Reportaje

E3 2016, God of War para PS4 - Avance

Por
-

God of War para PS4 es, sin duda, uno de los juegos que más están dando que hablar en el E3 2016. ¡Es salvaje desde todos los puntos de vista! Hemos visto a Kratos en movimiento y os explicamos por qué le ha sentado bien un viajecito al norte.

 

Hemos vuelto a ver la demostración que abrió la conferencia de Sony en el E3 2016, pero jugada de otra forma, con algunos minutos extra y, más importante aún, junto a la compañía de un responsable de Sony Santa Monica que nos ha explicado todos y cada uno de los recovecos de la demostración de este nuevo God of War para PS4.


Como ya sabéis, esta entrega cambia la brutalidad de los dioses griegos por el misterio, el hielo y el acero asgardiano de la mitología nórdica. Cory Balrog, director de animación de la primera entrega y director principal de la segunda (para muchos, la mejor de la saga), vuelve a tomar las riendas de la franquicia para contar una historia más personal y muy diferente de lo que nos tiene acostumbrados el Fantasma de Esparta.


Porque, a pesar de los rumores iniciales, God of War para PS4 no es un reboot, sino una continuación de la saga. Kratos conserva la ceniza que le dio el apodo de Fantasma de Esparta, y sus brazos muestran las cicatrices de años y años blandiendo las Espadas del Caos. Esto despierta todo tipo de preguntas, especialmente si conocéis el final de God of War III… Tendremos que esperar para conocer más detalles sobre la historia.

El Fantasma y el "fantasmilla"

Esta nueva entrega, sin embargo, aspira a convertirse en la más diferente y revolucionaria de todos. Y el cambio más obvio se advierte nada más empezar, y es que Kratos ya no es un guerrero solitario y atormentado por la muerte de su familia: ahora, el espartano va acompañado en todo momento por su hijo, cuyo nombre han preferido mantener en secreto (¿quizás para ocultar alguna sorpresa?).


La relación entre padre e hijo será uno de los pilares fundamentales de la aventura, y el propio Cory ha querido imprimir sus sentimientos tras su reciente paternidad. Se trata de una aventura padre/hijo, íntima y personal, que busca hacernos sentir el vínculo entre los dos personajes. La historia será más adulta y seria que nunca, así que os podéis ir olvidando del minijuego sexual en esta entrega.


Pero el hijo de Kratos no es un mero espectador que contempla los combates desde la distancia: nos presta su ayuda disparando flechas a los enemigos, y se ha convertido, en palabras de Cory, en un sustituto de los poderes mágicos de Kratos (como la Ira de Zeus); uno de los botones del mando activa las habilidades del muchacho. En la demostración se pudo apreciar cómo congelaba a varios enemigos con sus flechas, o incluso las piernas del troll para hacer que fuese más fácil derribarlo. Y, por supuesto, estos ataques se pueden combinar con los del propio Kratos para dar lugar a combos devastadores.


Además, el hijo de Kratos ha iniciado su propio camino para convertirse en un gran guerrero (como su padre), y no sólo veremos esta evolución de forma argumental. Al completar ciertas acciones, ganamos puntos de exploración, arquería... Por desgracia, no han entrado en detalles sobre su funcionamiento.

 

 

Además, al completar una determinada tarea, han aparecido en pantallas las palabras ‘Quest Completed’ (aventura completada), como si de una misión opcional se tratase. Todo esto nos hace pensar que God of War podría incluir algún tipo de elemento RPG. Eso sí, sigue siendo una aventura lineal; nada de mundos abiertos.


En ese sentido, Kratos también puede conseguir materiales de cofres y vasijas. En concreto, hemos observado una notificación que avisaba de haber obtenido ‘recurso poco común: acero asgardiano’. Nos han dicho que, efectivamente, habrá algún tipo de sistema de creación de objetos, pero que no podían contarnos nada por ahora.


Otro de los grandes cambios, y uno de los más significativos, es el nuevo ángulo de la cámara. En lugar de las cámaras fijas que siempre buscaban el ángulo más cinemático posible, ahora se sitúa detrás del jugador, a la altura del hombro, y podemos moverla con total libertad en cualquier momento. Esto es especialmente útil para explorar los alrededores y disfrutar de las vistas. También se ha optado por una experiencia sin cortes ni fundidos a negro: las escenas cinemáticas dan lugar al gameplay de forma fluida y viceversa.

Pelea como un vikingo

El sistema de combate se ha adaptado a esta nueva perspectiva, y ahora contamos con nuevas opciones de ataque que lo hacen más profundo y elaborado. De esta forma, intentan librarse de una de las mayores críticas de los juegos originales (“buuuh, ¡te lo puedes pasar machacando cuadrado!”). Aunque conseguirá más armas a lo largo de la aventura, el hacha de Kratos puede utilizarse como arma cuerpo a cuerpo o a distancia, y han puesto especial énfasis en estos ataques para obligarnos a variar a la hora de combatir. Y un detalle curioso: los botones de ataque son ahora los gatillos, y han mencionado la saga Dark Souls como inspiración en este sentido.


Por último, nos han contado que esta entrega prescindirá del multijugador que introdujo God of War: Ascension. Y, para dejarnos tranquilos, nos han confirmado que la demo corría en una PS4 corriente y moliente. Saben que PS4 Neo existe, pero están trabajando con la tecnología original. Y la pregunta del millón: ¿cuándo se pondrá a la venta God of War para PS4? “Nada de fechas, lo sentimos”, fueron las palabras del responsable de Sony Santa Monica.


Tendremos que esperar para conocer más detalles, pero, mientras tanto, podéis tratar de descubrir los secretos que esconde la demo (al parecer, en cierto momento, se puede ver a un personaje muy misterioso…). Kratos ha vuelto... y mejor acompañado que nunca. ¡Brindemos con nuestros cuernos y celebremos su regreso!

Lecturas recomendadas