Dinastía de M
Reportaje

Dinastía de M - Review del crossover de Brian Michael Bendis

Por Jesús Delgado
-

Dinastía de M es uno de los crossovers más potentes de la década de los 2000 en Marvel. Os contamos las claves de esta historia de Brian Michael Bendis y Olivier Coipel.

Los 2000 fue sin duda alguna una segunda edad de oro para Marvel Comics. O al menos un renacer tras los turbulentos años 90 y la pesadilla paramilitar y tecnopunk que supusieron para el mundo del cómic de superhéroes. La editorial, en un proceso de regeneración que, prácticamente se inicio entre las postrimestrías de la década de los noventa y poco después del 11-S, decidió deshacer el camino andado y volver a mirar hacia su material clásico, rindiendo homenaje a sus personajes de toda la vida y volviendo a las bases del Universo Marvel, aunque hubiera que cascar uno o dos huevos para hacer esta tortilla.

Uno de los sacrificios que hubieron de hacerse fue la aniquilación de los Vengadores. En el arco argumental de Caos (también conocido como Vengadores: Desunidos, publicado en 2004), Marvel se laminó a los héroes más poderosos del mundo tras ser atacados desde dentro. La Bruja Escarlata fuera de control destruyó la mansión y se pasó por la piedra a algunos de sus miembros más icónicos como Scott Lang (Hombre Hormiga) y Clint Barton (Ojo de Halcón). De este modo, se recurría a una amenaza clásica, la propia inestabilidad mental y emocional de Wanda Maximoff, para quemar a los Vengadores y de sus cenizas sacar a un nuevo grupo de Vengadores que incluiría a dos de los personajes individuales más queridos del público: Lobezno y Spider-man.

Sin embargo, este arco de Desunidos también tuvo una consecuencia tremenda, la de un cambio en las reglas del juego en los mutantes, que duraría durante toda la década, diezmando a la población mutie del planeta. Esto a su vez vendría de otra historia que sería la consecuencia directa de Desunidos y que no es otra que el crossover  Dinastía de M (House of M en el original), del cual os hablamos a continuación.

¿Un mundo feliz?

Bendis hace feliz a todo el mundo en la historia que nos ocupa. Bueno más o menos. Básicamente, lo que ocurre en este cómic es que la Bruja Escarlata, cuyos poderes se basan en la alteración de la probabilidad y de la realidad, lleva sus capacidades al máximo y rehace el mundo tal y cómo lo conocemos. Incluyendo también la continuidad histórica. ¿Con qué resultado? Con darles a todo el mundo lo que quieren para que finalmente "todos estén contentos".

Dinastía de M

De este modo, Magneto tendrá su utopía mutante; Wanda a sus hijos; Spider-man la vida que siempre quiso tener con Gwen Stacy; el Capitán América nunca perdió a Bucky ni quedó congelado en el hielo; Scott Summers y Emma Frost serían un matrimonio normal; Iron Man no tuvo el accidente y carecería de más ambiciones que las meramente empresariales y la de su incipiente carrera como deportista de riesgo; el Doctor Muerte contaría con el apoyo de una familia como la de Reed Richards; y Lobezno... Lobezno recibirá el mayor regalo envenenado de todos: recuperar la memoria y  ser capaz recordar todo su pasado. Al completo. 

Claro que eso incluye la realidad que Wanda ha borrado de un plumazo, siendo una de las dos únicas personas en recordar el mundo tal y cómo era. De ahí que el mutante de las garras se convierta en el agente idóneo para volver a poner las cosas en su sitio, reuniendo a todo el equipo y devolviendo al mundo a la normalidad. ¿Lo conseguirá? 

Dinastía de M

Y hasta aquí os contamos por si no os habéis leído este crossover y os lo estamos destripando con esta sinopsis. Ahora bien, antes de cerrar el navegador, dejad os que os demos unas claves acerca de por qué quizá deberíais hacer un hueco en vuestra librería para tener esta historia entre vuestra selección de cómics.

Una buena muestra del recurso de "mundos alternativos"

Si hay algo que Marvel ha desarrollado muy bien a lo largo de los años son las ideas originales de su competencia, DC Comics, llevándolas a cotas altísimas de brillantez. Una de estas ideas precisamente es la de los "otros mundos" o "realidades alternativas", en la que la continuidad se ha visto alterada de alguna manera, cambiando la historia tal y  como la conocemos.  

