Reportaje

E3 2012: probamos Star Wars 1313

Por David Martínez
-

Mucho se venía especulando sobre el próximo juego de la franquicia Star Wars, pero por fin, durante el E3 2012, lo hemos podido ver en una presentación a puerta cerrada, y nos ha dejado con la boca abierta.

No hemos sido los únicos, Star Wars 1313 (que toma su nombre de uno de los niveles subterráneos de Coruscant) era uno de los juegos que más nominaciones a mejor título del E3 coleccionaba en su stand.


Antes de enseñarnos Star Wars 1313, su productor, Peter Nicolai, ha explicado que se trata del primer título de la franquicia en que han colaborado las distintas divisiones de Lucas al máximo. Para brindar una experiencia cinematográfica, se han combinado las técnicas de animación más sofisticadas de Lucasfilm, con sonidos desarrollados por Skywalker Sound y efectos visuales de Industrial Light and Magic.

El resultado es brutal. Después de mostrar sesiones de captura de movimientos con actores reales, hemos visto cómo quedaban en Star Wars 1313, casi como si fuera una película. La introducción de actores en el juego se ha realizado mediante una técnica conocida como performance capture, que permite copiar los movimientos, las expresiones faciales y la voz en una misma sesión, lo que le da una mayor naturalidad.

Por fin estábamos preparados para ver Star Wars 1313

Tras una secuencia de la ciudad de Coruscant, que parecía sacada del Episodio III (pero en tiempo real) conocíamos a los protagonistas: cazarrecompensas del universo Star Wars, armados con todo tipo de gadgets (que podremos configurar a nuestro gusto) y que lucen un comportamiento mucho más adulto y oscuro de lo acostumbrado en la saga.

De hecho, los productores han insistido que Star Wars 1313 tiene un tono gris, sin caballeros Jedi ni sables de luz, con los personajes más despiadados que se han visto en el universo de La Guerra de las Galaxias.


En la demo, los protagonistas llevaban un monstruo enjaulado hasta el nivel 1313, miles de pisos por debajo de la superficie, cuando eran atacados por la nave de otros contrabandistas. La corbeta saltaba en pedazos, mientras un puñado de enemigos, vestidos con piezas reconocibles, como un casco de scout trooper o una máscara como la del general Grievous, abordaban el puente.


Entonces empezaban en Star Wars 1313 los disparos en tercera persona, alternados con un movimiento ágil entre coberturas y golpes cuerpo a cuerpo, como si fuera una versión futurista de Uncharted. Después de eliminar la primera oleada de enemigos, uno de los cazarrecompensas aliados disparaba una cápsula de salvamento como si fuese un proyectil, que impactaba en los propulsores de la nave perseguidora y la dejaba en llamas.


Pero nuestro transporte no estaba mucho mejor, así que los dos héroes tenían que escapar en una secuencia de plataformas trepidante, en la que se iban agarrando a los trozos de los dos transportes que aún se mantenían unidos, para terminar con un salto muy arriesgado, antes de que todo volase por los aires.


Durante los 10 minutos que duraba la partida, todos los miembros de la prensa hemos aguantado la respiración. Es verdad que la mecánica de juego ya se ha visto en otros títulos, pero ninguno tenía una factura técnica tan detallada (en especial la iluminación, las animaciones y los modelos de personajes y escenarios). Para poner en movimiento una secuencia tan espectacular, según sus creadores, han trabajado sobre una estación de desarrollo especialmente preparada por Nvidia, lo que nos hace sospechar que podría tratarse del primer juego "real" que hemos visto para la próxima generación de consolas.

Por supuesto, no se ha confirmado en qué plataformas podría aparecer, y tampoco contamos con fecha de lanzamiento, pero nos ha dado una impresión de cómo podrían ser los primeros juegos en PS4 o Xbox 720.

Lecturas recomendadas