Reportaje

E3 2012: impresiones de Forza Horizon

Por Óscar Díaz
-

En la conferencia de Microsoft, durante el E3 2012, hubo pocos protagonistas, pero Forza Horizon se merece serlo por mucho más que tener un título conocido.

Este E3 2012 se ha caracterizado por tener algunas conferencias un tanto conservadoras, pero entre lo que ya se esperaba destacan títulos como Forza Horizon. Un cambio de rumbo para una franquicia que lleva con nosotros desde la primera generación de Xbox y que, desde ahora, alternará los estudios Turn10 con PlayGround Games.

Un salto de calidad gráfica para la saga Forza

Lo que hemos probado es una demo, de cara al público, y la versión completa, a puerta cerrada. Ambas demuestran que el nivel técnico brilla por encima de cualquier otro título de conducción para Xbox 360. Sí, se aprecia un salto de calidad gráfica, con más efectos que en ningún Forza anterior. Eso sí, tantas cosas en pantalla, un mundo abierto y coches detallados al máximo tienen un precio. Forza Horizon funciona a 30 imágenes por segundo constantes o, al menos, eso es lo que nos han contado sus desarrolladores. Un dato que se vuelve anecdótico frente a la retahíla de cifras que vienen después.

Cada segundo se recogen 60 muestras desde el gamepad. Esto hace que el tiempo de reacción ante nuestros movimientos sea mínimo, con un aire que recuerda mucho a la serie Motorsport. Además, al igual que sucede con la cuarta entrega de este, la física y muchos de los datos que influyen en la conducción se calculan más de 360 veces por segundo. El resultado es un juego que se maneja de una forma muy parecida a los que ya conocemos, pero que entra por los ojos como ninguno de los anteriores.

Los coches vuelven a ser los protagonistas, como es propio en la saga desarrollada por Turn10. Sin embargo, ahí acaban las similitudes. Forza Horizon nos lleva al estado de Colorado, camino a un festival lleno de música, gente y coches de ensueño. Justo lo que parecen pedir las nuevas generaciones, que ven simuladores como Motorsport como algo aburrido o complicado. Lo que tampoco se deja de lado es la sensación única de conducir cada modelo, que diferenciamos desde la primera curva en unas salidas de lo más espectaculares, quemando rueda.

Variedad a tope en los vehículos

El catálogo de vehículos promete hacer la competencia a los que hay en Forza Motorsport 4, aunque ya está confirmado que veremos descargas de contenidos posteriores a su llegada. Estos incluirán modelos reales, con un catálogo más variado que el del título de conducción pura. Es decir, tendremos todo terrenos, american muscle, super deportivos italianos y alguna que otra sorpresa.

Un detalle curioso, que hasta ahora sólo sirve de ejemplo, es la inclusión de un Mustang P51. Sí, un avión, aunque nos han dicho que no será posible pilotarlo. Forza Horizon es un juego de coches. La prueba que ha servido de muestra ha sido una carrera al estilo Top Gear, que en este también han aportado su granito de arena. Un Mustang en tierra y otro en el aire, con la obligación de dar la vuelta y llegar a meta. El resultado, en nuestro caso, fue que el avión hizo morder el polvo al coche, pero la cosa cambiará cuando haya logros de por medio en Xbox LIVE.

Preparando un ambicioso modo online

Precisamente, los modos online prometen tener muchas de las características de Forza Motorsport 4. Las casas de subastas, clanes, opciones para la comunidad, competiciones, rankings, desafíos y el modo gato y ratón estarán ahí. Pero aún hay muchos detalles que se guardan en Playground Games, ya que se encuentran enfrascados en desarrollar un apartado muy completo, superior incluso al prometido por Criterion para su Need for Speed Most Wanted.

En líneas generales, lo que ofrece Forza Horizon es un mundo abierto y desenfadado, alejado de las pruebas en circuitos oficiales. Con una variedad de vehículos enorme, que nos permita recorrer sus montañas y valles, atravesar ríos o encontrar rincones secretos, al volante de un todo terreno. También tendrá desafíos en tiempo real, frente a amigos conectados a Xbox LIVE. Recuerda mucho a lo que habíamos soñado para la segunda parte de Test Drive Unlimited y no llegó con este. Algo que tienen presente en Microsoft, porque según nos confirman, también ellos se sintieron decepcionados.

Lecturas recomendadas