Reportaje

E3 2016 - Avance de ABZÛ

Por Clara Castaño Ruiz
-

En el E3 2016 hemos podido probar el juego ABZÛ, un pequeño título independiente del director de arte de Journey y Flower, que ha despertado nuestro interés entre tantos títulos de renombre. Aquí os contamos nuestras impresiones sobre este título acuático que nos ha dejado maravillados. 

El E3 2016 ha sido una feria llena de títulos importantes y también otros más pequeños que, sin hacer ruido, se han colado entre las grandes sorpresas de la feria. Es el caso de ABZÛ, un título independiente del director creativo de Journey y Flower que se presentó oficialmente en el E3 2014 y que ahora hemos podido probar. Para los que no lo sepáis, ABZÛ es una aventura de exploración en la que destaca su cuidado diseño artístico. Manejando a un buceador tenemos que resolver puzles, recoger artefactos, interactuar con diferentes criaturas marinas y encontrar el camino correcto en las profundidades del océano. Matt Nava, director artístico de Journey y Flower que ahora fundado el estudio Giant Squid, nos guía a través de la demo de ABZÛ. Os contamos nuestra experiencia con esta surrealista y bella aventura. 

Lo primero que nos llamó la atención es que a la hora de sumergirnos en las cristalinas aguas del videojuego no tenemos medidor de aire. Nuestro submarinista no necesita estar controlando el oxigeno de su botella y puede explorar las profundidades con total libertad sin miedo a ahogarse. Nos movemos de forma delicada por el agua, ejecutamos giros, hacemos piruetas y cogemos velocidad para saltar como delfines sobre la superficie. El control es suave y accesible y nos proporciona una experiencia de lo más relajante. Mientras jugamos, Matt Nava nos explica que no quieren hacer de ABZÛ un simulador de submarinismo, es una aventura de exploración. 

 

El mar está habitado por cientos de especies diferentes que reaccionan a nuestros movimientos, siguiendo patrones establecidos. Los más pequeños suelen desplazarse en grupo, mientras que a los grandes podemos agarrarlos y usarlos para desplazarnos a mayor velocidad y les podemos llamar con una especie de emisor de ondas que tenemos en nuestro poder y así, por ejemplo, nos seguirán. Pero, ojo, no todos los peces serán amigables, habrá algunos hostiles. En ABZÛ se ha creado un total ecosistema y a medida que avanzamos vemos como los depredadores se alimentan de los peces más pequeños, es el ciclo de la vida. Como dijo Qui-Gon Jinn en el Episodio I de Star Wars: “Siempre hay un pez más grande” 

 

 

La exploración es el pilar fundamental de ABZÛ y en el mar se esconden cientos de secretos. En la demo que pudimos probar en el E3 2016 descubrimos un pequeño dron enterrado en lo más honda. Al desenterrarlo, el don comenzó a funcionar y empezó a seguirnos a todas partes. Nos vino fenomenal ya que fue alumbrando el camino y destruyendo barreras de coral que nos abrían nuevas zonas. Todo genial, hasta que un tiburón terminó con él. Mientras jugábamos también nos encontramos con una especie de panel que al ser activado liberaba nuevas especies en el mar. 

 

ABZÛ es una experiencia para un sólo jugador que tiene un argumento muy especial. Se narra a través del entorno y es una historia de descubrimiento y exploración personal. Según nos explico Matt, no pretende ser un juego ecologista, pero nos aseguró que después de jugar a ABZÛ nos sentiremos más unidos al océano. La historia no está predefinida y nosotros crearemos nuestro propio camino al hilar los diferentes elementos. Por ejemplo, en la demo descubrimos unas ruinas que escondían unos grabados y éstos nos desvelaron unos acontecimientos que ocurrieron en el pasado. Nosotros encontramos esta ruina, pero puede que otros jugadores no den con ellas. 

 

 

Cuanto más explorábamos, más lugares íbamos descubriendo. Algunos, realmente misteriosos. Artísticamente es brillante y en muchas ocasiones mágico y precioso. Es un juego colorido, vivo, al estilo de Journey, pero en el fondo del mar. La iluminación volumétrica está muy bien implementada y hace que los rayos de sol se filtren sobre la superficie y vayan disminuyendo a medida que vas descendiendo bajo el agua. Realmente da la sensación de que estás buceando hacia las profundidades. 

 

Su apartado artístico es, simplemente, sublime. Cada nuevo escenario que explorábamos nos dejaba boquiabierto por su belleza y la sensación de estar en las profundidades y explorando lo desconocido, es sencillamente increíble. ABZÛ es una experiencia especial en todos los sentidos y que no podemos comparar con nada que hayamos visto antes. Ya nos queda menos para poder disfrutar del juego completo pues estará disponible el próximo 2 de agosto de 2016 para PS4 y PC. 

 

Lecturas recomendadas