Far Cry 5 Cartel
Reportaje

E3 2017 - Impresiones de Far Cry 5 tras probarlo en la feria

Por Daniel Quesada
-

Uno de los juegos que más ganas teníamos de probar en este E3 2015 era Far Cry 5, la esperada continuación de esta saga centrada en la lucha contra "tiranos chalados", que en esta ocasión nos lleva a un pueblo perdido de Montana, el cual está dominado por el líder de una secta llamado El Padre.

Hemos tenido ocasión de probarlo durante unos 20 minutos, en una porción similar a lo que vimos en la conferencia de Ubisoft. Teníamos que infiltrarnos en el pueblo para intentar hablar con los pocos que aún no han tenido el seso comido por la secta. Antes de empezar, debíamos elegir qué personaje de apoyo tenemos: un aviador que ataca desde el aire, una francotiradora o un perro que ataca a corta distancia y recoge objetos. Podemos darles órdenes sencillas apuntando con nuestro arma y pulsando la cruceta.

Hablando de armas, en esta demo de Far Cry 5 teníamos desbloqueadas unas cuantas, desde un rifle de asalto hasta una pistola o un bate de béisbol. Además, podemos recoger las armas de los enemigos que derrotemos. Al comienzo de nuestra partida debíamos elegir entre avanzar con sigilo o liarnos a tiros. Como había poco tiempo, avanzamos a las malas y comprobamos la fluidez a la hora de colarnos por ventanas para atacar por sorpresa o aprovechar las zonas explosivas del entorno (como los propios vehículos) para acabar con varios paletos de una vez. Al acabar con todos los enemigos de una zona la liberamos, lo que mejora nuestro medidor de progreso (aún no queda muy claro para qué sirve) y nos da acceso a personajes secundarios con los que conversar para activar misiones o conseguir pistas.

Como con Far Cry 5 estamos en un entorno abierto, podemos acceder a muchas tareas secundarias. Algunas, tan simples y divertidas como ponernos a pescar. 

Al hablar con un piloto, este nos da acceso a su avión para que ataquemos silos enemigos desde el aire. Con él podemos disparar a base de ametralladora o lanzar bombas bajo nosotros (hay una cámara especial para apuntar). Tras hacer explotar los silos nos quedaba una sorpresa más: un avión enemigo se pone a nuestra cola y hemos de maniobrar para hacerlo estallar con nuestros disparos, lo que da pie a una "dog fight" frenética. Una vez le damos para el pelo, acaba la misión.

En estos minutos hemos podido comprobar una calidad gráfica estupenda, con escenarios muy detallados (mola ver los campos moviéndose con el viento) y personajes bastante convincentes en las distancias cortas, todo ello bajo una paleta de colores muy diferente a la que vimos en los dos Far Cry previos. Aquí, los marrones son los que dominan. Eso sí, nos quedamos con las ganas de saber más acerca del Padre, pero sabremos esperar hasta el momento adecuado para seguir repartiendo plomo. Mientras, recordad que estamos recopilando todos los juegos del E3 2017 para vosotros.

Lecturas recomendadas