Reportaje

Deadlight: Director's Cut - Avance

Por Paz Boris
-

Los zombis de Deadlight: Director's Cut nos empezarán a perseguir el próximo 21 de junio en PS4, Xbox One y PC en esta edición en alta definición que, además, incluye controles mejorados y un nuevo modo de juego.

Deadlight: Director’s Cut, es una edición en alta definición del título de zombis de Deep Silver. Después de lanzarse hace cuatro años en Xbox 360 y PC, esta nueva versión, realizada por el estudio español Tequila Works con el holandés Abstractions Games, llegará por primera vez a Sony en PS4, además de lanzarse en Xbox One y regresar a PC.

Para realizar este avance, hemos podido jugar al modo supervivencia, del que hablaremos más adelante, así como al primer capítulo, llamado Welcome to Seattle. En él, el título nos presenta el diseño y las mecánicas que tendremos que poner en práctica para sobrevivir a este apocalipsis zombi: saltar, correr, rodar, interactuar, atacar, e incluso provocar a los zombis. Bastante completas, pero abusar de ellas agotará la barra de resistencia y nos volveremos más vulnerables a los ataques de las Sombras. Por supuesto, son perfectamente apropiadas para este tipo de juego, dado que Deadlight es un título de plataformas basado en el desplazamiento lateral.

En Deadlight: Director’s Cut, nos pondremos en la piel de Randall Wayne, un antiguo guarda bosques algo paranoico, en su viaje para intentar reunirse con sus seres queridos. Para ello, recorrerá una ciudad de Seattle completamente destrozada y llena de Sombras, el nombre con el que han bautizado a estos infectados. Eso implica atravesar calles, edificios e incluso alcantarillas inundadas para seguir avanzando en nuestro viaje. Y aunque los zombis no suelen esconderse, en más de una ocasión nos llevaremos algún que otro sobresalto. Nuestra aventura está dividida por capítulos, en los que cada nivel tiene una completa sensación de continuidad con el anterior.

A pesar de sus dos dimensiones, tiene una gran profundidad en sus escenarios y un estupendo diseño de niveles. El empleo de una paleta de colores basada en grises, marrones y otros sin brillo, encaja perfectamente con el tono de Deadlight, y ayuda a transmitir la sensación de soledad ante una ciudad que ha perdido la vivacidad del pasado. Lo que se muestra en nuestra pantalla se ha mejorado respecto a la edición original, pues ahora lo veremos a una resolución de 1080p y con nuevas animaciones. Y para que los jugadores disfruten del juego de una forma más cómoda, los controles se han mejorado para hacerlos más accesibles.


Al jugar a Deadlight y controlar a Randall, es inevitable pensar en títulos tan míticos y antiguos como Another World o Flashback, que entre otras plataformas, se lanzaron en SNES y Mega Drive. Los movimientos del protagonista, desde cómo corre a su forma de saltar a plataformas más elevadas, recuerdan enormemente a los protagonistas de esos juegos. Y por supuesto, el estilo plataformero de este título de zombis bebe claramente de estos clásicos de principios de los 90.

Pero las referencias no se acaban ahí. Al igual que ocurría en The Last of Us, en el que nos escondíamos de los zombis en más ocasiones de las que nos enfrentábamos a ellos, en Deadlight el combate será el último recurso. Sí, tendremos tanto armas blancas como de fuego, pero no siempre serán la elección más inteligente: a no ser que tengamos balas y les metamos un tiro en la cabeza, no podemos matar a los zombis, ni siquiera con el hacha. Por ello, tendremos que estar atentos a nuestro entorno para encontrar algo que nos pueda ayudar a dejarlos fuera de combate (agujeros en el suelo, superficies electrificadas…). En algunas ocasiones bastará con que echemos a correr, aunque siempre habrá algún elemento en mitad de nuestro camino que nos entorpezca la huida.

La aventura de Randall no se limita a huir de los zombis y aprovechar los elementos de los escenarios. Según vamos avanzando, hará algunos comentarios sobre la situación y el estado de la ciudad, así como antiguos compañeros. Además, podremos encontrar coleccionables escondidos en el entorno, como algunas páginas arrancadas de su diario. Gracias a ello, podremos conocer la historia en mayor profundidad: cómo era su vida, su relación con su familia y cómo empezó la catástrofe que asoló el mundo. También se nos narrará los acontecimientos a través de viñetas y comentarios de los personajes.

Pero el modo historia no es la única forma de disfrutar de Deadligh: Director’s Cut, dado que en esta edición se ha añadido el modo Survival Arena, pensado para aquellos jugadores que quieran poner a prueba sus habilidades en un reto de gran dificultad. En este modo, tendremos que sobrevivir el mayor tiempo posible en diversos escenarios, como un hospital. Pero no será una tarea fácil: aunque en nuestro entorno haya armas, bloques y otros elementos que podamos aprovechar para defendernos, las hordas de zombis serán interminables, y un solo error nos costará caro. Es un modo de juego ideal para los jugadores más exigentes y también para aquellos que quieran pasar un buen rato desafiando a sus amigos a superar su récord de tiempo.

Deadlight: Director’s Cut, llegará el próximo 21 de junio a PS4, Xbox One y PC. Estad atentos a Hobby Consolas para descubrir todos sus detalles en su futuro análisis.

Lecturas recomendadas