Reportaje

E3 2015: Avance de FIFA 16

Por Rafael Aznar
-

Con el E3 2015 ya en marcha, no podía faltar un avance de FIFA 16, el nuevo simulador futbolístico de EA Sports, que ya hemos podido ver en su versión para PS4, Xbox One y PC, en una presentación celebrada hace unos días en el Santiago Bernabéu. Dado que la base jugable y gráfica de la saga está ya muy asentada, esta vez el estudio canadiense ha apostado por hacer pequeños cambios en todas las líneas del campo, destinados a que los partidos sean más equilibrados y satisfactorios, sin olvidarse del fútbol femenino, que, por fin, hace su debut, con la presencia de doce selecciones nacionales.

La conferencia de Electronic Arts en el E3 2015 ya se ha celebrado, y os traemos un avance de FIFA 16, que ya hemos tenido ocasión de probar, gracias a un evento previo que se celebró hace dos semanas en el Santiago Bernabéu, el mismo día que el Real Madrid presentaba a Rafa Benítez como su nuevo entrenador. Allí, estuvo el productor Sebastián Enrique, que se ha convertido en la cara más visible de la saga desde que ésta dio el salto a la nueva generación, aunque lleva en EA Sports desde 2005, cuando entró para trabajar en FIFA 06, aún en los tiempos de PS2, Gamecube y la primera Xbox. Como quedó patente el año pasado, el estudio está centrado ya en PS4, One y PC, así que todo lo que vamos a contar en lo sucesivo se refiere a esa versión, aunque también habrá versiones para PS3 y 360 (no así para PS Vita y 3DS).

Ésta será la tercera entrega de la saga para las nuevas plataformas. La base jugable viene ya de muy lejos, pero, con esas dos entregas, lo que hizo el estudio fue sentar una nueva base gráfica, merced al uso del motor Ignite. En ese sentido, por las novedades que se anunciaron en la presentación, parece que esta iteración no supondrá ninguna revolución, sino que los esfuerzos se han centrado en refinar diversos elementos, tanto de base técnica como de base jugable, para lograr la experiencia más equilibrada posible.

La santísima trinidad del balompié

Este año, no va a haber innovaciones como pudieran ser en su día el control en 360º o la defensa táctica, pero EA Sports ha planteado cambios en los tres frentes del campo: defensa, centro y ataque. El objetivo es que los partidos se asemejen lo máximo posible a la realidad y que el jugador tenga siempre la sensación de poder influir en todo con el mando.

Los pulimentos más importantes se van a producir en la parcela defensiva, donde se han aplicado hasta veinticinco cambios. Para empezar, se ha aumentado la agilidad defensiva de los jugadores. Si habéis jugado a FIFA 15, sabréis que el sistema de defensa manual tenía un punto engorroso, pues era más fácil regatear que defender, de modo que, si fallábamos una entrada, el defensor tendía a ‘irse de largo’, dando al atacante unos metros de ventaja muy difíciles de recuperar. Pues bien, ahora, gracias a la inclusión de más animaciones, el movimiento de los defensores será más natural, con giros y aceleraciones que permitirán mantener el ritmo del atacante y encimarlo sin quedarse vendido al primer quiebro. Asimismo, se ha mejorado el sistema de segadas, merced a las nuevas animaciones. Por un lado, serán más variadas y podrán cubrir una mayor distancia; por otro, habrá una nueva mecánica que permitirá lanzarse al suelo y levantarse sobre la marcha si vemos que vamos a errar, para no quedarnos vendidos (bastará con pulsar X o cuadrado según estemos iniciando la zancadilla). Del mismo modo, las entradas a los balones que estén botando serán más fáciles de realizar.

También se ha incidido en la defensa colectiva, para que cada equipo se comporte como una unidad a la hora de prever pases y cerrar espacios, sin que cada defensor se encabezone en marcar a un determinado jugador si ve que sus compañeros han dejado un agujero. Igualmente, gracias a las mejoras en la inteligencia artificial, los jugadores preverán de forma más rápida cuándo pueden producirse cambios en la posesión o rebotes, algo importante de cara a montar contragolpes o cubrir espacios.

La entrega del año pasado presentaba entre sus novedades una supuesta mejora de la IA de los porteros, pero el resultado fue desastroso, pues no sólo no eran mejores, sino que realizaban algunas cantadas capaces de enervar a cualquiera. En EA Sports dicen haber tomado nota de este problema, aunque eso habrá que verlo para creerlo. Según comentó Sebastián Enrique en la presentación, el problema más importante se producía en los tiros con parábola, pues había un fallo en la IA que hacía que los porteros, cuando se echaban hacia atrás para coger el balón, no cogieran el balón si, por algún casual, llegaban a meter el cuerpo en la portería. Para FIFA 16, se ha incluido la típica animación que hace que los porteros, si se meten en el arco al coger el balón, exageren el gesto con las manos hacia delante. Asimismo, se han incluido nuevas animaciones de esfuerzo, para que se sienta más la tensión que suele experimentar un guardameta. Habrá que ver cómo funciona todo, porque el problema del año pasado no se reducía a los disparos con parábola vertical, ni mucho menos…

Vinculando la defensa y lo que sería ya el centro del campo, EA Sports ha mejorado la inteligencia a la hora de interceptar pases, ya que, el año pasado, el medio era casi una zona de paso, sin batallas por la posesión. Así, se ha incidido en la agresividad y los atributos de los jugadores, que tendrán una mayor capacidad para cortar pases que, antes, eran demasiado fáciles de realizar. Paralelamente, y entroncando ya con el ataque, se ha introducido un nuevo tipo de pase (el llamado ‘pase con intención’), asociado al botón RB-R1. Se trata de un pase más fuerte de lo normal, para ser preciso en las entregas entre líneas o al hueco.

A la hora de atacar, se ha buscado dar más pie a los “momentos de magia”, en palabras de los desarrolladores. En ese sentido, al margen de algún regate adicional, se ha incluido un sistema para hacer quiebros con el cuerpo, sin tocar el balón, al más puro estilo Messi (de hecho, el estudio realizó una sesión de captura de movimientos con el futbolista argentino). Esos amagos y fintas se harán jugando con los gatillos de regate y aceleración.

Otro aspecto de ataque que se ha remozado son los centros en transición, que serán más dinámicos, gracias a las nuevas trayectorias de los jugadores de cara tanto a poner el balón como a rematar de cabeza. En ese sentido, las carreras no serán ya sólo laterales y será más importante marcar bien los tiempos a la hora de saltar. Finalmente, se ha refinado el sistema de definición a la hora de chutar, gracias a un mejor modelado de cada parte del pie y de su contacto con el balón, lo que se traducirá en nuevas trayectorias y goles más espectaculares.

Adicionalmente, para que los novatos aprendan a jugar o los veteranos descubran nuevas opciones, se ha introducido el llamado FIFA Trainer. Se trata de una opción que, durante los partidos, muestra al lado del jugador que estemos controlando una serie de comandos que podemos activar. Es algo meramente accesorio, una suerte de tutorial dentro de los partidos, pero puede resultar útil. Para aprender cosas nuevas, lo mejor seguirán siendo los juegos de habilidad, que contarán con novedades y que, como siempre, también servirán para amenizar las esperas antes de los partidos.

El ansiado debut del fútbol femenino

Durante este mes de junio, se está celebrando en Canadá el Mundial de fútbol femenino y, precisamente, ésta va a ser la novedad más destacada de FIFA 16, pues habrá doce selecciones nacionales: Estados Unidos, Alemania, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Inglaterra, Italia (la única que no está presente en el Mundial), México, Suecia y, por supuesto, España, con Vero Boquete a la cabeza. Esta posibilidad se venía rumoreando desde hace tiempo, y no es de extrañar, pues, según comentó Sebastián Enrique en la presentación del juego, el primer prototipo se hizo hace ya tres años. Si la inclusión definitiva ha tardado tanto en producirse es porque el estudio quería hacerlo bien y no poner simplemente cabezas de mujeres en cuerpos de hombre, con una jugabilidad equilibrada.

El fútbol femenino será un ente separado dentro del juego, con parámetros estadísticos propios y la imposibilidad de disputar partidos contra equipos masculinos. Doce equipos no son muchos, pero EA Sports se lo ha tomado en serio, haciendo sesiones específicas de captura de movimientos, para que las animaciones sean distintas a las de los chicos. Lo más difícil, en ese sentido, ha sido la optimización de las cabelleras y las coletas, para que resultaran creíbles, según comentó Sebastián Enrique. Tampoco ha sido fácil el escaneo de las caras, por la complejidad logística de tener que esperar a que los equipos pudieran juntarse para hacer las sesiones. En la demo que probamos, se podía disputar un partido entre Estados Unidos y Alemania. En líneas generales, la jugabilidad es muy similar, pero sí que es cierto que se notan pequeñas diferencias.

Limando el motor Ignite

Cuando la serie se estrenó en la nueva generación allá por noviembre de 2013, lo hizo acompañada de Ignite, una nueva tecnología que dio al apartado técnico un plus, para distanciarla de lo que se había visto en PS3 y Xbox 360. Eso trajo consigo cosas como la recreación del exterior de algunos estadios, la adición de recogepelotas en las bandas, el desgaste del césped (esto se introdujo en la entrega del año pasado)… Por lo que hemos visto hasta ahora, parece que las mejoras gráficas de esta nueva entrega se escribirán, principalmente, en un mayor número de animaciones.

Aun así, EA Sports está trabajando para mejorar las texturas de la piel y los ojos de los futbolistas, algo que pudimos comprobar en varias imágenes comparativas de Messi, Cristiano Ronaldo, Hazard y Sterling respecto a cómo lucían el año pasado. Por su parte, el clima ofrecerá una gama más variada, con la incorporación de la niebla y más condiciones de nubosidad, que influirán decisivamente en la iluminación del estadio, según la hora del día. En la presentación, pudimos ver una misma imagen de un jugador sacando un córner, con múltiples condiciones de luz y clima, y la verdad es que las diferencias son notables.

Como suele ser habitual, habrá más detalles gráficos novedosos que contribuirán a dar un mayor realismo. El que más nos ha llamado la atención es el de los árbitros con el spray para marcar la distancia de la barrera en los lanzamientos de falta. También habrá nuevas celebraciones, como las típicas de ir ante una cámara o a abrazarse con los jugadores del banquillo. Asimismo, durante los partidos, los futbolistas seguirán el movimiento del balón tanto con la cabeza como con los ojos de una forma más real, algo que pudimos apreciar en un vídeo en el que se producía un pelotazo a las nubes. La introducción de los partidos también contará con alguna mejora, en forma de rótulos y estadísticas que, por ejemplo, nos mostrarán comparativas entre dos jugadores.

Para conocer más detalles de los modos de juego, habrá que esperar a próximos anuncios. En la presentación, se dijo que habrá novedades para los modos Ultimate Team y Carrera, pero habrá que ver de qué calado son. Nosotros le preguntamos personalmente a Sebastián Enrique si han tomado nota de lo que ha hecho Visual Concepts con el modo Carrera de su saga NBA 2K, que a nosotros nos parece lo mejor que ha visto el género deportivo en años, y nos dijo que no iba a hablar de eso, pero permitidnos dudar que vaya a haber cambios que, realmente, nos hagan sentir como si estuviéramos dentro del mundo del fútbol.

Fútbol continuista y de pequeños detalles

La primera toma de contacto con FIFA 16 nos ha dejado buenas sensaciones. En una saga anual monotemática, es difícil innovar, pero, a pesar de ello, parece que va a haber pequeños cambios para paliar los elementos más problemáticos de la última entrega, que se podrían resumir en la actuación de los porteros y el ritmo de correcalles. Particularmente, nos gusta sobremanera la inclusión del fútbol femenino. Veremos si, en futuros anuncios, hay novedades de calado respecto a los modos de juego propiamente dichos, que es donde más estancada parece estar la saga. La pretemporada no ha hecho más que comenzar, y hay de tiempo hasta el 25 de septiembre.

Lecturas recomendadas