Reportaje

Demuestra tu amor por los videojuegos

Por Sonia Herranz
-

¿Eres un apasionado de los videojuegos? ¿Piensas todo el día en ellos? ¿Eres habilidoso? Si la respuesta es sí, entonces te gustará saber que existen varias formas de demostrar esta pasión al resto del mundo...

Todos los que somos unos apasionados de los videojuegos demostramos nuestra pasión de un modo u otro. Pegatinas en el coche (yo llevo una de Lara Croft), camisetas, llaveros... Siempre que vemos algo relacionado con nuestro hobby tendemos a hacernos con ello.

Y hay ciento de tiendas online donde podemos bucear en busca de ropa, calzado, cuadros, alfombras, tazas, llaveros... Y todo lo que se os ocurra. Y de lo que no se os ocurra, también. Ya hemos publicado más de un reportaje sobre el tema, y habéis visto que hay de todo y de todos los precios...

El problema es que no siempre se puede encontrar justo lo que buscamos. Puede que ese juego que te apasiona no sea precisamente un juego de moda; o que, simplemente, el objeto que te interesa no se fabrica... Pues para esos caso siempre nos queda el "háztelo tú mismo".

Vale, algunos podemos ser un poco manazas, pero hay opciones no muy difícil y económicas, con las que podemos empezar a practicas y descubrir si somos capaces de dar rienda suelta a nuestra creatividad al tiempo que demostramos nuestra pasión.

Aquí os presentamos 5 maneras de crearte tu propio merchandising y demostrar de la manera más personal posible tu amor por los videojuegos.

Demuestra tu pasión tejiendo

  • Inversión inicial: 10-15 euros
  • Tiempo: 10-20 horas
  • Dificultad: 3/5

 ¿Qué se necesita?

Agujas: las hay de varios grosores, longitudes... ¡Y hasta circulares! No son muy caras, aunque hay hasta modelos “pro”. Teniendo en cuenta qué quieres tejer tendrás que elegir el tipo de aguja: de punto, ganchillo, petir point...

Madejas: dependiendo de los diseños, necesitarás más colores o menos. Y, también, las hay de distintas calidades, grosores... Tienes que tenerlo en cuenta para adecuar los materiales al proyecto.

 

Tejer es la forma más económica de demostrar tu pasión por los videojuegos, ya que sólo necesitas un par de agujas, ya sean de punto o petit point (unos 5-10 euros) y las madejas de lana o hilo (las hay desde 1 euro).

¿Y todo esto para qué? Pues muy sencillo: para crear desde bufandas a calcetines, jerseys o incluso muñecos con los motivos de tus juegos favoritos. Si los diseños son pixelados ayudan bastante, aunque con un poco de imaginación todo se puede crear y adaptar.


Existen multitud de páginas donde puedes descargar de forma gratuita los patrones creados por otros usuarios. Los hay de punto de cruz, de ganchillo... Así que puedes crear desde tu propio gorro de Megaman para el invierno o muñecos Sackboy; personalizar prendas como baberos o bodys de bebé con los personajes clásicos de los primeros Final Fantasy o incluso irte más “atrás” en el tiempo y revivir clásicos como Pacman o Space Invaders... Eso sí, requiere tiempo. Y tranquilos, que la destreza se va cogiendo poco a poco. Aquí va un vídeo de aprendizaje para setas de Mario...

Con Hama Beads

  • Inversión inicial: 10 euros
  • Tiempo: 2-4 horas
  • Dificultad: 2/5

¿Qué se necesita?

Las cuentas de Hama: son estas pequeñas piezas de plástico con forma tubular y existen infinidad de colores y tamaños diferentes. A mayor variedad de tamaños y colores, más diseños se pueden crear...

La base de Hama: es un objeto imprescindible. Tiene una especie de "pinchs" sobre los que introducimos las cuentas cilíndricas para que no se muevan mientras completamos el diseño. Como las imágenes son planas, es más fácil crear imágenes "pixeladas". Una vez completo el diseño se le pasa la plancha y listo. 

Los Hama Beads son unas pequeñas cuentas de plástico con una gran variedad de colores, y de varios tamaños, con las que podemos crear figuras planas de apariencia pixelada. Estas figuras podemos convertirlas en imanes, llaveros, chapas, cuadros... Y sobra decir que  todo ello puede estar inspirado en personajes de videojuegos.

El proceso es muy sencillo: podemos buscar los patrones en Internet (para ver qué tonos debemos usar y en qué posición debemos ubicar las cuentas) o colocarlas “a ojo” sobre la base hasta formar el dibujo deseado. Después tapamos la figura con un papel especial (con una capa de silicona), le pasamos la plancha bien caliente unos segundos y, ¡voilá!, Las cuentas de plástico se fundirán lo justo para unirse y crear la figura. Es más sencillo que tejer y se pueden conseguir resultados muy molones. Con práctica podrás hacer tus propias creaciones. Aquí va un vídeo, un poco rollo, pero educativo :-)

Haciendo Cosplay

  • Inversión inicial: desde 0 euros
  • Tiempo: 2-40 horas
  • Dificultad: 4/5

¿Qué se necesita?

