Reportaje

Duke Nukem Forever está aquí (en serio)

Por Óscar Díaz
-

Parece increíble, pero tenemos datos para afirmar que Duke Nukem Forever va a llegar a las tiendas. Incluso nos han facilitado una fecha, otra más, pero una que dicen es definitiva, el 10 de junio de 2011. Un día en que comenzaremos a participar de la Historia, sí, con hache mayúscula. La de los videojuegos. Un dato que nuestros nietos se aprenderán junto a los nombres de los océanos y el inicio de la revolución francesa. El Duke vuelve…

Para confirmarlo, de una vez por todas, hemos entrevistado al presidente de Gearbox Interactive. Los mismos valientes que tomaron el relevo de 3D Realms en el desarrollo de Duke Nukem Forever, después de darnos un excelente Borderlands. Curiosamente, entre sus filas hay quien participó en los primeros juegos con Duke de protagonista y, a la postre, los responsables de recoger lo que había del último título de la saga y construir un juego que pudiera llegar, algún día, a nuestras manos.

Unos cuantos Call of Duty al servicio de Duke

Hemos probado el modo historia y el multijugador de Duke Nukem Forever. Muchas horas que nos han dejado saborear la esencia que ya nos cautivó, a muchos, hace más de una década. Sabemos lo que ha pasado durante los últimos doce años, en el mundo virtual y en el real. En el juego, Duke es toda una estrella que ha esperado mucho para tener su vida en forma de videojuego. Igual que nos ha pasado a nosotros, en la realidad. Esto ya nos pone sobre aviso. Podemos esperar cientos de guiños que se han recogido en todo este tipo de desarrollo, con referencias a otros juegos, a la propia saga de Duke Nukem, a actores y políticos… hay críticas a la sociedad y, entre 3DRealms y Gearbox, parece que se ríen de todo… a medias con quien se ponga a los mandos de Duke.

Pero como no todo es felicidad y éxito en la vida, a Duke le surgen algunos problemas. Desde su ático, sobre su casino y hotel de Las Vegas, ve que los alienígenas vienen con la invasión por bandera. Eso sí, después de engañar al mismísimo presidente y hacer cenizas el imperio que tanto le ha costado crear a nuestro héroe. Vamos, que Duke no se lo va a tomar bien y… llega la hora de patear unos cuantos traseros. Yeah, babe!

Lo de siempre, más grande, bestia y disparatado

El nuevo Duke Nukem se juega de una forma  muy similar al clásico 3D. La vista en primera persona vuelve, aunque se han añadido escenas de vídeo en las que podemos interactuar un poco. Precisamente, el mejor aspecto visual del juego se lo llevan los momentos prediseñados, que son fruto del talento que hay en Gearbox, aunque con mucho respeto a la obra de 3D Realms.

La medida de salud de Duke es su ego. Este se refleja en una barra que crece conforme orinamos, vemos revistas guarras, estampamos heces en los enemigos y paredes, nos miramos al espejo… y la lista de actividades no deja de aumentar conforme se desarrolla la aventura. Así es el ego de Duke, casi infinito.

En cuanto al diseño de escenarios, las alturas no faltan y la sensación es de tener un mundo repleto de detalles. En palabras de Randy Pitchford, presidente de Gearbox, todo se ha creado desde cero, a partir de los diseños heredados de 3D Realms. Todo, excepto los aliens con aspecto de cerdos de dos metros, que aparecen como elementos decorativos y promocionales de la cadena de restaurantes de Duke.

En cuanto a los accesorios, con pulsar un botón pasamos a la Dukevisio. Las gafas de Sol, última tecnología, nos dejan ver a los enemigos que intentan ocultarse de nuestros cañones. Tampoco faltan los encogedores, con los que veremos a los enemigos (y amigos…) con el tamaño justo para aplastarlos con nuestra bota. Eso sí, cuando nos veamos en esa situación, si es temporal, deberemos cuidarnos mucho de no recuperar el tamaño original en espacios demasiado pequeños.

¿Cuánto dura el modo historia de Duke Nukem Forever? Según sus desarrolladores, el equivalente a tres Call of Duty de los últimos. Es decir, prometen unas doce horas o más de acción frenética.

¿Y el multijugador?

Con tan solo ocho jugadores por partida, parece que Duke Nukem Forever nos dará una experiencia muy íntima. Algo que posiblemente varíe en el futuro, al menos en la versión para PC. Eso sí, también está llena de humor y modos a la medida de Duke Nukem. Capture de babe es el que más ha dado que hablar y en él las banderas clásicas se convierten en chicas con faldas de cuadros y medias hasta la rodilla. Cuando nos llevamos a la que tiene el enemigo, pasamos a disparar con una pistola de pernera… de la de la chica. Esta, por su parte, puede entrar en pánico y taparnos los ojos con sus manos, para lo que deberemos darle un cachete y así nos dejará libre el campo de visión. Si tardamos mucho, la cosa será más difícil de solucionar y, si llegamos a nuestro objetivo, podremos puntuar.

Del catálogo de armas hay mucho que contar, no sólo por la variedad, sino por la forma en que vamos a causar bajas online. Desde los puños y una pistola básica, una 1911 clásica, hasta lanzamisiles de gran potencia y de repetición, una efectiva railgun con mira, bolas reductoras, cañones de rayos hechos en otro planeta, ametralladoras de tres cañones, congeladoras, minas, bombas con detonador… vamos, todo un arsenal a la altura del héroe.

El tamaño de los niveles varía poco, sin grandes extensiones como en otros juegos, pero con varias alturas para hacerlos más interesantes. Al haber tan pocos participantes por partida, resulta obvio que no podíamos enfrentarnos a algo descomunal, como en los Battlefield y otros.

Pero como en el modo historia, la gracia está en las situaciones que nos vamos a encontrar y la imaginación sin límites de los responsables de Duke Nukem Forever. Con una cocina llena de microondas, lavavajillas, conductos de aire y todo tipo de utensilios peligrosos, tener el tamaño de una hamburguesa es sinónimo de diversión. Podremos saltar de una paleta de cocina a otra o subirnos a lo más alto de una cocina, en la que no faltan figuras de acción de Duke, para preparar los frags más espectaculares. El menú está servido.

También vuelven clásicos como el primer nivel de Duke Nukem Forever, con su cine y zonas secretas. Y la lista sigue, con escenarios en los que los aliens se han hecho fuertes, como una estación eléctrica en la que una criatura nos abre su interior para que saltemos de un lado a otro y acabemos con el equipo contrario o, en deathmatch, con todos los demás jugadores.

Como se ha convertido en costumbre, también tenemos complementos que adquirir y desbloquear en nuestras partidas. Estos se unirán a nuestro guardarropa y así podremos distinguirnos mejor en las partidas multijugador. No falta el humor, tampoco aquí, como en el resto de Duke Nukem Forever. Pero, bueno, aún estamos a tiempo para que se retrase una vez más… pero, tranquilos, que hay hasta quien piensa en Duke Nukem Fivever… y eso sólo es sinónimo de que este episodio está a punto de ser historia.

Lecturas recomendadas