En DC fue en donde empezaron a poner en marcha esta idea con el concepto de las Tierras Infinitas y  el sello "Otros Mundos" . Con esta se excusa se cambiaba el contexto o el trasfondo clásico de los superhéroes para proponer una revisión de estos y de su continuidad de manera independiente y (normalmente) autoconclusiva.Sin embargo, fue Marvel le que le sacó mayor jugo a las versiones alternativas y al multiverso dentro de sus colecciones regulares.  

Valga como ejemplo Dinastía de M, que se basa en una  ucronía para narrar y describir un mundo distinto, que de alguna manera se integra en la propia continuidad de los cómics. Para construirla, Bendis se apoya en una ironía tan dura como dulce: la conceder a los personajes sus deseos más oscuros, para luego darle la vuelta a esa idea y demostrar que nadie sería del todo feliz con sus anhelos satisfechos.  

Dinastía de M

Quienes mejor ejemplifican esta cuestión son Magneto, Lobezno y la Bruja Escarlata. El primero ve cumplido su sueño de poner al Homo Superior (los mutantes) en lo alto de la pirámide, convirtiendo a los humanos en ciudadanos de segunda. ¿Pero es Magneto el gobernante benévolo que el mismo se cree, cayendo en el autoengaño? ¿O no es más que otro Hitler vestido de seda? El segundo, en tanto, recibe lo que tanto ansiaba: su memoria. Pero estos recuerdos traen un peso enorme consigo, la capacidad de recordar todo, incluso los sucesos más traumáticos de su vida y que en el fondo desearía que siguieran estando olvidados.  ¿Y qué hay de la última? ¿Acaso el precio que Wanda paga para hijos y familia, no se salda a costa de la destrucción de una realidad y la miseria de millones? 

Pero, ojo, que esta misma idea se aplica a todo el mundo y nadie queda libre de ella. Ni Peter Parker es del todo feliz, ni el resto de personajes tienen una vida tan idílica como creen, a pesar de que tienen aquello que habían deseado con todas sus fuerzas. ¡Más aún! El hecho de que descubran la verdad detrás de Dinastía de M es un revulsivo que les coloca frente a un espejo, enseñándoles el rostro más egoísta de sus almas, lo cual les humaniza de cara al lector, recordandonos también que la tragedia es lo que ha formado a los superhéroes. Y también a los villanos.  

Dinastía de M

En este sentido, Bendis construye una historia con cierta profundidad argumental, pero recurriendo a una narrativa muy ligera que se desengrana sola a lo largo de los ocho capítulos de este crossover, conduciendo hasta su conclusión final muy decente. Con ella, además, ya en 2005 el guionista de Alias (el cómic original de Jessica Jones) nos volvía a demostrar un vasto conocimiento del Universo Marvel. Las referencias a este mundo alternativo no solo alcanzan a los personajes principales, sino a los secundarios. Toda la realidad Marvel cambia y Bendis nos lo deja muy claro con este crossover, implicando a través de guiños como incluso personajes anodinos han tenido otro papel destacado en este mundo "ideal". Un detalle que, seguramente, los lectores más veteranos agradecerán. 

No queremos tampoco cerrar la review sin hacer notar que estamos ante uno de los mejores trabajos del ilustrador francés Olivier Coipel, dibujante de esta obra y que más recientemente vimos por Universo Spider-man. Coipel realiza un trabajo nítido y claro, con composiciones y construcción de viñetas ordenadas, diáfanas y con un nivel de detalle por encima de la media. De hecho, este autor es una de las grandes bazas que Marvel y DC han puesto en juego en contadas ocasiones y nos preguntamos por qué, habida cuenta de sus brillantes resultados. Mano a mano con el que realiza en Civil War II

En conjunto, no sabemos si podemos decir que Dinastía de M es uno de los mejores cómics de Marvel, pero sí es uno de los más curiosos y merece una lectura detenida, debido a su alta calidad tanto narrativa como visual. Y eso sin mencionar que se trata de una obra clave de su década, en base a la cual se articuló buena parte de las historias de los mutantes y fue un punto capital antes de Civil War.

Si os animáis a leeroslo, os recordamos que Panini edita Dinastía de M en un único volumen autoconclusivo dentro del sello Marvel Deluxe a un precio de 23,95 euros. Su adquisición puede realizarse tanto en grandes superficies como librerías especializadas y tiendas on-line. 

Lecturas recomendadas