Internet: si te ves capaz de hacerte tú mismo un disfraz, encontrarás un montón de ideas y patrones buscando en Internet. Podrás aprovechar ropa que ya tengas o partir de cero, comprando telas y complementos. Poer la costura no es lo tuyo, puedes tirar por la vía rápida (“vaga”) y comprarlo ya hecho...

Máquina de coser: si optas por el camino difícil, tendrás que coser. Puedes hacerlo a mano, ya sabes, aguja y dedal; o con  máquina, mucho más fácil (a lo mejor puedes convencer a tu madre de que te eche una mano). Por supuesto, tendrás que conseguir tela y accesorios.

El “Cosplay” es la opción que eligen muchos jugadores para demostrar su pasión por los videojuegos, sobre todo cuando se celebran eventos como ferias que concentran a una gran cantidad de público.

La palabra “Cosplay” viene de la  contracción “Costume Play” o “juego de disfraces”, un término que hace referencia a la representación de personajes de ficción mediante el uso de disfraces que reproducen la imagen e indumentaria de personajes de manga, anime, comic, videojuego y otras fuentes de cultura popular. Tú eliges si quieres ser un personaje protagonista, un secundario... O incluso una “criatura”.


Y como en otras facetas de la vida, el camino del “Cosplay” admite múltiples variantes, desde comprar el traje hecho y limitarnos sólo a “lucirlo”, reciclar la ropa que tengamos en casa o elegir la vía más difícil y, a la vez, más satisfactoria: crear nosotros todo el disfraz, desde el atuendo a los complementos.

Este último paso requiere mucho más tiempo, esfuerzo y habilidad, ya que tendremos que buscar o crear patrones, aprender a coser (a mano o a máquina) o incluso diseñar y fabricar las armas y accesorios, algo que además nos puede costar un verdadero dineral.  Eso sí, se pueden conseguir resultados realmente buenos, tal y como hemos podido ver en las ferias españolas (japan Weekend, Gamefest...), eventos organizados como la presentación de Tekken Tag Tournament 2 o en eventos internacionales como la ComicCon o el Tokyo Game Show, donde nos hemos cruzado con verdaderos artistas del disfraz. Aquí va un vídeo tutorial: a ver quien lo ve hasta el final :-)

Personalizando tus propias prendas

  • Inversión inicial: 20 euros
  • Tiempo: muchas horas
  • Dificultad: 5/5

¿Qué se necesita?

Pinturas y masilla: y una base para fijar la pintura, barnices... Depende del acabado que busques, necesitarás más o menos cosas. Y además, debes tener en cuenta el material en el que vas a trabajar.

Cuchillas: y otras herramientas para tratar los materiales que vayas a usar en tu obra. Cada una requerirá cosas distintas, así que tenlo en cuenta a la hora comprar las herramientas.

La personalización de distintos objetos e incluso habitaciones y entornos es también una de las muchas formas de exhibir tu pasión por los videojuegos. Y, además,  no conoce límites. ¿Qué eres un manitas con el cutter, la masilla y las brochas? Pues puedes crear figuras de acción personalizadas, esculpiendo nuevas cabezas o detalles y acoplándolos a figuras que ya tengas.

En esta materia hay verdaderos artistas, que con obras únicas son la envidia de los fanáticos de los muñecos. Hemos visto personalizaciones de todo tipo, desde Red Dead Redemption, a Splatterhouse o Megaman, por citar solo algunos ejemplos, aunque hay muchos más.

¿Qué se te dan bien los pinceles? Puedes personalizar gorras, zapatillas... Incluso existe la opción de comprarlas personalizadas gracias a estudios como los catalanes PimPam Creations, especializados en zapatillas.

Atrévete a hacer tu propia película

Inversión inicial: 200 euros

Tiempo: muchas horas

Dificultad: 5/5

¿Qué se necesita?

Videocámara: una cámara HD cuesta poco. Pero necesitarás objetivos, focos, trípode... o no, dependiendo del “acabado” que busques. Es posible grabar pelis sólo con un smartphone. Saber usar el aparato adecuadamente es más importante que el propio aparato.

Ordenador: para editar el vídeo, añadir efectos visuales o incluso para compartirlo por Internet. Es una pieza esencial si te vas a dedicar a esto de crear películas. Y, claro, programas de edición...

Rodar una película hecha “por y para” fans es, quizá, la forma más difícil de expresar tu amor por los videojuegos. La razón es muy sencilla: para conseguir unos resultados medianamente aceptables tendrás que coger aspectos de algunas de las formas antes mencionadas, como crear los disfraces o buscar y ambientar algún escenario, por ejemplo. Pero, además, hay que añadir ciertos conocimientos de cine, desde iluminación a encuadres y otros recursos a cómo hacer un guión.

Hay trabajos muy, muy buenos, como “Metal Gear Solid Philantropy” (dura cerca de una hora y tiene efectos por ordenador), un vídeo de 2 minutos centrado en los portales dimensionales de Portal 2 o incluso una “miniserie” inspirada en el yermo del universo Fallout. Son sólo tres ejemplos, pero en Youtube y otras fuentes de vídeo hay cientos más, algunos realmente cuidados, fruto del amor por los videojuegos. Y ni queremos pensar la cantidad de horas invertidas en crear algunas de estas joyas... 

Lecturas recomendadas