Reportaje

Deiland, la mezcla entre El Principito y Stardew Valley para PS4

Por Alejandro Alcolea
-

Tras una pausa en las entrevistas durante el mes de junio, donde os hablamos de otro tipo de noticias relacionadas con los juegos PlayStation Talents, es el momento de volver a hablar en profundidad con los diferentes estudios Games Camp que están desarrollando sus juegos para PS4.

Ya hemos hablado con los miembros de Games Camp Madrid y ahora es el momento de viajar a Valencia para enseñaros lo que están haciendo los tres estudios que se encuentran trabajando en las instalaciones de Lanzadera (un impresionante centro que os enseñamos en vídeo hace unos días).

Todo sobre PS Talents

Los primeros en aparecer en cámara son Chibig, un pequeñísimo estudio que está trabajando en Deiland para PS4, un juego que mezcla el encanto de El Principito con aventuras y la gestión de juegos como Harvest Moon o Stardew Valley. El juego acapara todas las miradas allá por donde pasa gracias a un simpático apartado visual y. como siempre, quiénes mejor para hablar del juego que sus propios creadores.

A continuación os dejamos nuestra entrevista a Abraham Cózar, una de las patas de Chibig.

¿Cómo lleváis estos primeros meses en la Lanzadera? 

''Han sido unos primeros meses muy intensos, nosotros somos un estudio muy pequeño y nos ha supuesto un cambio enorme el estar en nuestra casa desarrollando los juegos de una forma más amateur, a venir a unas instalaciones como lanzadera pues nos hace cambiar la mentalidad hacia empresa. Entonces te vas ejercitando unas rutinas que incluyen otros elementos que no son solo el desarrollo sino que también está la gestión, los contactos comerciales, la formación…''

¿Cuántos sois en el estudio? ¿Qué labores empeñáis? 

''En estos momentos el estudio está formado por dos personas, mi compañera, Miriam Barea que es la ilustradora y directora artística, y yo, que hago la tarea de diseñador y desarrollo. Aparte también tenemos al músico Paco Mitos que hace la banda sonora y colaboraciones puntuales como Vicente Molina que es un modelador 3D o la escuela Primer Frame, de Valencia, que nos está ayudando con algunos modelos''.

¿Cómo ha evolucionado el juego?

''El juego surgió aproximadamente hace un año cuando estábamos buscando el foco del estudio porque realmente llevábamos un año y medio probando desarrollos cortos con juego de diferentes temáticas y al final dimos más en el clavo con Deiland. A partir de ahí se marcó la línea que queríamos seguir, es una línea de juegos de aventura que va para gente a partir de 12 años, con mecánicas un poco violentas, más orientadas al crafteo de materiales. En móvil funcionó muy bien, ya cuenta con un millón y medio de usuarios y cuando apareció la oportunidad de Games Camp la apuesta más segura fue por Deiland porque ya habíamos testeado este mundo con un público y agradaba.

Es un reto porque nos hemos propuesto hacer el juego de nuevo basado en la misma ambientación, tanto a nivel gráfico como a nivel conceptual, el tipo de mecánicas, en el móvil es todo más point&click, mecánicas más basadas en el tiempo porque es un Free To Play, aquí no, tiene que ser más acción directa por lo que presentamos un juego nuevo pero manteniendo la esencia que es lo que gustó al público de móvil y nos lo han dejado ver en los comentarios''.

¿Tiene un hilo conductor con una historia o solo son mecánicas para ver hasta dónde llega el planeta?

''Es una combinación de ambas cosas, nosotros le damos mucha importancia a la parte narrativa porque la propuesta de Deiland va desde la parte artística hacia las mecánicas no al revés. Entonces el primer reto que nos plantemos fue desarrollar más la narrativa y este universo donde asentar la base del juego. Para transmitir esto hay una serie de personajes, al no poder hacer cinemáticas, contamos la historia a través de los personajes que visitan el planeta.

El jugador va descubriendo que hay alrededor de ese planeta a través de esas conversaciones. Estos personajes te traen preguntas, diálogos, incluso en algún momento un poco de decisión y hacen que te sumerjas en el universo en el que se encuentra este planeta pequeñito. No solo gestionar el planeta sino descubrir quién es ese niño que lo habita, cuál es su misión y que hay alrededor''.

Deiland Games Camp

¿Podremos visitar otros planetas?

''La idea es visitar con uno de los personajes, nuestra protagonista del segundo juego de la saga en móvil que es la exploradora Mûn, ella nos llevará de aventuras a una parte de Ankora, que es un planeta muy grande que no podíamos recrear entero para este título, pero si queríamos hacer una primera toma de contacto, entonces podremos ir con este personaje secundario al otro planeta para resolver unas cuantas mecánicas más y además el hecho de salir del planeta tiene bastante importancia narrativa y en la trama porque al principio el niño está como aislado y el ir a visitar otros lugares le va a dar otra información de quien es él y que hace allí''. 

Entrevista a Shahid Ahmad, mentor de los estudios PS Talents

¿Qué tal con Shahid?

''Le enseñamos el juego hace un par de semanas y le gustó mucho, nos dijo que era un juego acogedor, que tenía una apariencia única, que aprovecháramos eso y que intentáramos transmitir al jugador la sensación de libertad que es lo que busca este concepto de sandbox. Hay que equilibrar la parte guiada mediante misiones con la parte de libertad y que el usuario tenga la sensación en todo momento que el planeta es suyo y que puede ir en la dirección que quiera, interactuar con los diferentes elementos como quiera, es un planeta pequeñito pero es todo interactivo y hay muchas posibilidades de mecánicas''. 

Lecturas recomendadas