Reportaje

Crash Bandicoot, Medievil, Syphon Filter... Las sagas perdidas de PlayStation

Por Álvaro Alonso
-

Crash Bandicoot, Medievil, Syphon Filter, Dino Crisis, Spyro... No son pocas las sagas de la primera PlayStation que nos dieron horas y horas de diversión durante sus años de gloria, y que hoy en día parecen haber sido olvidadas... ¡Pero no por nosotros!

Es inevitable recordar la primera PlayStation con cariño. Fue el lugar donde muchos conocimos por primera vez algunas de las sagas más exitosas del mundo de los videojuegos, que han ido creciendo y evolucionando a medida que lo hacíamos nosotros: Metal Gear Solid, Resident Evil, Final Fantasy, Tomb Raider, Tekken... Prácticamente podríamos decir que sus entregas más celebradas estuvieron en PlayStation y, actualmente, todas gozan de buena salud y merecido reconocimiento. 

Por desgracia, no todas las sagas corrieron la misma suerte; algunas contaron con un par de secuelas sin demasiado éxito. Otras... cayeron en el olvido y nunca más se supo de ellas. Y seguro que todos vosotros os habéis preguntado alguna vez por qué aquel juego que tanto os gustaba nunca tuvo continuación, o habéis agitado el puño en señal de protesta porque ninguna compañía parece acordarse de vuestra saga favorita de la primera PlayStation. Desde aquí decimos, ¡BASTA YA! Queremos justicia, ¡queremos que vuelvan! Y la mejor forma de empezar, es recordándolos. A continuación, repasamos las sagas perdidas de PlayStation.

Crash Bandicoot

Nacido en el seno de Naughty Dog, este bandicut capaz de girar como una peonza (sin marearse) fue nuestro compañero en las muchas tardes que pasamos pegados a la primera PlayStation. Tras varias secuelas y spin-offs de dudosa calidad (ND le dijo adiós en la tercera entrega), Crash dejó de ser exclusivo de Sony y sus derechos bailaron por las manos de distintas compañías, lo que propició su llegada a consolas como Game Boy Advance o Xbox 360. La última vez que supimos de él fue en el año 2010, con un juego para dispositivos móviles que pasó por el mercado sin pena ni gloria. Sin embargo, Sony lleva varios meses insinuado que Crash Bandicoot podría volver, y los rumores sobre un nuevo juego son cada vez más fuertes. ¿Romperá cajas en el E3 2016?

MediEvil

Muchos antes de que Dark Souls nos enseñase el significado de la muerte, nos pusimos en sus huesos de la mano de Sir Daniel Fortesque, el protagonista de MediEvil. A golpe de espada, hechizo y una ambientación inspirada en el clásico de Tim Burton 'Pesadilla Antes de Navidad', este esqueleto charlatán se ganó nuestros corazones con dos entregas exclusivas de PlayStation y un pseudo-remake para PSP. Hace cosa de un año, un español recreó MediEvil en Unreal Engine 4... Y nosotros nos morimos por sus huesos pensando en su regreso.

Syphon Filter

Las cosas como son, Syphon Filter no lo tuvo nada fácil: compitió contra el mejor juego de acción e infiltración de todos los tiempos... Y, aun así, fue todo un éxito gracias a una historia que atrapaba de principio a fin, un arsenal de armas y gadgets que ya quisiese James Bond y una I.A. que fue toda una revolución para la época. Por desgracia, Gabe Logan y Lian Xing han estado MIA desde el año 2007, cuando se dejaron caer por PSP (y, más tarde, PS2) con el genial Syphon Filter: Logan's Shadow. Pero estamos seguros de que siguen vivos...

Parasite Eve

Squaresoft se alejó de la fantasía medieval propia de la gran mayoría de los Final Fantasy y nos sorprendió con Parasite Eve, un híbrido entre Survival Horror y RPG que hizo las delicias de los amantes de ambos géneros. Ubicado en la ciudad de Nueva York, Parasite Eve nos ponía en la piel de Aya Brea, una policía que debía salvar a la humanidad de fuerzas sobrenaturales en apenas seis días. Sus primeros minutos, con un espectacular combate en la ópera, quedaron grabados a fuego en la mente de todo aquel que lo jugó en su día... Hasta tal punto que el vestido negro de Aya, utilizado en dicha secuencia, se convirtió en el atuendo más icónico de la saga.

Tras Parasite Eve 2, la franquicia estuvo en el limbo durante nada menos que 10 años hasta la llegada de The 3rd Birthday, entrega para PSP dirigida por Hajime Tabata (responsable de Final Fantasy XV) que no terminó de cuajar. Pero ahora que Square Enix está escuchando a los fans más que nunca... ¿veremos a Aya en un futuro no muy lejano?

Parappa the Rapper

¿Quién hubiese imaginado que un perro rapero (el perropero, esa GRAN raza) llegaría a lo más alto? El bueno de Parappa encandiló con una propuesta que hasta entonces era, para muchos, desconocida: ¡ritmo! De hecho, casi podriamos considerarlo el padre de los populares Guitar Hero y Rock Band, solo que con un estilo más... gamperro. La última vez que escuchamos sus rimas fue en PlayStation All-Stars Battle Royale, donde repartía golpes karatekas a diestro y siniestro, pero en Sony están abiertos a su regreso a los escenarios. ¿Colaboración con Snoop Dogg a la vista?

Alundra

"El Zelda de PlayStation" fue una de las frases más recurrentes para referirse a Alundra. Exploración, mazmorras, puzles, combates a espada o con artefactos mágicos... Alundra olía a The Legend of Zelda por los cuatro costados, aunque en realidad es la secuela espiritual del mítico Landstalker, para Mega Drive. Además, la historia de este Action RPG se volvía más y más oscura a medida que avanzaba, llegando a tocar temas que difícilmente veremos en un juego de Nintendo. Pero la principal diferencia de Alundra, y uno de los motivos que hacen que sea un título de culto, es la capacidad del protagonista para entrar en los sueños de la gente, dando lugar a niveles únicos y con una temática relacionada con la personalidad del "casero".

