Doctor Extraño El Juramento
Reportaje

Doctor Extraño: El Juramento - La gran historia de Doctor Strange

Por Jesús Delgado
-

Doctor Extraño: El Juramento es uno de los mejores cómics del Hechicero Supremo de Marvel, Vaughan y Martín. De hecho, se dice que hasta la película de Doctor Strange protagonizada por Benedict Cumberbatch se basará en muchos de sus elementos para desarrollar su trama.

Doctor Extraño llegará a España en noviembre bajo el título de Doctor Strange (título internacional impuesto por Disney desde EEUU, según tenemos entendido), lo cual hará que el Hechicero Supremo de Marvel se convierta en otro superhéroe tan popular como Iron Man o el Capitán América, héroes minoritarios hasta hace una década. 

Buena parte del éxito que esperamos que coseche se debe en gran medida a la elección del actor que encarnará a Stephen Extraño (o Stephen Strange, como prefiráis). Nos referimos a Benedict Cumberbatch. Quien, por cierto, recordaréis, cuando estuvo en Nueva York, se hizo con un cómic aprovechando que estaba cerca de una tienda de cómic. Este tebeo no era otro que Doctor Extraño: El Juramento (Doctor Strange: The Oath).

Doctor Extraño El Juramento - Benedict Cumberbatch

¿Por qué esta elección?, preguntaréis algunos. La primera respuesta es porque la película de Doctor Strange, según las informaciones que manejamos, estará basada en muchas partes de este cómic. La segunda, porque a Benedict le gusta el buen material y alguien debió de recomendarle el que posiblemente sea el mejor cómic de Doctor Extraño hasta la fecha. Una historia que mezcla orígenes con una aventura actual del Hechicero Supremo. 

Y ojo de Agamotto (premio para quien pille la broma), esto no lo decimos a la ligera. Estamos ante una obra firmada por el mismísimo Brian K. Vaughan, autor de Saga, Runnaways y de Y, el último hombre. O lo que viene siendo lo mismo, uno de los mejores guionistas actuales, cuyo nombre suele ser sinónimo de una gran historia.  

La historia que resucitó al Doctor Extraño

Metafóricamente hablando, claro. En 2006, que es cuando se publicó Doctor Extraño: El Juramento, el personaje seguía vivo en los cómics y gozaba de buena salud. Sin embargo, aunque era un secundario recurrente en numerosas tramas de Marvel, como personaje principal parecía haber perdido el gancho o el interés de los lectores. Al menos hasta que Marvel encargó a Vaughan y al dibujante y portadista Marcos Martín (Daredevil, de Mark Waid) el proyecto de una mini-serie dedicada al personaje.

Así nació El Juramento, un título que hace referencia a los dos juramentos a los que está sujeto el Doctor Extraño. Uno, el hipocrático, debido a su formación como médico y cirujano, y dos, como Hechicero Supremo y protector de la Tierra. Y es que El Juramento hace referencia precisamente a la idea del Doctor Extraño como médico y protector. Pero también la trama gira en torno a la idea de la medicina, de lo que supone para el mundo y los límites que se deben o no traspasar, aún teniendo el poder para ello.

Doctor Strange the oath

La historia, de hecho, arranca en la sala de espera del ambulatorio de la Enfermera de Noche (otra versión distinta del personaje que vimos en Daredevil interpretado por Rosario Dawson) con el buen Doctor tiroteado, siendo transportado hasta allí por su fiel ayudante Wong. Pero la historia se complica. No es solo Extraño quien está a las puertas de la muerte, Wong sufre un severo tumor cerebral que le matará en cuestión de días, por lo que Stephen ha de reponerse pronto y recuperar una cura que había encontrado para el cáncer. 

Y con esta premisa empieza una historia que no solo redefine el papel y la responsabilidad del Doctor Extraño, marcando sus limites y proponiéndole dilemas morales que en circunstancias normales, luchando contra demonios o protegiendo la Tierra de invasiones de otras dimensiones, no se tratarían con tanta profundidad.

Mediante un discurso muy ligero y digerible, Vaughan ahonda en los dilemas del Doctor y de su papel en el mundo. También se permite, mientras lo hace, plantear una trama de orígenes, basada en flashbacks, que no es sino humo y espejos para desarrollar una historia de corte detectivesco. Con ella, además, se plantea también al breve villano de esta historia, que debido a su trascendencia en la historia del héroe merece ser considerado como uno de sus mejores antagonistas

Doctor Strange the oath

De hecho, Vaughan nos brinda una oportunidad idónea para lectores que no conozcan al Doctor Extraño y quieran saber de qué va su mundo. Su propuesta, como decimos, es fresca y muy accesible. Y, lo mejor de todo, autoconclusiva. Tanto es así que esta mini-serie recopilada en un único tomo merecería la etiqueta de novela gráfica, no solo por calidad, su brevedad y concisión, sino por su trama digna de relato literario. 

En cuanto a Martín, el dibujante de la obra, solo diremos que no trata de hacer un dibujo realista y de ahí que su estilo sea netamente de cómic. Es un ilustrador muy competente y su estilo se adapta perfectamente a la propuesta del guionista, mezclando la propuesta lisérgica de los cómic originales (de los que hablaremos otro día) con las convenciones de la industria en la década de los 2000. 

Sus composiciones son muy correctas y destilan unas formas clásicas que casarán con los gustos de los lectores más avezados, pero también con la de los novatos, que aún no tengan el ojo hecho a estilos ni excesivamente realistas ni netamente comiquero. No os engañéis, porque su estilo no sea el común en el cómic comercial. Estáis frente a un dibujante que ya tiene 2 Eisner por su trabajo. Y esos premios no se ganan todos los días, amigos.  

Doctor Strange the oath

Dicho esto, si aún no ha quedado claro: sí, os recomendamos encarecidamente Doctor Extraño: El Juramento, un cómic que es bastante sencillo de encontrar tanto en sus ediciones anteriores como en la actual reedición de Panini, cuyo precio es de 15,00 euros, la cual se puede adquirir en grandes superficies, librerías especializadas y comercios on-line.

Lecturas recomendadas