Dinosaurios - ¿Cómo acabó la serie de televisión?
Reportaje

Dinosaurios - ¿Cómo acabó la serie de televisión de los años 90?

Por Jesús Delgado
-

Dinosaurios fue una serie de televisión de Michael Jacobs y Bob Young para la ABC, que se emitió entre 1991 y 94 en EEUU. Seguramente la recordáis ¿Pero y su final?

"Chiqui, ya estoy aquí". Seguramente os acordaréis de esta frase si veíais Dinosaurios (Dinosaurs) en la tele hace unos años, aquella "serie de Jim Henson" con saurios cretácicos y jurásicos viviendo el Sueño Americano hace   millones de años. Aunque, lo mismo es posible que no os acordéis o que, ni siquiera, llegarais a ver esta serie en la televisión. Todo es posible.

Dinosaurios fue un proyecto de Michael Jacobs y Bob Young en colaboración con los estudios de Jim Henson. La idea, por cierto, se basaba en un proyecto que Henson había tenido en mente poco antes de su muerte, acaecida el año anterior a su estreno en televisión. Esto es, 1990. La serie se ambientaba en una hipotética Pangea en el año  60,000,003 antes de Cristo. La acción se centraba en la familia Sinclair, un clan de dinosaurios de clase media-baja, cuyo patriarca Earl trabajaba para la WeSaySo Corporation (Corporación PorqueYoLoDigo), una empresa maderera. 

Cabe destacar, por cierto, que esta serie en un principio parecía destinada al fracaso y de que en la ABC no estuvieron muy convencidos de su viabilidad hasta que fueron testigos del pelotazo de Los Simpson, que fue el show que asentó en la Pequeña Pantalla las historias de familias de clase media americana en clave de crítica. Sin embargo, Dinosaurios se las arregló para emitirse durante cuatro años, entre 1991 y 94, alcanzando las cuatro temporadas de vida.

A lo largo de estas cuatro temporadas, el espectador asistía a capítulos que, a través de estos dinosaurios tan cerriles como el homo sapiens actual, se criticaban los defectos y vicios de la sociedad actual. El integrismo religioso, los usos sociales anacrónicos, la xenofobia, la negación del cambio climático, etc.. Todo ello, claro, exagerado al ser protagonizado por Dinosaurios, claro. Ahora bien, la serie tenía ese puntito por el cual era imposible no ver reflejado en ella a nuestra propia especie. 

Ahora que lo pensamos, su final más bien supuso una especie de llamada de atención para la raza humana.

El fin de los dinosaurios

Básicamente esta es la premisa del episodio 58, titulado "Changing Nature" (Naturaleza cambiante). Cabe señalar que este capítulo concluyó la serie debido a que Touchstone Television, la productora cada vez hubo de recortar más y más el presupuesto, al ser un show cada vez más inviable de acuerdo con una audiencia que no subía, pero que era insuficiente como para hacer rentable la serie. Ahora bien, sabiendo que se iban, pretendieron hacer el último episodio inolvidable. Tanto que, sabiendo que su target habitual englobaba a los más pequeños de la casa, se emitió antes del opening, avisando que el capítulo podía ser cuanto menos fuertecito. De hecho, hay quien lo considera uno de los peores finales de la televisión. 

El capítulo comenzaba con la familia conociendo a Stan, un escarabajo pelotero que necesitaba aparearse y para ello necesita enredaderas de amapolas. Charlene, la hija de la familia, lleva a Stan hasta la ciénaga donde crece esta planta, pero en su lugar encuentran esta desecada y en su lugar se alza una fábrica de fruta escarchada propiedad de la empresa en la que trabaja Earl. 

Charlene se queja a su padre, quien recurre al argumento de que es mejor la tecnología que la naturaleza. La disputa llega a oídos del jefe de Earl, B.P. Richfield quien teme un fiasco en relaciones públicas. Para ocultarlo, ordena al patriarca y a su amigo Roy que ideen un plan para acabar con las enredaderas y así que nadie se acuerde los escarabajos. Earl, en su línea habitual, opta por tirar de herbicida. Sin embargo, pronto descubren que esto acaba también con la mayor parte de las plantas.

Como resultado, Richfield opta por una nueva línea cuando sus dos empleados le proponen invertir en crecimiento de plantas. Richfield ordena bombardear varios volcanes para que se creen nubes y llueva a mansalva. Ahora bien las nubes que surgen son de azufre, cegando la luz del sol y dando paso a un largo invierno nuclear. Earl llama a su jefe asustado, debido al descenso masivo de temperaturas. Pero este responde que se está haciendo rico, gracias a que la gente está comprándole mantas, calentadores y cacao caliente. Earl le avisa que es el Fin del Mundo, pero Richfield le ignora. Derrotado, Earl se vuelve a su familia y pasa lo siguiente. 

Y así se acaba Dinosaurios. ¡Vaya palo! ¿Verdad? Por cierto, hay que señalar que si bien este fue el final de la serie, hay más episodios que originalmente no llegaron a emitirse en antena. Son los episodios 59 al 65 que si bien ABC no mostró en su parrilla, otras cadenas sí lo hicieron al estar acogidas al modelo de redifusión. 

Si queréis recordar el resto de la serie de Dinosaurios, está complicada de encontrar en español. No obstante, existe una edición estadounidense de Dinosaurs en DVD, si no os importa verlo en VO claro. 

Y hasta aquí hemos llegado. Ahora bien, este no es el primero ni el último reportaje sobre series de nuestra infancia. En este listado os mostramos las series de dibujos más emblemáticas de nuestra niñez y cuáles fueron sus finales. ¿Las conocéis todas?

 

Fuente del vídeo de "El Final de Dinosaurios": Raul Castillo

Lecturas recomendadas