como por arte de magia negra. Si los dioses saben lo que hicisteis el último verano, ¿sabrán los demonios lo que hicieron los programadores de Bethesda para perpetrar esta escena? Ni la chica de la curva daba tanto canguelo, oigan.

 

 

Resident Evil 4: Y cuanto más acelero... (complete el estribillo)

Truconsejo para conquistar a una chica #1: si la invitas a dar una vuelta en tu moto, asegúrate de que sigue detrás de ti una vez pises el acelerador, más aún si es la hija del presidente de los Estados Unidos, o incluso "La Pechotes". Da igual que sea una motocicleta, un Lamborghini o una lancha motora como la que usaba Leon Kennedy para rescatar a la joven Ashley en Resident Evil 4 (ay, omá, que rica). El d/efecto provocado por este épico bug puede triunfar como anécdota en una Wii Party entre colegas, pero sabed que a las turistas extranjeras no les mola un pelo que las dejen tiradas en plena cuneta, ni siquiera en plena cuenta atrás para escapar de una horda de españoles. Y si encima se enteran de que son zombis (bueno, infectados), ya nos elimina hasta del LinkedIn. Como dice Leon en el vídeo: "Sube, encanto"... que yo me piro en mi moto de agua invisible y no me vuelves a ver el pelo. Ojo a la impagable cámara lenta.

 

 

Mass Effect 2: el último grito en aventuras espaciales

¡Whoaaaaoaaaaaaah! ¡Whoaaaaaaaah! ¡Whoooooooo! ¡¡AAAAAAAAH AAAAAAAAH!! ¡Woooooooaaaah!! Whoaaaaaaaah! ¡AAAAAArrrgh! ¡Whaooaaaahhh! ¡Whooaaaaaaah! ¡Whoaaaaaaaah! ¡Whoooooooo! ¡¡AAAAAAAHHH!! ¡Woooooooaaah! ¡Whoaaaaaaaah! ¡Aaaaaarrrgh!! ¡Whaooaaaahhh! ¡Whooaaaaaaah! ¡Whoaaaaaaaah! ¡Whoooooooo!¡¡AAAAAAAAH AAAAAAAAH!! ¡Woooooooaaaah!! ¡Whoaaaaaaaah! ¡¡AAAAAArrrgh!! ¡Whaooaaaahhh! ¡¡¡WHOAAAAAAHHH!!! ¡¡Whooooooo!! ¡Aaaaaah! ¡Whoaaaaaaaah! ¡Aaaarrrgh! ¡Whooaaaaaaah! ¡Whoaaaaaaaah! ¡Whoooooaaaaoaaooaaaoohh!! (Bis)

Watch Dogs: hack-e mate al otro rey de los bugs

"Ubisoft" debe de venir de "Ubicuidad", porque últimamente está en todas partes, tanto para las buenas noticias como para las negativas. Dejando a Unity al margen, que bastante ha tenido ya con lo suyo, hoy reservamos el puesto final para el no menos polémico Watch Dogs, que vuelve a estar de actualidad por su esperado relanzamiento en Wii U. Sí, era una ironía. Supuestamente, Aiden Pearce puede hackear la ciudad de Chicago para convertirla en un arma, aunque lo que debió de hackear fueron los ordenadores de sus programadores, por la cantidad de dislates que se les colaron a pesar del retraso (el de la fecha).

 

Os dejamos con un montaje confeccionado con muy mala baba, ya que intercala las alabanzas de los medios especializados (como alguien se meta con la nota de Hobby, le suelto un tiburón volador en su barrio) con los bugs más aberrantes del juego que pululan por Youtube. Entre ellos, me quedo con el puente levadizo que se atraviesa como un Kleenex mojado o ese tren que frena en seco como un buen ciudadano para dejarnos cruzar la vía tranquilamente. Como lo vea Christopher Nolan, nos casca la precuela de Origen. O sea, Origen: el Origen.

 

 

Bonus track: El muro irresistible de Assassin's Creed

Por petición popular, rescatamos el mítico bug del remake del primer Assassin's Creed que incluimos en nuestro especial de Momentos Tronchantes, donde también encontraréis el hilarante Alien de la Calzada de Aliens Colonial Marines, aquel entrañable título de Sega que traía más bichos amorfos que xenomorfos. Como dijimos en su día, respetamos la orientación sexual de todo el mundo, incluso de estos dos simpáticos musulmanes, que encontraron el amor en este muro de carga (y descarga) para dar rienda suelta a sus instintos más primarios ante la atónita mirada de Desmond. Gozad de este glitch tanto como sus protagonistas, que la deben de tener como una piedra. La pared. ¡Dis-frotad del primer "glory hole" de la historia!

 

Y ahora sí que sí, espero que os hayáis desternillado con este decálogo definitivo de bugs, porque se me ha "acabao" el repertorio hasta que lancen el próximo GOTY en un pack especial con diez parches anticonceptivos, que es como vendrán los juegos a partir de ahora. Nos vemos en siete días, si es que Super Smash Bros y Little Big Planet 3 nos dejan un par de ORAS libres para cumplir con nuestras obligaciones. Menuda semanita se nos viene encima, Amiibos...

 

Feliz Navid... ¡digo feliz traca final de noviembre!


 

En anteriores entregas del

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Las mejores bromas ilustradas del mundo pixelado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas