Reportaje

E3 2014: Probamos Sunset Overdrive

Por Daniel Quesada
-

Hemos probado Sunset Overdrive, el nuevo juego de Insomniac Games, que saldrá en exclusiva para Xbox One el próximo 28 de octubre. En un mundo apocalíptico, intentaremos sobrevivir en la ciudad de Sunset City los ataques de los zombies. Nuestro primer contacto con el juego lo hemos vivido en un parque de atracciones. Estas son nuestras impresiones.

No es la primera vez que os hablamos de Sunset Overdrive, pero ahora lo hemos podido probar en el E3. La demo que nos han mostrado se desarrolla en un parque de atracciones, y en ella, lo primero que hemos hecho ha sido personalizar a nuestro personaje con el look más loco que se nos ha ocurrido: gafas de fantasía, zapatillas urbanas, colores estridentes… un sin fin de opciones para crearnos a nuestro gusto.

Al empezar a jugar Sunset Overdrive nos ha recordado un poco a InFamous y Prototype, pero pronto hemos visto que tiene su propia personalidad. Las diferencias las encontramos en la gran agilidad que tiene nuestro personaje, y en que puede utilizar cualquier objeto del escenario para propulsarse hacia arriba o ganar velocidad. Desde un raíl de la montaña rusa puede impulsar hacia arriba, o agarrarse con una mano para ir por debajo del raíl, al estilo de Booker DeWitt en BioShock Infinite. Además, durante el transcurso de estas acciones podemos seguir disparando y golpeando cuerpo a cuerpo a nuestros enemigos.

La sensación que nos ha dado Sunset Overdrive es de fluidez constante, debido sobre todo al buen diseño de los escenarios, en los que todo está pensado para que continuemos moviéndonos y disparando sin parar. Hay un montón de juguetes como sombrillas para rebotar o plataformas de apoyo para saltar más alto, que nos lo permiten.

Por otro lado, también nos hemos encontrado con una gran variedad de armas, en algunos casos muy locas. Las hay que disparan enormes misiles, otras congelantes y otras de fantasía, desde las que, por ejemplo, podemos disparar discos de vinilo. Durante la demo sólo hemos podido probar ocho de las armas, que se seleccionaban mediante un menú radial, que ralentizaba el tiempo de la partida para ayudarnos a elegirlas.

Durante nuestro tiempo de juego, los desarrolladores de Insomniac Games han estado a nuestro lado, y nos han comentado que su mayor motivación a la hora de crear el juego era que fuera tan loco y divertido como fuera posible, ya que se trata de un videojuego y querían aprovechar toda la fantasía que les fuera posible.

En cuanto al apartado técnico, engaña un poco, porque al principio parece que es un juego más. Los modelos no están especialmente detallados, y desde el suelo no se pueden apreciar. Pero al comenzar a saltar y disparar, descubrimos que Sunset Overdrive tiene un gran detallismo en los escenarios y una gran fluidez en el juego. Y, sobre todo, el gran colorido es uno de sus puntos fuertes. La paleta de colores es muy viva y desenfadada: naranjas, azules, rojos… y es muy interesante verlos en movimientos. Además, también ayudan las explosiones y los efectos de fuego.

Por último, los monstruos que hemos visto no eran muy variados. Apenas nos hemos peleado con dos de ellos: unos monstruos llamados “carne de cañón” y un monstruo gigante, muy resistente, que hacía las veces de jefe final. Eso sí, la cantidad de enemigos que salían a atacarnos era enorme.

Lecturas recomendadas