Reportaje

Doom - Un FPS en el infierno para PS4, PC, Xbox One

Por David Martínez
-

DOOM, el reboot de la franquicia desarrollado por id software y Bethesda llegará a PS4, PC y Xbox el 13 de mayo. Analizamos las armas y la forma de combatir de este FPS que nos abre las puertas del infierno.    

ACTUALIZADO (16/02/2016): Gracias a la fase de pruebas alfa cerrada de DOOM hemos podido conocer nuevos datos de interés del título. Entre todos estos datos destacan la aparición de nuevas armas como la Mancubus Gland (disponible tanto en el modo historia como en el multijugador), que contará con un sistema de ventilación capaz de acabar con nuestra propia vida, o el Arc Cannon, que contará con daño esparcido y cargas acumulativas.

Además, también hemos podido conocer más sobre el Cyberdemonio. Este enemigo será capaz de resucitar y podrá hacer uso de misiles guiados, una guadaña gigante y distintos tipo de munición. Además, contará con distintas etapas de daño que harán que cambie su comportamiento. También hemos conocido la aparición del Hell Soldier, un enemigo del que por ahora no se conoce nada ya que no aparece en la alfa cerrada, por lo que idSofware podría haber decidido eliminarlo o hacer que aparezca en algún otro punto del nuevo DOOM.

TEXTO ORIGINAL (09/02/2016): Doom fue una de las grandes sorpresas del pasado E3. Bethesda abrió su conferencia con las primeras imágenes de la nueva entrega, que pretende revitalizar una saga clásica del género de los FPS (disparos en primera persona). Hace unas semanas realizamos nuestro retro análisis de Doom original, y ahora profundizamos sobre cómo ha evolucionado el sistema de combate en este "reboot".

Vaya por delante que ya nos encantó el trabajo de Bethesda con las dos últimas entregas de Wolfenstein: The New Order y The Old Blood.  Eran juegos capaces de aunar un desarrollo clásico con un apartado técnico acorde con las nuevas consolas PS4, PC y Xbox One, y con un montón de guiños para los jugadores "de siempre". Con Doom la compañía pretende hacer algo similar; una lucha sin cuartel contra un ejército de demonios -que han llegado a nuestro universo a través de un portal en una base de Marte- con altas dosis de gore, explosiones y rock and roll. 

El juego también se apoya fuertemente en el modo multijugador y en las creaciones de los usuarios, gracias al potente editor Snapmap. Doom recupera el ritmo frenético de juegos como Quake Arena y Unreal Tournament, con escenarios multinivel, portales de teleportación y trampolines... y la necesidad de recoger armas que surgen en determinadas zonas del escenario, escudos y paquetes de munición. Sin embargo, la saga tenía que evolucionar, y aquí destacamos algunas novedades en la forma de combatir.

Combate cuerpo a cuerpo

El ritmo es una parte crucial de este FPS. Para mantener un estilo de juego fluído, el equipo de desarrollo ha tenido que combinar el uso de las armas de fuego (el alma de Doom) con nuevos ataques cuerpo a cuerpo. Contamos con salto doble y la posibilidad de ejecutar "fatalities" que se ejecutan de forma similar a Brutal Doom. Cuando un enemigo se encuentra debilitado y nos encontramos a la distancia adecuada, se ilumina y podemos acabr con él de un golpe.

Y no son ataques simples, sino auténticas "salvajadas".  Estos ataques son contextuales, es decir, que dependen del tipo de enemigo al que nos enfrentamos y de la posición desde la que atacamos. Estómagos sensibles, abstenerse: somos capaces de pisotear la cabeza de un revenant, arrancar un ojo al cacodemonio o quitarle un colmillo al demonio básico y clavárselo en el rostro (y no es la única parte del cuerpo que hemos visto usar como arma)... claro que estos golpes brutales funcionan en ambas direcciones, y también hemos visto cómo terminaba la partida cuando un cyberdemonio pisaba a nuestro marine espacial y le arrancaba las piermas. 

