Reportaje

E3 2013: Impresiones de Titanfall

Por Daniel Acal
-

Ya había ganas de ver lo que estaban preparando Jason West y Vince Zampella bajo su nuevo sello Respawn Entertaintment. Como recordaréis, ambos creativos son los creadores de la franquicia Call of Duty que tuvieron que salir tarifando de Infinity Ward tras algunas diferencias irreconciliables con Activision...

Titanfall fue el juego elegido para cerrar la conferencia de Microsoft. El primer juego de Respawn Entertaintment tuvo el inmenso honor (y la gran responsabilidad) de recoger el testigo del Jefe Maestro al ser el siguiente juego en salir a escena tras el emocionante teaser del nuevo Halo. Y lo cierto es que no defraudó. Vince Zampella, el CEO de la compañía, ejerció de maestro de ceremonias en la puesta de largo de este nuevo shooter subjetivo, concretamente de uno de sus modos multijugador.

Lo primero que se nos vino a la cabeza al ver las primeras escenas in-game de Titalfall es Call of Duty, pues el estilo de juego, la acción dinámica, la puntuación por muertes y demás recuerda enormemente al título de Activision, como no podía ser de otra manera. Y es que este juego ha salido de las mentes de los creadores de la franquicia Call of Duty y artífices directos de que está serie ha llegado hasta tan alto y, por añadidura, que los shooters subjetivos de ambientación bélica y moderna hayan sido uno de los géneros predilectos en esta generación. Y para comprobar si también lo van a ser en el next gen, nos acercamos a verlo a puerta cerrada.


La demo a puerta cerrada de Titanfall que nos enseñaron fue la misma que todos pudisteis ver en la conferencia de Microsoft. Jugaron dos integrantes del staff de Respawn en cooperativo a dobles. Lo primero que llamó impresionó fue su potente apartado técnico. El motor gráfico es fluido y detallado. Nos da una idea de lo que puede empezar a hacer la nueva consola de Microsoft.

También nos ha llamado la atención de Titanfall la gran cantidad de cosas que puedes hacer con el Titán, los engendros mecánicos o mechas que dan nombre al juego. Por ejemplo, si tu compañero va montado en uno, puedes subirte a la espalda y disparar desde ella. O si estas montado en el titán, puedes arrancar de su carlinga al piloto de otro de estos mechas, usando para ello la robótica mano de tu titán.

Pero lo que más nos impactó de Titanfall fue la posibilidad de aplastar a los soldados de un puñetazo, como si fueran molestas moscas veraniegas. Muy espectacular y un poquito gore, también. Es otra de las opciones que nos brindarán los titanes, mechas desde ya se postulan como el rasgo más signiticativo del juego y diferenciador con la competencia. Y es que si pensábais que Zampella y West iban a hacer un shooter subjetivo clónico, ya veis que estabais equivocados.

Aunque insistimos, como hemos dicho arriba en Titanfall mporta mucho el sistema de puntuación: recibimos puntos y estos se muestran en pantalla por eliminar soldados o titanes, por alcanzar ciertos puntos del mapa o incluso por ayudar a los aliados. En resumen, nos llevamos una impresión inicial muy positiva del primer juego de Respawn, aunque el desarrollo de las propias batallas propiamente dicho no sea demasiado original. Titanfall llegará a 360, Xbox One y PC en primavera de 2014 y será editado por Electronic Arts.

Lecturas recomendadas