Reportaje

E3 2013: Impresiones de Super Mario 3D World

Por Daniel Quesada
-

Por fin hemos tenido la oportunidad de probar el modo cooperativo de Super Mario World 3D, el nuevo título de plataformas que el intrépido fontanero estrenará en Wii U. ¡Aquí tenéis nuestras primeras impresiones!

El Nintendo Direct que Iwata y compañía prepararon con motivo del E3 2013 nos dejó un gran sabor de boca gracias, en gran medida, al anuncio de nuevos e interesantes títulos para Wii U. Uno de los más destacados fue Super Mario 3D World, un nuevo plataformas que el bigotudo fontanero protagonizará en la consola de sobremesa de Nintendo, y cuyo primer vistazo nos recordó claramente a Super Mario 3D Land de 3DS.

Durante nuestra visita al E3 de Los Ángeles hemos tenido la oportunidad de probar el que seguro será uno de los platos fuertes de Super Mario 3D World: el modo cooperativo para hasta 4 jugadores, y en el que MarioLuigiToad y Peach unen sus fuerzas para multiplicar la diversión.

Wiimote en mano, en nuestra primera partida al modo multijugador de Super Mario 3D World nos hemos pusimos en la piel de Luigi, con el que tuvimos la oportunidad de descubrir algunas de las virtudes que ofrrece el regreso "plataformero" de Mario a Wii U. Y os aseguramos que no son pocas.

Como ya se desprendía en el vídeo presentado durante el Nintendo Direct, el sistema de juego Super Mario 3D World es muy similar al de 3D Land, lo que se traduce en unas fases que apuestan por la diversión más directa y que están pensadas para que podamos avanzar "al vuelo" sin demasiadas complicaciones. Esto propicia que el ritmo de la partida sea siempre muy elevado, algo a lo que contribuye otro de los elementos principales del juego: los disfraces. Además de de los nuevos trajes, ahora es posible portar dos de ellos a la vez, pudiendo vestir uno como "principal" y reservando el segundo para su activación tras recibir un golpe. 

El disfraz de gato fue la estrella absoluta durante nuestra primera toma de contacto con Super Mario 3D World. Cuando nos vestimos de felino adquirimos la habilidad de escalar cualquier pared del escenario para alcanzar plataformas lejanas, así como la de atacar a los enemigos a base de zarpazos. Otro de los disfraces que pudimos probar fue el de "bloque de monedas", que nos permite ganar oro a toda velocidad con cada paso. No es tan divertido ni ofrece tantas posibilidades como el de gato, pero viene genial para forrarse en un momento.

 

Ademas de las habilidades que otorgan los nuevos trajes, otra de las grandes bazas del modo multijugador de Super Mario 3D World es la necesidad de cooperar con nuestros compañeros para superar ciertos obstáculos. Así, en ocasiones necesitamos saltar sobre la espalda de otro jugador para ganar impulso extra, coordinarnos entre todos para superar ciertos puzles en los que, por ejemplo, hay que pulsar todos los bloques al mismo tiempo para conseguir un objeto. Las variantes son elevadas y proponen retos de lo más divertidos.

Respecto a al apartado visual, la estética del nuevo juego de Mario recuerda enormemente a la de Super Mario 3D Land, con unos escenarios muy coloridos como principales protagonistas, lo que hace que todo tenga un espíritu mucho muy alegre pero que, técnicamente, su aspecto no resulte tan espectacular como en los Mario Galaxy.  

Y esto es todo lo que dio de sí nuestro primer encuentro con el modo cooperativo de Super Mario World para Wii U, y con el que Mario vuelve a demostrarnos -una vez más- que sigue en plena forma. 

Lecturas recomendadas