Si bien es uno de los grandes avances de Doom, lo que seguro estáis deseando es ver cómo se comportan las armas... y no son pocas. El juego nos permite seleccionar nuestro arsenal mediante una rueda, y no pone límite a la cantidad de fusiles, lanzagrandas y escopetas que podemos llevar. Aquí os presentamos a nuestros "amiguitos".

Armas

Arrancamos con las clásicas que vuelven. En primer lugar, tenemos la sierra mecánica, que también es mucho más ágil (y con efectos más devastadores) que en el juego original. La escopeta de cañones recortados es quizá la más icónica de todas las armas (apareció en Doom II) y conserva el diseño clásico. Pero lo que más nos gusta es el sonido del expulsor de cartuchos... música para nuestros oídos. De postre, tenemos la BFG-9000, el arma más potente del juego, que no tiene contador de munición, sino que se carga durante unos segundos como en Doom 3

El resto de nuestro equipo mantiene los roles "básicos". Tenemos una pistola, escopeta de cartuchos corredera (que dispara los cartuchos de tres en tres) rifle de asalto, lanzacohetes, ametralladora tipo gatling y rifle de plasma, pero su diseño se ha modificado.  Además alguna de las armas, como el rifle de asalto, nos permiten pasar a un disparo secundario, más efectivo. Si os perdisteis los primeros juegos de la serie, os recordamos que no vamos a utilizar la mira... todas las armas se disparan desde la cadera y en Doom no hay rifles de francotirador que atenúen el ritmo. Eso sí, durante el cambio entre armas, la acción se ralentiza, para evitar que seamos vulnerables.

Armas multijugador

Como el ritmo en los combates multijugaor es distinto, también estamos equipados con nuevas armas, que no aparecen en la campaña. Para empezar, tenemos a nuestra disposición el cañón estático, que va acumulando energía para causar más daño en las filas enemigas. Por ora parte, en este modo sí que aparecen dos imprescindibles de los modos deathmatch más modernos: se trata de las granadas de mano y el rifle de francotirador (bautizado como rifle de vórtice en Doom).

Hay que recordar que las armas en el multijugador soportan cierto nivel de personalización, aunque sólo sea su aspecto. Y que aún nos queda hablar de otros dos fusiles nuevos en la saga: la repetidora, que dispara ráfagas de tres disparos y el cañón de gauss, que puede eliminar a los rivales con un sólo impacto. Como podéis comprobar este catálogo aúna lo mejor de los juegos clásicos con el armamento al que nos han acostumbrado los modernos "shooter" bélicos.  

Nuevos modos y personajes

Mientras se acerca este "reboot" de Doom, cuyo lanzamiento está previsto para el próximo mes de mayo, vamos conociendo también sus nuevos modos de juego. Vuelve la batalla por equipos y el "todos contra todos" junto a otros modos como Dominación. Pero en este aspecto hay que destacar la inclusión de un modo cooperativo por oleadas. Lo que más llama la atención es que por primera vez podremos meternos en la piel de alguno de los demonios más emblemáticos de la serie.

Durante las partidas multijugador aparecen ítems que nos permiten transformarnos durante un breve espacio de tiempo en Revenant o Baron of Hell. Estas criaturas no cuentan con un arsenal tan variado como los marines espaciales, pero a cambio se mueven con más velocidad. Así se incorpora el multijugador asimétrico que habíamos visto, por ejemplo en Aliens Colonial Marines. 

En definitiva, desde que se presentó oficialmente el pasado mes de junio, cada vez pinta mejor este "reboot" del padre de los FPS, desarrollado por id software y Bethesda. Por ahora, sólo hemos podido jugar versiones alpha de Doom, cuya información estaba embargada, pero ya se ha convertido en uno de los juegos más prometedores para la próxima primavera, y eso que aún nos queda mucho por mostrar. 

Lecturas recomendadas