Y qué decir de los puzles, que hacían auténtico honor al nombre 'rompecabezas' (un miembro de la redacción de Hobby Consolas sufrió lo indecible para sacar adelante la guía). Y para rematar, un apartado gráfico en 2D que, como el buen vino, ha mejorado con los años. Curiosamente, la secuela de Alundra, lanzada en el año 2000 para PlayStation, poco o nada tenía que ver con el título original y, aunque no estaba nada mal, carecía del encanto de su predecesor. Ahora que los juegos difíciles están más de moda que nunca y con la sequí de nuevoz Zelda que hemos tenido últimamente, ¿¡a qué demonios espera Sony para revivir la saga!?

Bushido Blade

Acostumbrados como estábamos a juegos de lucha como Street Fighter, Tekken o Virtua Fighter, Bushido Blade fue toda una rara avis. En lugar de las clásicas barras de vida que se vacían golpe a golpe, este título nos proponía combates de espadas realistas, es decir: un golpe... y al hoyo. Esto generaba enfrentamientos ultra tensos en los que un error podía significar el fin del combate, pero Bushido Blade también incluía un innovador sistema de daño que nos permitía herir distintas partes del cuerpo del enemigo para para desarmarlos o frenar su movimiento.

Si le unimos a esto que los escenarios eran enormes, e incluían todo tipo de elementos para trepar, escondernos o incluso interactuar, nos encontramos con uno de los sistemas de lucha más complejos y estratégicos vistos jamás. ¿Queréis más? Bushido Blade incluía un modo historia en el que debíamos seguir el código del Bushido, es decir, actuar de forma honorable durante los combates y no llevar a cabo acciones tales como golpear a un enemigo por la espalda o lanzar tierra a los ojos. Después de una secuela también para PlayStation y un sucesor espiritual para PS2 y Xbox 360 (Kengo: Master of Bushido), la saga cayó en el más profundo de los olvidos. Pero nosotros todavía nos ponemos melancólicos al pensar en esos bosques de bambú...

Silent Hill

Nos llena de profunda tristeza ver cómo el verdadero rey del terror ha ido evolucionando a lo largo de los años. Mientras Resident Evil crecía y crecía, Silent Hill fue cayendo en una profunda depresión tras la cuarta entrega de la que ha intentado salir en incontables ocasiones... sin demasiada suerte. Atrás quedan aquella terrorífica silla de ruedas, el puzle del piano, las persecuciones de Pyramid Head y las brillantes composiciones de Akira Yamaoka. Y justo cuando parecía que la saga iba a revivir, trayendo consigo una nueva edad de oro para el terror... en fin, para qué meter el dedo en la herida. Puede que Silent Hill nunca vuelva, pero nosotros seguiremos recordándolo cada día de niebla.

Dino Crisis

Y el caso de la saga Dino Crisis no es menos sangrante: después de dos entregas magníficas para PlayStation (que más tarde fueron llevadas a Dreamcast y PC) y una tercera bastante mediocre para Xbox (está entre los peores juegos de la consola), la saga desapareció por completo de forma misteriosa, como si de la extinción de los dinosaurios se tratase. Pero nosotros no hemos olvidado lo bien que funcionó la mezcla entre survial horror y acción sauria... Y menos aún a ese %@€&$ T-Rex. Y ahora que los lagartos gigantes que dominaron la Tierra vuelven a estar de moda, gracias a películas como Jurassic World... ¿Resucitará Capcom del ámbar a estos dinosaurios? Pues ojalá, oiga.

Tenchu

Después de crecer jugando a títulos como Shinobi y Ninja Gaiden, Tenchu nos mostró el lado más sigiloso de los guerreros ninja. En la piel de Rikimaru o Ayame y haciendo uso de todo tipo de ítems clásicos (shurikens, ganchos, bolas de arroz envenenadas...), debíamos abrirnos paso a través de los niveles ocultando nuestra presencia y densevainando la katana cuando la situación lo requería. La saga dejó la exclusividad de PlayStation para llegar también a consolas como Xbox 360 y Nintendo DS, pero, por desgracia, tras la tercera entrega estos ninjas se fueron yendo a pique poco a poco. La última vez que se supo de ellos fue en Wii y PSP con Tenchu: Shadow Assassins (2009), título que hizo una labor encomiable a la hora de renovar la saga... pero no fue suficiente, y estos ninjas tuvieron que desaparecer en una nube de humo.

The Legend of Dragoon

Incluir The Legend of Dragoon en esta lista es hacer trampas, más que nada, porque no se puede considerar saga a un único título, pero... al cuerno. Hablamos de uno de los mejores y más olvidados JRPG de todos los tiempos, una historia épica capaz de mirar a los ojos a Final Fantasy VII (y a cualquier otro) sin intimidarse, una aventura de las que ya no se hacen, con un sistema de combate único y... dragones, muchos dragones. The Legend of Dragoon habría sido un auténtico hito, de no ser porque se lanzó prácticamente al final de la vida de la primera PlayStation. Pero ni eso, ni los análisis que lo tacharon de "juego de 6" en su día, impidieron que se conviertiera en un título de culto, uno que nos encantaría ver regresar en forma de secuela. De hecho, hubo una en desarrollo que terminó en el pozo de las cancelaciones, y Dart, protagonista de la aventura, estuvo a puntito de ser un personaje DLC para PlayStation All-Stars Battle Royale. Lloremos.

Lecturas recomendadas